CONTRATÉ UN ASESINO A SUELDO

Por: Mario Arango Escobar.

CONTRATÉ UN ASESINO A SUELDO (1990). GÉNERO: DRAMA. DURACIÓN: 79’.

Dirección y guión: Aki Kaurismäki. Intépretes: Jean-Pierre Léaud, Margi Clarke, Charlesa Cork, Serge Reggiani, Kenneth Colley, Trevor Bowen, Nicky Tesco, Peter Graves. Título original: I Hired a Contract Killer. País: Finlandia, Reino Unido, Alemania, Francia, Suecia. Fotografía: Timo Salminen. Música: Varios.

Sinopsis: Un modesto hombre es despedido de su empleo. Como consecuencia de ello cae en depresión, y siente que su vida no tiene sentido. Desesperado, intenta en varias oportunidades acabar con su vida; al no tener éxito, decide contratar un asesino para sea él quien haga el trabajo. Sin embargo, cuando todo está pactado con el supuesto asesino, en la vida del fallido suicida aparece una mujer, lo que hace que cambie radicalmente su deseo de morir, pero al parecer es demasiado tarde…

Excepcional trabajo del director finlandés, que en esta oportunidad traslada todo su mundo, sus obsesiones y su acostumbrado pesimismo a Londres. Un Londres, que aquí aparece más gris y más frío que de costumbre. Ciertamente no veremos la capital británica que se nos muestra en las postales turísticas. El entorno de la historia es la zona más sórdida y cochambrosa, el culmen de la decadencia…

El paisaje y las atmósferas que nos presenta Kaurismaki en esta oportunidad están en sintonía con la vida miserable y vacía del personaje principal encarnado por Jean-Pierre Léaud (el mismo de “Los 400 golpes” de Truffaut) que realiza una interpretación asombrosa.

La historia de “Contraté un asesino a sueldo” tiene ecos del cine de Bresson en lo que tiene que ver con la austeridad formal,  con el hieratismo de los personajes y con los escasos diálogos. Kaurismaki nos regala una gran lección sobre la importancia, que en el cine, tienen los silencios (más elocuentes a veces que los diálogos), las miradas, los gestos. Igualmente, es un film donde podemos encontrar el humor áspero, seco y rotundo de Buñuel.

Apoyándose en un guión bastante complejo (del que también es autor), Kaurismaki nos ofrece una historia kafkiana, que construye básicamente con imágenes. Éste, es tal vez, uno de los mayores logros del director, el modo en el que nos cuenta una historia que parece repetirse a lo largo de su filmografía, pero que siempre parece original.

Extraordinaria también resulta la capacidad de Aki para crear ambientaciones precisas, acordes con cada personaje, y ofrecernos información sobre su mundo emocional.

La película es un retrato realista de la soledad del hombre contemporáneo, sin embargo Kaurismaki, con gran habilidad y talento, nos regala momentos del más fino humor. Recordemos por ejemplo las secuencias del intento fallido de suicidio. Y que tal el diálogo entre el protagonista y la florista: “¿Te enamoraste de mis ojos azules?” “¿Son azules?” (Se levanta, camina hasta ella y ve sus ojos de cerca para regresar a su lugar diciendo:) “Sí, son azules. “Un diálogo en el que el director nos hace un guiño, de nuevo, al cine de los maestros: nótese el extraordinario parecido de la vendedora de flores con Kim Novak (protagonista de “Vértigo”).

Otras constantes estéticas de este genial director, que también están presentes en “Contraté un asesino a sueldo” serían por ejemplo: El contraste acusado de luz y color, que produce la sensación de abandono, de soledad. Personajes que bordean la caricatura y el esperpento,  con un marcado carácter hierático, lacónico e “inexpresivo”.  La música, siempre presente, como protagonista de sus historias y un elemento clave para entender el mundo y la desdicha que experimentan los seres de sus relatos. En esta oportunidad, los tangos (Carlos Gardel), el Jazz (Billie Holiday) y el Blues (Ray Brown),  crean la atmósfera perfecta, nostálgica y triste que permea todo el film.

La sátira social, que Kaurismaki nunca deja de lado. Para la muestra, recordar la secuencia del despido del protagonista, en la cual, por quince años de servicio, no recibe más que un reloj que no funciona.

Para finalizar, y después de mirar la filmografía de este director, considero que es importante hablar de las semejanzas entre la obra del cineasta y la del pintor estadounidense Edwar Hopper. Ambos artistas coinciden, a mi manera de ver, en las temáticas que abordan en sus obras.

Tanto Hopper como Kaurismaki se han interesado por la soledad del hombre moderno, realizando una obra realista, en la cual predominan la luz y el color, en contrastes fuertes, lo que magnifica la sensación de abandono. Ambos optan por la creación de atmósferas grises, frías, desprovistas de toda decoración superflua. Sus personajes aparecen aislados en arquitecturas cerradas, inhóspitas.

Para quienes no conocen la obra de Hopper, he aquí algunas de sus pinturas:

1                                                                            2

3                                                                               4 

5                                                                       6

 

7                                                                       8

1- Autómata. 1927. Óleo sobre lienzo. 71.4 x 91.4 cm. Des Moines Art Center. Iowa. Estados Unidos.
2- Compartimiento C, coche 193. 1938. Óleo sobre lienzo. 50.8 x 45.7 cm. Colección IBM Corporation. Armonk. Nueva York. Estados Unidos.
3- Motel en el oeste. 1957. Óleo sobre lienzo. 76.8 x 127.3 cm. Yale University Art Gallery. New Haven. Connecticut. Estados Unidos.
4- Sol matutino. 1952. Óleo sobre lienzo. 71.4 x 101.9 cm. Columbus Museum of Art. Ohio. Estados Unidos.
5- Ventana de hotel. 1956. Óleo sobre lienzo. 101.6 x 139.7 cm. Colección The Forbes Magazine. Nueva York. Estados Unidos.
6- Luz del sol en una cafetería. 1958. Óleo sobre lienzo. 102.2 x 152.7 cm. Yale University Art Gallery. New Haven. Connecticut. Estados Unidos.
7- Intermedio. 1963. Óleo sobre lienzo. 101.6 x 152.4 cm.
8- Habitación de Hotel. 1931. Óleo sobre lienzo. 152,4 x 165,7 cm. Museo Thyssen-Bornemisza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s