LAS NIEVES DEL KILIMANJARO

Por: Mario Arango Escobar.

LAS NIEVES DEL KILIMANJARO (2011). GÉNERO: DRAMA. DURACIÓN: 90’. PAÍS: FRANCIA.

Director: Robert Guédiguian. Guión: Robert Guédiguian (Poema: Victor Hugo). Intérpretes: Ariane Ascaride, Jean-Pierre Darroussin, Gérard Meylan. Título original: Les Nieges du Kilimandjaro. Fotografía: Pierre Milon. Música: Pascal Mayer.

Sinopsis: A causa de la crisis económica, la empresa donde trabaja Michel, se ve obligada a despedir a veinte empleados. El sindicato acuerda realizar una rifa para elegir a los hombres que serán despedidos. Michel, representante de los trabajadores, es uno de ellos. Aunque no estaba preparado para el retiro, lo asume con tranquilidad, al igual que su esposa, con la que es feliz. Son marido y mujer desde hace 30 años, y con tal fin celebran su aniversario rodeados de sus hijos, y amigos cercanos, quienes les hacen un especial regalo: un tiquete para viajar al Kilimandjaro. Sin embargo, un hecho inesperado hará que sus planes cambien abruptamente…

Como es habitual en el cine de Guédiguian, caracterizado por su compromiso con los temas sociales, en esta oportunidad centra su mirada en el mundo del trabajo. Para escribir el guión de esta película, se ha inspirado en el poema de Victor Hugo “La gente pobre”. Éste era el título inicial para el filme, que finalmente el director cambió por “Las nieves del Kilimanjaro”, el mismo con el que Henry King adaptó la novela de Ernest Hemingway en 1952. También es el título de una canción de Pascal Danel, muy popular en Francia, que los personajes cantan en la película.

La crítica del cineasta francés, es dura y ácida contra la actual crisis económica mundial, que está afectando principalmente a los jóvenes, pero también enfila baterías para hablarnos de su desconfianza en la clase política. Si bien, el tema central de la historia es mostrarnos los recientes cambios que se han dado en la estructura social en los últimos años, Guédiguian aprovecha también para hablarnos de la solidaridad, el amor y la amistad.

Con base en un guión absolutamente sólido, producto de la madurez de Guédiguian, la película sorprende por su realismo y naturalidad. Por la profunda reflexión que plantea en medio de su sencillez y por el humanismo que permea toda la historia; sin dejar de lado los magníficos toques de humor que posee. Los diálogos, cargados de contenido sirven para reforzar el constante interrogatorio al que el espectador se ve sometido por las situaciones que ocurren en la pantalla.

En cuanto a la música, de una variedad exquisita, contribuye a resaltar ciertos momentos precisos de la película, y darle cierto aire de nostalgia a esta historia que Pierre Milnon ha registrado en fotografía de planos cortos y abiertos.

Sobresalientes las interpretaciones de Ariane Ascaride y Jean Pierre Darrousin encarnando a la pareja protagonista. La manera como construyen unos personajes cercanos al espectador y la naturalidad con la que asumen sus roles nos hace olvidar que en realidad están actuando. Lo mismo puede decirse del resto de secundarios, que contribuyen con sus actuaciones, al tono real, cálido, y fresco del filme. Aquí también, obviamente, está la mano de un director experimentado en la dirección de actores.

Habría que añadir que el director, a través de los dos personajes protagonistas, nos presenta una radiografía perfecta de una generación que disfrutó de los derechos sociales ganados por sus padres y cuyo valor no han sabido trasmitir a sus hijos.

Imperdible el emotivo desenlace de la historia, que apunta a la reconciliación y a la esperanza en un mejor mañana.

“Las nieves del Kilimanjaro” es una película que, no obstante a partir de un planteamiento local, logra, como en casi todo el cine de Guédiguian, erigirse en metáfora de una problemática universal. Un filme y un director realmente imprescindible!

Reconocimientos:

2011: Festival de Cannes: Sección oficial a concurso (sección “Un certain regard”).
2011: Premios Cesar: Nominada a mejor actriz (Ariane Ascaride).                               2011: Premio Lux, otorgado por el Parlamento Europeo. El premio Lux es un galardón cinematográfico establecido por el Parlamento Europeo, en el que los diputados galardonan aquellas películas que ilustren la universalidad de los valores europeos, la diversidad de la cultura europea o traten sobre el proceso de construcción de la Unión Europea.

ROBERT GUÉDIGUIAN

Nació en Marsella (Francia) en 1953. De origen armenio y alemán, creció en el popular barrio de L’Estaque, Marsella. Desde muy joven se interesa en el tema político, y termina estudiando Sociología en la Facultad de Aix-en Prevence. Pronto se desencanta de la militancia política y opta por el cine como una alternativa para expresarse y para comprometerse con los problemas sociales. Considerado uno de los referentes del cine social, ha sido guionista, director y productor de todas sus películas. De su amplia filmografía, he aquí una selección de sus obras más importantes:

“Último verano” (Dernier été, 1981) retrato de un joven obrero en paro, su familia y sus amigos en el barrio marsellés de L’Estaque.
“Rojo sur” (1983) historia de varias generaciones de una familia de inmigrantes que se establece en las afueras de Marsella a principios del siglo XX.                                           “El dinero da la felicidad” (L’argent fait le bonheur, 1993) en un barrio de Marsella conviven familias procedentes de diferentes lugares del Mediterráneo. A causa del desempleo, las drogas, y la delincuencia, los problemas de convivencia son constantes.                   “Marius y Jeannette” (1997) historia de un amor entre un hombre y una mujer de condición humilde, en la mitad de sus vidas.

“La ciudad está tranquila” (La ville est tranquille, 2000) historias singulares que se cruzan en Marsella, y que hablan de las luchas y frustraciones que diariamente deben asumir sus habitantes. “Marie-Jo y sus dos amores” (Marie-Jo et ses 2 amours, 2001) Marie-Jo se debate entre el amor que siente por su marido y por su amante.
“Mi padre es ingeniero” (Mon père est ingénieur, 2004) la historia de un hombre y de una mujer que, desde niños, no pueden vivir el uno sin el otro. Sus respectivas carreras amenazan con separarles, pero no lo permitirán.
“Presidente Mitterrand. El paseante del Champ de Mars” (Le promeneur du champ de Mars, 2005). Esta película narra la historia del fin de un mandato y del fin de una vida, la de François Mitterrand (1916-1996).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s