EL RESPLANDOR

Por: Mario Arango Escobar.

EL RESPLANDOR (1980). Género: Terror Duración: 120’.
Guión: Stanley Kubrick y Diane Johnson, basado en la novela de Stephen King.
Intérpretes: Jack Nicholson (Jack Torrance) Shelley Duvall (Wendy Torrance) Danny Lloyd (Danny Torrance).

Sinopsis: Jack Torrance, escritor aficionado, es contratado por el Hotel Overlook como guarda de invierno. El contrato incluye quedar aislado durante unos seis meses en las montañas, junto a su mujer y su hijo, en un hotel en el que años atrás  ha ocurrió una terrible tragedia: un guarda de invierno perdió la cabeza y asesinó a su familia. La soledad, el fracaso familiar, el pasado, comienzan a modificar la personalidad del escritor…

En materia de cámara, ya desde el principio de la película, Kubrick nos sorprende con el protagonismo que da a la Steady Cam, un mecanismo al que se sacó todo el partido por primera vez en esta película. Este ingenio, que permite una libertad de movimiento total a un operario que lleva la cámara montada con correas al pecho, dio oportunidad de correr, girar por los pasillos, detenerse bruscamente, etc, de una manera que no hubiera sido posible realizar con un carro de travelling
Es muy innovadora la manera de administrar las transiciones entre diferentes secuencias mediante suaves fundidos a negro, mientras que las visiones paranormales se muestran con cortes muy rápidos y bruscos, totalmente inesperados, algo que quizá ya estamos acostumbrados a ver, pero que en este contexto fue toda una imaginativa novedad.
Otro de los grandes atractivos de la película, en realidad, sobre el que está construida completamente la trama, es la actuación. En este sentido, la de Jack Nicholson se recuerda como una de las más memorables

En referencia a la banda sonora, punto ineludible cuanto se habla de Kubrick, el director muestra de nuevo su vasta cultura eligiendo, sin prejuicios, una selección más bien enfocada a la música contemporánea, cuya necesaria frialdad emocional y propiedades percusivas se ajustan, una vez más, como anillo al dedo durante todo el filme: tenemos desde piezas de Bela Bartok, Gyorgy Ligeti o Krzysztof Penderecki a algunos temas de canción romántica, como el que acompaña el tramo final de la película, cargando aún más el enrarecido ambiente del Hotel Överlook.

Se sabe que el rodaje fue tan tenso como tedioso. El director hacía repetir escena tras otra, así salieran bien, en su afán de perfeccionismo y explotar lo mejor de los actores. Shelley Duvall vivió tal grado de estrés que posteriormente tuvo que recibir tratamiento médico.

STANLEY KUBRICK

Nació en Nueva York el 26 de julio de 1928. Hijo de inmigrantes europeos. A los doce años su padre le transmite su pasión por el ajedrez (llegando a ser un consumado especialista, y que para muchos va a reflejarse en su meticulosicad a la hora de dirigir), y a los trece años le regala una cámara fotográfica que motiva su pasión por la imagen.
Cuando contaba 17 años de edad consiguió un trabajo en la revista “Look” como fotógrafo, donde llegó a ser uno de los más prestigiosos. Su foto de portada de un vendedor de periódicos entristecido por la muerte del presidente Rooselvet dio la vuelta al mundo. Trabajó allí durante varios años, viajando por toda América. Todos aquellos viajes le abrieron los ojos al mundo y Kubrick desarrolló una sed de conocimiento.
No pudo entrar en la universidad debido a sus bajas notas. Asistió como estudiante no matriculado a las clases en la Universidad de Columbia  En forma paralela, comenzó a ver mucho cine, en especial el que era proyectado en la Cinemateca del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Es allí donde descubrió a los realizadores que tendría como referente en su obra posterior.

En 1951, rueda su primer cortometraje, “El día de la pelea”, que narra la vida de un boxeador en un día, con el cual logra el sueño de todo realizador primerizo: que su película se exhibiera públicamente, lo que le llenó de satisfacción. Tanto en su siguiente corto, “El padre volador” (1951) como en “Miedo y deseo” (1953) y “El beso del asesino” (1955), sus dos primeros largometrajes, Kubrick se encargó de los rubros técnicos principales. Es decir fue director de fotografía, montajista, guionista, productor y realizador. Su aprendizaje profesional se limitó a las instrucciones sobre el manejo de la cámara  que le dio Bert Zucker, el hombre que le alquiló el equipo de filmación. Es con estos conocimientos cinematográficos y la experiencia acumulada en estos primeros filmes, que Kubrick decidió abordar el cine negro, un género bastante cercano a la cultura popular norteamericana.

Asociado con James B. Harris adaptó la novela Clean Break, de Lionel White, en la película “El Atraco perfecto” (1956) que narra la historia de un fallido asalto al hipódromo por parte de un grupo de verdaderos perdedores. En el más puro estilo del cine negro, y relatado según diversos puntos de vista, Kubrick consigue rozar la perfección de esas películas que se catalogan como “obras maestras”. A partir de esta construcción formal Kubrick muestra ya algunos planteos que le permitirán poner en crisis la escritura clásica desde adentro del sistema.
“Senderos de Gloria” (1957), su siguiente proyecto, surgió a raíz del recuerdo de una novela que había leído en su juventud, Se trata de un alegato antibelicista que, basado en hechos reales, mostraba cómo un oficial francés ordena fusilar a varios soldados para ejemplo de sus compañeros.

