SECRETOS DEL CORAZÓN

Por: Mario Arango Escobar.

MONTXO ARMENDÁRIZ

Nace en Olleta (Navarra, España) en 1949, desde su época de estudiante se apasiona por el cine, aunque finalmente se decide por ser profesor de electrónica, tarea que alterna con la filmación de pequeñas obras. A comienzos de los años ochenta, se inicia en la realización de sus primeros cortometrajes, con los que obtiene el reconocimiento de sus amigos y esto le motiva para dedicarse por entero al cine.

En 1984, gracias al apoyo financiero de Elías Querejeta, realiza su primer largometraje “Tasio”, que da cuenta sobre los carboneros de Navarra, y donde es posible advertir su interés en mostrarnos el mundo de manera poética y personal.

Su siguiente película sería “27 horas” (1986) en la cual aborda el mundo de la drogadicción juvenil.

En 1990, y nuevamente en compañía de Querejeta, produce “Las cartas de Alou”, donde se nos muestra la situación de los inmigrantes africanos. Con esta película obtiene la Concha de Oro en el Festival de Cine de San Sebastián.

Su siguiente película “Historias de Kronen” (1995) es una película de corte realista, donde nuevamente el director español incursiona en el mundo de la juventud contemporánea.

En 1997, realiza “Secretos del corazón”, ambientada en el entorno rural de España durante los años setenta, y donde nos presenta una cautivante historia, narrada desde la mirada de un niño. Con este film, Armendáriz logra el reconocimiento internacional al ser ganadora del Premio Ángel Azul en el Festival de Berlín, y la nominación a los premios Oscar como mejor película de habla no inglesa.

“Silencio roto” del año 2000, es hasta ahora su última película, en la cual se interesa en mostrar, desde una óptica muy humana, a los maquis (símbolos de la resistencia española, en tiempos de Franco.)

En sus películas, Armendáriz imprime su sello personal: la profundidad con la que aborda historias  cotidianas, y la forma sencilla, y desprejuiciada de su narración. Por esto, quizás su cine es tan cercano al espectador,  tanto es así que éste termina identificándose con sus personajes, con esos fragmentos de vida, llenos de sentimiento, presentes en todas su filmografía.

Por: Mario  Arango Escobar.

SECRETOS DEL CORAZÓN (1997). País: España. Género: Drama. Duración 103’.

Dirección: Montxo Armendáriz. Guión: Montxo Armendáriz. Reparto: Carmelo Gómez, Charo López, Silvia Munt, Vicky Peña, Andoni Erburu, Álvaro Nagore, Joan Valles, Íñigo Garcés, Joan Dalmau, Chete Lera. Música: Bingen Mendizábal. Fotografía: Javier Aguirresarobe.

Durante las vacaciones, Javi y su hermano Juan van de vacaciones a la montaña. Allí Javi se siente atraído por el secreto que oculta una habitación de la casa que siempre permanece cerrada: la sala donde encontraron muerto a su padre. La curiosidad del niño se verá satisfecha y le llevará a un sorprendente descubrimiento.

Algunos de los reconocimientos internacionales:

1997- Festival de Berlín.-Premio Angel Azul a la mejor película europea.
1997.-Festival de Cine de Chicago. Premio Hugo de la Audiencia a la mejor película.
1997- Premios Goya. Mejor dirección artística, mejor actor revelación, nominada como mejor película y mejor dirección.
1997. Premios Ondas- Mejor película.
1997- Premios Oscar. Nominación a la mejor película extranjera.

Anuncios

LA MUCHACHA DEL ARETE DE PERLA

Por: Mario Arango Escobar.

PETER WEBBER

Director de cine oriundo de Gran Bretaña. Cuenta con una amplia trayectoria en el campo del documental, entre los que se destacan numerosos trabajos sobre temas que abarcan desde el compositor Richard Wagner, hasta las criaturas de los mares profundos. Más adelante, pasó a dirigir la controvertida miniserie de Channel Four titulada Men Only, que muestra el descenso al delito y la corrupción de los antes respetables miembros de un equipo de fútbol-sala. En “The Stretford Wives” para la BBC, presentó a Fay Ripley en la historia de una revancha femenina contra los hombres, antes de que se le invitara a dirigir el episodio número 6 de la serie “A dos metros bajo tierra”.

El largometraje con el que Webber debutó en la gran pantalla fue “La muchacha del arete de  perla”, con este filme alcanzó un gran éxito: ganó cinco nominaciones a los premios de la Academia, dos nominaciones a los Globos de Oro y diez nominaciones a los premios BAFTA.
* No se encontraron datos sobre una biografía de este director.

