EL AUTO DE LA COMPASIÓN

Por: Mario Arango Escobar.

EL AUTO DE LA COMPASIÓN (2000). GÉNERO: COMEDIA-DRAMA. DURACIÓN: 104’ PAÍS: BRASIL.

Dirección: Guel Arraes. Guión: Guel Arraes, Adriana Falcão, João Falcão (Obra: Ariano Suassuna. Intérpretes: Matheus Nachtergaele, Selton Mello, Rogério Cardoso, Denise Fraga, Diogo Vilela, Luís Melo, Virginia Cavendish, Bruno Garcia, Enrique Diaz, Maurício Gonçalves. Título original: O Auto da Compadecida. Fotografía: Félix Monti. Música: Sá Grama.

Sinopsis: En el pueblo de Taperoá, desierto de Paraíba, João Grillo (Matheus Nachtergaele) y Chicó (Selton Mello), dos  tipos muy pobres del nordeste de Brasil, van por las calles anunciando “La pasión de Cristo”, la mejor película del mundo.  La sesión es un éxito, pueden ganar unos cuantos dólares, pero la lucha por la supervivencia continúa. Grilo y Chicó  preparan varios planes para conseguir un poco más de dinero. La llegada de la hermosa Rosie, (Virginia Cavendish), hija de Antonio Moraes (Paulo Goulart), despierta la pasión de Chicó. Los planes de los dos, que involucra el matrimonio entre Chicó y Rosie y la posesión de un cerdo de barro lleno de dinero, son interrumpidos por la llegada del bandido Severino y de la muerte de João Grillo. Todos los muertos se encuentran en el juicio final, donde serán juzgados en  el tribunal de las almas por  un Jesús negro (Maurício Gonçalves) y el diablo (Luis Melo). El destino de cada uno de ellos será decidido por la aparición de Nuestra Señora, la Compadecida (Fernanda Montenegro).

El director Guel Arraes cuenta con maestría una historia de Arriano Suassuna, inspirado en escenarios del desierto noreste y en la cultura local. “El auto de la compasión” fue filmado en Cabaceiras, en el desierto de la Paraíba, una ciudad próxima la Taperoá,
La película de Arraes es, sin lugar a dudas, una muestra de la gran calidad del cine brasilero. El director logra un equilibrio perfecto entre el humor negro y la sátira social, para mostrarnos la corrupción de algunas instituciones de la sociedad, no sólo de su país, sino de varios países latinoamericanos. La iglesia, el estado, la policía, quedan expuestas con sus componendas y sus abusos. Un filme muy brasilero, tanto en forma como en contenido; el tema principal, se vuelve universal, al reflejar el mundo contradictorio de los ricos presuntuosos y del pueblo humilde, pero inteligente.

Apoyado en un guión bastante ágil y de extraordinaria factura, el director brasilero logra una divertida historia, que fácilmente llega al espectador más desprevenido. Indudablemente, esto también se debe al selecto elenco que participa en la película, y que reúne a una de las parejas más cómicas en toda la historia del cine brasilero. Matheus Nachtergale, en el papel de João Grillo y Selton Mello, en el papel de Chicó, bordan unas actuaciones excelentes y son el alma de la historia. Cuenta además con la presencia de Fernanda Montenegro, en el papel de la Virgen María y de Marco Manini como el líder de los bandidos. Luis Melo, en el papel del diablo, hace una interpretación memorable.

Pero el verdadero placer de esta película  – y es un placer – se encuentra en cada engaño, en el juego de palabras de los dos protagonistas y en la imaginación de João Grilo en particular. Al mirar  su rostro y su postura causa placer: tiene la cara y la expresión de un estafador que disfruta de la vida. (Cuando otro personaje le defiende, diciendo que mintió durante toda su vida para poder sobrevivir, responde -Juan:  Pero me gustó).

La secuencia suprema de la película ocurre, ya en el final, cuando varios de los personajes son asesinados y llegan al juicio eterno, el diablo, y la Virgen, en presencia del Juez Supremo (un dios negro)  que intercede por sus fieles y quien en última instancia decide el destino de cada uno, con un final sorprendente….

En el apartado técnico, destacar la excelente banda sonora, donde cobra protagonismo la melódica y sensual música brasilera. De otro lado, la fotografía, que además de destacar imágenes bellas, sirve para promover la riqueza geográfica del país carioca.

Nota: “El auto de la compasión”, está basada en una obra de teatro de mediados del siglo XX, parece que muy clásica dentro del teatro brasilero del Nordeste, con su mezcla de drama social y barroco costumbrista. Como su nombre lo indica, se trata de un “auto sacro”, con personajes como Dios (Jesús), el diablo, ángeles, y la madre de Dios.

Sabemos que el auto sacramental es un género dramático típico de la España Imperial. Deriva de las formas del teatro litúrgico y sacro de la Edad Media. Resumiendo la definición, podemos decir que el auto sacramental es una obra dramática, en un acto, de sentido alegórico, y referente al misterio de la Eucaristía. Se representó en las fiestas del Corpus Christi y fue una forma de la expresión católica de la fe, frente a las innovaciones de la reforma luterana. Es, por tanto, a partir de esta época cuando tiene una presencia viva entre los creyentes de la catolicidad.

A pesar de que la exaltación de la eucaristía era el tema central, otros motivos enriquecieron también la nómina de los autos -sagrada cena, vida de santos, episodios del antiguo testamento, parábolas evangélicas, sucesos históricos, incluso asuntos sacados de la mitología.

Era la alegoría el principal recurso con el que se conseguía abundantes personificaciones, además de la plasticidad y los elementos escénicos complementarios; de este modo el pueblo llano y en escenario montado al aire libre y en pleno día, captaba las abstracciones, las ideas puras que aquellos juegos alegóricos encarnaban -el eterno, el hombre, la fé, la gracia, la esperanza, el pecado, la virtud, el vicio, la culpa, etc.-; así pues, este medio didáctico de hacer comprender las esencias religiosas llegó a tener una fuerza considerable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s