“Espartaco” (1960) fue su mayor acercamiento al más anquilosado sistema de estudios. Pero el proyecto no era de Kubrick sino de Kirk Douglas, quien lo  convocó luego del alejamiento del director Anthony Mann. El actor, quien también oficiaba de productor, condicionó de tal manera el trabajo de Kubrick que este último nunca reconoció a la obra como propia. Además de los problemas propios de una producción fuera de su absoluto control, el realizador norteamericano tuvo también problemas con la censura norteamericana.
La primera película británica de Kubrick fue “Lolita” (1962, adaptación literaria de la famosa novela de Vladimir Nabokov) que relata la enfermiza pasión de un profesor maduro por una preadolescente.
“Dr. Strangelove” o “Cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba”. También conocida bajo el título: “Teléfono Rojo: ¿Volamos hacia Moscú?” (1964) su siguiente película, donde plantea la cercana posibilidad de que cualquier demente o caprichoso de turno pudiera desencadenar una guerra atómica. El filme fue un gran riesgo para Kubrick, puesto que el tema nuclear nunca había sido tratado antes en clave de humor. A partir de este momento, Kubrick se instala definitivamente en Gran Bretaña.

En 1968 colaboró con el escritor  Arthur C. Clarke y dirigió “2001: una odisea del espacio”. Esta película se convirtió en objeto de culto y marcó el camino para muchas otras películas del género de la ciencia ficción  que se rodaron a partir de entonces.
En 1971, Kubrick dirige la controvertida y violenta “La naranja mecánica” (1971); basada en el texto de Anthony Burgess, donde nos muestra como la represiva sociedad industrial no logra doblegar, finalmente, la naturaleza violenta de la mente del protagonista.
Sin olvidar nunca su concepción y preparación fotográfica Kubrick afronta el riesgo de rodar “Barry Lindon” (1975) sin luz artificial alguna. Sólo la luz natural y las velas iluminan este fresco del siglo XVIII.

Hubo que esperar algunos años para que Kubrick se situara de nuevo en el centro de atención de todo el mundo, con el filme “El resplandor” (1980) donde aborda una historia de locura y terror, que contó con una gran acogida por parte de la crítica y del público  y que sirvió para confirmar a Jack Nicholson como uno de los actores más histriónicos, pero también más importantes de cine que hay en la actualidad.
Fueron necesarios siete largos años para que su siguiente película estuviese lista: “La chaqueta metálica” (1987).Una cinta ácida y espectacular al mismo tiempo, que se va revalorizando con el paso del tiempo.

Con más de 60 años, Stanley Kubrick termina de rodar la que sería su última película, “Ojos bien cerrados” (1999), un lúcido estudio sobre la sexualidad y la pareja, protagonizada por la entonces pareja sentimental Nicole Kidman y Tom Cruise.
Sus películas consiguieron 12 nominaciones a los Premios Oscar, pero tan sólo una vez la estatuilla: La de los efectos especiales por 2001. La Academia Británica le otorgó el premio al mejor Director por Barry Lyndon y 6 nominaciones más. Los directores americanos le otorgaron el D.W.Griffith en 1997. Dos veces fue nominado en los Globos de Oro y los críticos de Nueva York le premiaron dos veces como mejor director. En 1997, el Festival de Venecia le otorgó el León de Oro por su contribución al mundo del cine
Murió en Hertforshire (Inglaterra) el 7 de marzo de 1999.

Stanley Kubrick  es uno de los maestros con mayúsculas que ha dado la historia del cine hasta nuestros días. Un director que observó incesantemente el mundo de los hombres, criticando y desenmascarando situaciones y personas, sin temor a las consecuencias. En cada una de sus películas se palpa un estilo inconfundible, de precisión milimétrica y un dominio absoluto de la técnica cinematográfica, especialmente de la fotografía. Y es que Kubrick, más allá del cine, fue un intelectual interesado en todas las disciplinas del arte, la ciencia y la sociología, aspectos que encuentran siempre reflejo en la pantalla. Su crítica ácida y mordaz hacia la sociedad y la política y, sobre todo, su carácter enigmático y su gran capacidad para controlarlo todo, hasta el más mínimo detalle de cada película, le convierten en una figura única, irrepetible, casi mítica, sin duda uno de los artistas más importantes del siglo XX.

FILMOGRAFÍA:

Ojos bien cerrados (1999).
La chaqueta metálica (1987).
El resplandor (1980).
Barry Lyndon (1975).
La naranja mecánica (1971).
2001: Una odisea del espacio (1968).
Teléfono rojo. ¿Volamos hacia Moscú? (1964).
Lolita (1962).
Espartaco (1960).
Senderos de gloria (1957).
Atraco perfecto (1956).
El beso del asesino (1955).
Miedo y Deseo (1953).
Padre Volador (documental) (1951).
Día de la pelea (documental) (1950).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s