LA MUCHACHA DEL ARETE DE PERLA (2003). Género: Drama-histórico.

Delft, Holanda, 1665. La joven Griet (Scarlett Johansson) entra a servir a casa de Johannes Vermeer. Éste, consciente de la intuición de Griet con la luz y el color, irá introduciéndola poco a poco en el misterioso mundo de su pintura. Griet se rinde cada vez más a los encantos de Vermeer, si bien no puede estar segura de los sentimientos del pintor hacia ella. Finalmente, el maquiavélico Van Ruijven, consciente del grado de intimidad existente entre el maestro y la sirvienta, se las ingenia para que Vermeer reciba el encargo de pintar a Griet sola. El resultado será una de las mayores obras de arte jamás creadas, pero… ¿a qué precio para Griet?

La película es un producto fílmico que no es popular sino intelectual, no busca emociones superficiales sino profundas, y además se da el lujo de hablar de un arte (la pintura) dentro de otro arte (el cine). El filme se basa en el libro homónimo de Tracy Chevalier, que es una novela histórica.  Ambas obras se ubican en la Holanda del siglo XVII, durante el apogeo de la pintura flamenca y holandesa que destaca en la historia del arte por su manejo impresionante de la luz, el claroscuro, cuadros que prefiguran el arte de la fotografía por sus detalles, el manejo magistral de la técnica al óleo, la vida cotidiana como tema central, la profundidad psicológica de los seres humanos en los retratos y otras características temáticas y técnicas de relevancia. Algunos de los pintores de esta época que son mundialmente reconocidos son: Rembrandt, Jan Vermeer, Frans Hals, Pieter de Hooch, Jan Steen, Gerard Ter Borch, Gabriel Metsu…

Pero más allá del ‘romance sublimado’ entre los personajes, el director nos introduce en el proceso creativo de la pintura: la comprensión paulatina de Griet sobre técnica, composición, modelaje, luz, pigmentos y colores va puliendo su intuición y educa de manera natural su sensibilidad. Y, a través de Griet, el público espectador también entiende a la pintura como arte: desde como el artista plástico capta la primera imagen en su cabeza hasta su culminación en el cuadro terminado. En ese sentido, el diálogo extraordinario que el filme establece con sus espectadores es bastante rico y poco usual en el cine contemporáneo.

Algo que destaca en “La muchacha del arete de perla” es el cuidado en la reconstrucción histórica, estudiada hasta el mínimo detalle tanto en lo social como en la recreación de ambientes. Como su base novelística, el filme llena con ‘ficción’ un período de la vida de Jan Vermeer y construye una ‘hipótesis’ sobre la creación del cuadro en particular.  Pero esta ficción, esta hipótesis está cimentada muy sólidamente en la investigación histórica, que brilla en el fondo de la cinta y  aumenta su veracidad.

El director de fotografía Eduardo Serra muestra de diferentes maneras los diferentes mundos, captando los colores oscuros en la planta baja de la casa de Vermeer y ahorrándoselos en el estudio del pintor. Pero sin lugar a dudas, su mayor logro reside en el magistral tratamiento de la luz. Todo el filme está ‘iluminado’ con una luz semejante a la que se ve en los cuadros de Vermeer, y esta reconstrucción precisa de dicha luz hace que el resultado no sea una simple imitación sino que se convierte en una característica artística que permea todo el filme.

De otro lado, Serra, logra de manera muy acertada captar de igual manera el tono cálido que un candil arroja sobre un interior en penumbra, que la luz blanca que penetra por la ventana para incidir en el rostro de la joven Griet, o esos tonos azules que bañan el ambiente nocturno de la casa. Cada uno de los planos está tratado con una minuciosidad y belleza como pocas veces se han visto, con una estudiada composición en la que cada detalle es recogido por la cámara con sutileza y elegancia: el roce de unos dedos, una mirada esquiva, un reflejo en un espejo, la calidad de una tela…, cualquier pequeño detalle nos lleva al siglo XVII holandés y a un mundo de sensibilidad en el que el artista necesitaba de un mecenas para prosperar.

Transcribo a continuación la apreciación el crítico Miguel A. Refoyo: “La muchacha del arete de perla” supone un gratificante encontronazo con la maestría, con la modesta perfección de unos designios artísticos difíciles de apreciar en el cine contemporáneo. La película, coproducida por Reino Unido y Luxemburgo, contiene en su lienzo visual una de las más portentosas puestas en escena de la mano de un Ben van Os que cuida con escrupulosidad cada detalle, con pulcritud exigente y elegante. Virtud que unida a la pericia fotográfica de Serra inciden en la fidelidad a las tonalidades y matices que amparan una ambientación prodigiosa. Pero si algo es destacable en esta preciosa mirada al mundo del arte pictórico además de la fotografía de Eduardo Serra es la extraordinaria interpretación de la joven y auténtica revelación de este año Scarlett Johansson, un prodigio que sublima su talento con una emocionante galería de miradas comedidas, de poderosos mutismos adaptados a un inmenso personaje que la actriz sabe moldear con una actuación descomunal, inalcanzable, de lo mejor que se va a ver este año y que, junto a su notable participación en “Lost in translation”, convierte a esta joven actriz en la esperanza de gloria actoral tan esperada por el apático Hollywood”.

