UN CUENTO CHINO

Por: Mario Arango Escobar.

UN CUENTO CHINO (2011). GÉNERO: COMEDIA DRAMÁTICA. DURACIÓN: 93’. PAÍS: ARGENTINA.

Dirección y guión: Sebastián Borensztein. Intérpretes: Ricardo Darín, Muriel Santa Ana, Ignacio Huang, Iván Romanelli, Vivian Jaber, Javier Pinto. Fotografía: Rolo Pulpeiro. Música: Lucio Godoy.

Sinopsis: Roberto, un hombre marcado por un duro revés que arruinó y paralizó su vida hace más de veinte años, vive atrincherado frente al mundo y en completa soledad. Sin embargo, un día, se topa con Jun, un chino perdido en Buenos Aires que busca a su tío, ambos comienzan una convivencia forzada sin entenderse el idioma.

Entre lo real y lo verosímil cabe un mundo entero. Una vaca cae del cielo en China y mata a una joven en el instante que su novio le entrega el anillo de compromiso. Tan real, al parecer, como inverosímil… El mundo, pues, da la vuelta, y la cámara se instala en un obvio y enternecedor giro antípoda frente a una ferretería en la capital de Argentina, Buenos Aires.

Del mismo modo que el tiempo, el espacio también convierte la tragedia en comedia. Podemos imaginar lo que sucede cuando en su vida se cuela Jun, el joven chino que ha aterrizado en Buenos Aires casi sin saber cómo, sin hablar ni una palabra de español, abandonado, sin dinero ni paradero conocido pero con hambre. Roberto lo mete en su casa y desde ese momento pelea por librarse de él, por sobrevivir mientras tanto y no dejarse ganar por el afecto que pudiera (no será verdad) empezar a nacer entre los dos. Porque, claro, la absoluta incomunicación que imposibilita el diálogo y la convivencia: dos idiomas, dos carácteres, dos culturas opuestas; se va debilitando y hace nacer algún entendimiento, algún parecido, cierta solidaridad entre dos almas más semejantes de lo que ellos reconocen.

La película transita por momentos de un costumbrismo muy bien hecho, aunque se mueve sin ataduras y juega con otros registros de viñetas fantásticas, con las fantasías del personaje. La fotografía, particularmente su iluminación, no es pareja. Hay secuencias en que los colores no están trabajados con la misma intensidad. Se suceden escenas con tonos muy lavados y opacos versus otras de colorido pleno, como la promocionada secuencia final. Pero, esas imágenes opacas y planas por falta de luz, también son coherentes con la interioridad del personaje y la brillantez plena de colorido, con su evolución posterior.

Existen muchas historias de parejas disparejas pero la gracia reside en la forma de contarlas, para lo que el director se apoya en un guión sin fisuras.
Una película sorprendente, que es a la vez cercana, por lo trágica; y en algunas situaciones por lo cómica, pero tan agridulce, tan real como la vida misma. Una interpretación de Darín extraordinaria, como siempre. Hablando  más con los gestos que con las palabras, y eso es sumamente complejo. Sus silencios son insuperables y cuando habla lo hace mejor todavía, y eso es justamente lo que lo hace, para mí, uno de los mejores actores del reciente cine latinoamericano.

Las demás actuaciones muy buenas todas. Sheng Huang, a pesar de no hablar palabra de español y en parte, debido a ello, claro; se gana el afecto del observador gracias a situarse en un emotivo terreno entre el desamparo y la aceptación sumisa, rendido ante quien humanamente le acoge, aunque parezca ser, por no quedarle más remedio. El personaje de la chica es fantásticamente llevado por Muriel Santa Ana, con una interpretación dulcísima que te atrapa irremisiblemente.

Película aparentemente pequeña y modesta pero muy rica en matices y reflexiones. “Un cuento chino” es una historia universal porque habla de temas tan generales como la soledad, la incomunicación, la solidaridad y la necesidad de afecto, y que al mismo tiempo, es una historia muy argentina porque el personaje principal es un excombatiente de la guerra de las Malvinas con cierta autocrítica social e institucional, algo muy común en una parte de la filmografía argentina. Por otra parte, este cuento supone una hermosa reflexión sobre cómo el azar puede influir de manera determinante en nuestras vidas.

SEBASTIÁN BORENSZTEIN

Nació en 1963, en Buenos Aires (Argentina). Es egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad del Salvador (Argentina).
Sus comienzos fueron como creativo publicitario a mediado de los 80´s. Posteriormente, entre 1988 y 1994, se dedica al trabajo como guionista, productor y director de su propio padre, el prestigioso actor cómico Tato Bores. Con él obtuvo numerosos premios Martín Fierro como guionista y director a nivel nacional e internacional.
En el año 2005, concentró su carrera en el cine, tanto en largometrajes como en cine publicitario.

Su opera prima “La suerte está echada” (2005) de la que es guionista y director, le valió cuantiosos premios internacionales entre ellos el premio Descubrimiento de la Crítica Francesa, en el Festival de Cine Latino de Toulouse (2006), el premio Rail D`Oc otorgado por el mismo festival, el premio al Mejor Guión en el Festival de Cine Latino de Trieste, y el premio del Público en el mismo festival. El filme es una comedia que habla de la suerte, del destino y del afecto de dos medio-hermanos muy diferentes, distanciados durante años y vueltos a unir por su padre, en una circunstancia muy particular.

 Su segundo largometraje llamado “Sin memoria” (2008) es la historia de Beto, un hombre que despierta sin saber dónde está ni recordar nada sobre su pasado.

Un cuento chino (2011) protagonizado por Ricardo Darín, narra la historia de un hombre solitario que se encuentra con un chino que llega en busca de su tío a la ciudad de Buenos Aires y al que le han atracado, el hombre (Darín) decide ayudarle, a pesar de no hablar el mismo idioma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s