LAZOS DE SANGRE

Por: Mario Arango Escobar.

LAZOS DE SANGRE. (2010). GÉNERO: DRAMA. DURACIÓN 100’.

Dirección: Guión: Debra Granik, Anne Rosellini (Novela: Daniel Woodrell) Intérpretes: Jennifer Lawrence, John Hawkes, Lauren Sweetser, Sheryl Lee, Kevin Breznahan, Isaiah Stone, Ashlee Thompson, Shelley Waggener, Garret Dillahunt. Título original: Winter’s Bone. País: Estados Unidos. Fotografía: Michael McDonough. Música: Dickon Hinchliffe.

Sinopsis: Ree Dolly vive en una zona rural de los montes de Missouri. Es una chica de 17 años que tiene que hacerse cargo de su familia en una situación de extrema precariedad. Su padre Jessup, tras salir de la cárcel en libertad condicional, ha desaparecido misteriosamente y, si no aparece, en pocos días perderán la casa donde Ree vive con su madre enferma y sus dos hermanos pequeños. Encontrar a su padre se convierte entonces para la joven en una cuestión vital.

Película de corte independiente, basada en la novela homónima de Daniel Woodrell, que nos sumerge en una cruda historia donde una adolescente debe hacerse cargo de sus dos hermanos menores y de su madre enferma, ya que su padre se halla desaparecido e involucrado en negocios sucios. Se nos presenta un filme serio y sobrio que nos demuestra que la miseria y la pobreza están presentes en lo cotidiano. Por tanto, es un filme realista al extremo, donde nunca se fuerza la credibilidad del espectador y donde se pretende contar una historia conmovedora y sensibilizadora.

Para nada complaciente, y con situaciones agobiantes, la directora maneja 
con maestría los tonos de una historia durísima, que nunca se excede. Con un estilo controlado, sabe contar la odisea de su heroína sin sucumbir al golpe  sentimental, aunque sin renunciar a la poesía. Granik es generosa en el retrato de ambientes y personajes, pero muy astuta en la dosificación y detalles de la trama, sin dejarse ver con claridad, sino sugiriéndose. La historia es obviamente dramática, pero su clima es negro turbio y mantiene un equilibrio muy cinematográfico entre lo que muestra (los tipos y entornos) y lo que elude (las causas del drama), hasta conseguir una conversión dificilísima, lo ordinario en extraordinario: una historia que, en esencia, es habitual en el cine adquiere tonalidades excepcionales y aparece en la pantalla tan original como la vestimenta, el modo de hablar y la ética harapienta del mundo que nos muestra.

Los personajes están muy marcados por el entorno, un lugar donde el sol es escaso, las nubes lo cubren todo, terreno montañoso y gélido, parajes boscosos poblados de granjas decrépitas, plagados de gente violenta, que está anclada en un tiempo pasado, donde solo el más fuerte sobrevive. Debra Granik imprime al relato una fuerza pétrea, con escenas de gran tensión, donde la violencia está en el aire, el frio paisaje talla a los personajes, los hace duros como las rocas de las montañas que los rodean, son gente que no llora, es gente endogámica que rehúyen los cambios. Un filme que nos muestra una América profunda, salvaje y hostil, llena de violencia. Lo curioso del asunto es que dicha violencia surge en gran parte de los personajes femeninos, casi todos excelentemente retratados. Al fin y al cabo, Granik nos habla también del poderoso papel de la mujer en la vida de sus hombres, condicionados en todo momento por esa especie de mano protectora femenina. Los negocios —en este caso, las drogas— son llevados por hombres, pero el orden de las cosas, el mantenimiento moral y emocional de la situación se debe a las mujeres. El filme está lleno de personajes femeninos fascinantes, tan protectores de su mundo, como peligrosos para todo aquel que intente perturbarlo, aún  viniendo de su propio seno.

La puesta en escena magnífica, consiguiendo una atmósfera gélida que  cala los huesos, a lo que ayuda, la hermosa fotografía de Dickon Hinchliffe en tonos apagados y abundantes en grises. Sumado a esto, está la evocadora banda sonora, que resalta el carácter natural y espontáneo de las circunstancias descriptas y hacen del relato algo sólido. Gran parte de la calidad de la obra reside en su sobresaliente labor actoral, encabezada por la que lleva el mayor peso, Jennifer Lawrence una actriz de poderoso carisma que emite sensaciones, dureza, ternura, inseguridad, miedo, amor, cariño, orgullo y sobre todo una determinación a prueba de balas. Traspasa la pantalla con su sobriedad y nulo histrionismo que la hace tan cercana. El otro que es destacable es John Hawkes dando vida al tío de Ree, Teardrop, efectúa un rol excelente, borda un personaje ambiguo que no terminas de saber nunca a que juega, pero lo que transmite es dignidad, es un tipo curtido, Hawkes ostenta una mirada penetrante que maneja de modo prodigioso. Los actores bien parecieran ser las personas comunes y corrientes que interpretan en sus respectivos  roles.

Granik no filma como si quisiera demostrar en cada secuencia que es un genio del cine, pero con su precisión narrativa, su dirección de actores, su mirada libre y durísima, es una de las realizadoras a tener en cuenta para el futuro, sin ninguna duda. En definitiva, una película honesta, que tiene sus raíces en la personalidad de su directora: 
“Estoy fascinada por la vida de otras personas, especialmente cuando sus circunstancias difieren mucho de la mía . Todavía me gusta utilizar actores no profesionales haciendo lo que hacen en la vida ordinaria cada vez que puedo en mis películas”.

En “Lazos de Sangre” hay cine, y cine del grande.

2010: Sundance: Gran Premio del Jurado.

DEBRA GRANIK

Nació en 1963, en Cambridge, Massachusetts (USA). Creció en los suburbios de Washington D.C. y se graduó en ciencias políticas. Estudió dirección cinematográfica en la Universidad de New York, y allí mismo realizó un postgrado en escritura y guión para cine.
En  el año 2004 realizó su primer largometraje “Down to the Bone”, un cuento sobre la adición a las drogas, que le valió varios reconocimientos en su país. “Lazos de Sangre”, su segundo largometraje, realizado en el año 2010, obtuvo el Premio del Jurado en el Festival de Cine de Sundance, además de varias nominaciones a los premios Oscar de ese año. En esta película nos introduce en la historia de una adolescente que debe  asumir el cuidado de su madre enferma y de sus dos hermanos menores, ante la ausencia del padre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s