TODO ESTÁ ILUMINADO

Por: Mario Arango Escobar.

TODO ESTÁ ILUMINADO (2005). Género: Comedia-dramática.

Intérpretes: Elijah Wood, Eugene Hutz, Boris Leskin, Jana Hrabetova. Música: Paul Cantelon. Fotografía: Matthew Libatique.

Sinopsis: El filme cuenta el singular viaje de un muchacho que recibe el encargo de su abuelo de localizar, en la remota Ucrania, el paradero de la persona que le ayudó a escapar del Holocausto nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Lo que empieza como un viaje para reconstruir la historia de una familia bajo las circunstancias más absurdas se convierte en un viaje sorprendentemente significativo con una impactante serie de revelaciones: la importancia del recuerdo,  de los secretos, el legado del Holocausto, el significado de la amistad y, lo que es más importante, del amor.

Durante la primera mitad de la cinta se mantiene un tono de comedia que bordea en la farsa, con el joven Jonathan enfrentando las idiosincrasias de sus anfitriones ucranianos. No obstante, conforme avanza la película, el tono evoluciona de forma sutil pero orgánica, llevándonos a un desenlace devastador, que cierra de forma consistente y creíble la película.
El valor de esta historia es que no es exclusiva de esa cultura; los temas que toca y el mensaje que expresa podrían igualmente aplicarse a los armenios en Turquía, a la tribu Tutsi en Ruanda, o a cualquier otro grupo perseguido injustamente. Y es esta universalidad lo que eleva la sencilla trama a niveles emocionalmente épicos, aunque su forma se mantenga elegantemente íntima.

El trabajo de los actores es perfecto, desde Elijah Wood como el coleccionista hasta Eugene Hutz como el parlanchín traductor. Pero quizás el trabajo actoral más impresionante recae en Boris Leskin como el gruñón abuelo de Alex.
Cuando alguien que hace cine tiene una imaginación desbordante y las ideas bien claras sobre lo que quiere hacer, puede conseguir una película excelente. Liev Schreiber lo ha conseguido en “Everything Is Illuminated”, porque muestra el dolor del separatismo ucraniano de la Unión Soviética y las heridas que este dejó en las personas que lo vivieron, pero sin buscar la lágrima fácil. Todo lo contrario, la película está repleta de momentos divertidos, imágenes bellísimas hasta decir basta y diálogos inteligentes, despertando incómodas y profundas emociones rodeadas de belleza y color, para que duelan menos.

LIEV SCHREIBER

Nació en 1967 en San Francisco, California. Su primer interés fue escribir obras de teatro. Estudió durante un año en la Academia Real de Artes Dramáticas de Inglaterra. En 1992 se licenció en la Escuela Dramática de Yale. Es considerado por muchos como uno de los mejores actores de su generación, destacándose su caracterización de “Enrique V” dirigida por Neil La Bute, o su extraordinario papel en “Hamlet” que tuvo lugar en el Festival Shakesperiano de Nueva York.

En el 2005, Schreiber debutó como director con “Todo está iluminado”, adaptación del best seller de Jonathan Safran Foer. La película es una mezcla de alta comedia y gran tragedia, que narra la historia de un joven judío americano (Elijah Wood) que busca a la mujer que salvó a su abuelo en un pequeño pueblo ucraniano que fue arrasado durante la invasión alemana. Schreiber había leído un extracto en el The New Yorker antes de que la novela fuera publicada y se apresuró a comprar los derechos para escribir el guión.

En la actualidad Schreiber se encuentra en la fase de producción de Amor en los tiempos del cólera, de Mike Newell. En ella interpreta a Otario Thurgot, junto a Javier Bardem y Benjamín Bratt.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s