Corre, Lola, Corre

Por: Mario Arango Escobar.

CORRE, LOLA, CORRE (1998). GÉNERO: THRILLER. DURACIÓN: 81´.

Dirección y guión: Tom Tyker. Intérpretes: Franka Potente, Moritz Bleibtreu, Herbert Knaup, Nina Petri, Ludger Pistor. Título original: Lola rennt. País: Alemania. Fotografía: Frank Griebe. Música: Reinhold Heil, Johnny Klimek, Tom Tyker.

Sinopsis: Lola (Franka Potente) es una chica que un día recibe una llamada de su novio Manni, el cual telefonea desde una cabina. El dinero que éste debe entregar urgentemente, lo ha perdido en el metro cuando olvidó la bolsa que contenía los billetes. Ahora sólo le quedan 20 minutos para conseguir 100.000 marcos y entregarlos, o de lo contrario,  deberá pagar con su vida. Lola debe de correr por toda la ciudad en busca del dinero y entregárselo a su novio antes de los 20 minutos.

Una historia de amor del siglo XXI, donde todo es  radicalmente moderno. Con una absorbente música dance de fondo y un guión muy arriesgado, el director inventa y utiliza multitud de recursos y formatos (video, 35 mm, animación) para sumergirnos en la frenética carrera de esta moderna Julieta que, a diferencia de la italiana, no está dispuesta a morir de amor, sino con una actitud vitalista, a afirmar que el amor lo puede todo.

“Corre, Lola, corre” es una película alemana que nos enseña la importancia que tiene cualquier momento, cualquier segundo de nuestra vida.
Rodada con un moderno estilo, cuenta con tres finales. La carrera que Lola realiza compitiendo contra el tiempo por toda la ciudad, es multiplicada por tres, modificando en cada una de las partes un solo segundo en su vida.

Reconocimientos:
Ganó el Premio a la mejor película extranjera de los Indepentent Spirit Award 2000.
Premio del público en el Festival de Cine de Sundance 1999.
Selección oficial en el Festival de Cine de Venecia 1998.

Tom Tykwer

Nació en Wuppertal (Alemania) el 23 de mayo de 1965. Apasionado por el cine, desde los 11 años ya realizaba sus primeras filmaciones en Super-8. En 1988, pasó a encargarse de la programación de las películas de los cines “Movimiento de Berlín”. También se dedicó a la revisión y corrección de guiones y a crear retratos televisivos de varios cineastas. Según cuenta, la primera película que tuvo oportunidad de ver fue “Peter Pan” y desde entonces la idea de poder crear un mundo mágico ha sido el motivo de su inspiración.

Incursiona en el mundo de la dirección con dos cortometrajes: “Because” (1990) y “Epilog” (1992). En 1993, realiza su primer largometraje: “Mortalmente María” (Die Tödliche  Maria) un melodrama amoroso, con marcada influencia de las películas de terror que disfrutó en su juventud. Con este film, Tykwer demostró, en los más exigentes festivales su talento como director.

Sin embargo sería “Lola, corre, Lola” (Lola rennt, 1998), la película que lo hizo conocer internacionalmente. Desde entonces, ha venido construyendo una filmografía donde recurre permanentemente a las nuevas tecnologías, demostrando ser un artista total, y uno de los directores alemanes más vanguardistas del momento.
Su último trabajo, “El perfume, historia de una asesino” (2006) adaptación del libro homónimo de Patrick Süskind, constituye, según el director alemán uno de los retos más interesantes de su carrera.

Filmografía:

1. Perfume: The Story of a Murderer (2006).
2. Paris, je t’aime (2006) (segmento “Faubourg Saint-Denis”).
3. Verdadero (2004).
4. Heaven (2002).
5. “La princesa y el guerrero” (Der Krieger und die Kaiserin, 2000).
6. “Corre, Lola, corre” (1998).
7. “Soñadores” (1997).
8. “Mortalmente María” (1993).
9. “Epilog” (1992).
10. “Because” (1990) nominada al Oscar a mejor película de habla extranjera en 1998.