EL PUERTO DE LA ESPERANZA

Por: Mario Arango Escobar.

AKI KAURISMÄKI

Nació en 1957 en Orimanttila (Finlandia). Desde muy temprana edad se interesó por el cine. Según sus propias palabras “…lo anotaba todo en mi agenda y veía una media de seis películas diarias”. “Cuando era joven vi una película de Buñuel y eso cambió mi vida: en gran medida yo acabé en este sucio negocio por culpa de Buñuel”.

Su incursión en la dirección data del  año de 1981, cuando en compañía de su hermano Mika, mayor que él, y graduado en la Escuela Universitaria de Cine de Múnich, realiza “El síndrome del lago Saimaa”, una película de tipo documental.

Los dos hermanos Kaurismäki fundaron su propia productora de cine Villealfa, un nombre que homenajea a Jean-Luc Godard por su película “Alphaville”.

Su debut como director independiente ocurre en 1983, con “Crimen y Castigo” adaptación de la novela de Dostoievsky. La historia, trasladada a  Helinski, nos cuenta  como un trabajador de un matadero, se convierte absurdamente en un asesino.

“Kalamari Union” (1985) es una comedia en la cual conocemos la historia de 18 hombres cansados de su vida, 17 de los cuales se llaman Frank.

En el año 1986, realiza “Sombras en el paraíso”. La película narra la relación entre un conductor de un camión de basura y una cajera de un supermercado, a los que la vida ha tratado con gran dureza.

Seis años más tarde, Aki Kaurismäki filmará su primer largometraje de ficción “Hamlet en los negocios” (1987) que es una interpretación muy personal del clásico de Shakespeare.

“Ariel” (1988)  narra la historia de Taisto, un minero que es despedido de su trabajo, al que las circunstancias familiares no ayudan mucho, además se ve involucrado en un asunto por el que es condenado y tendrá que ingresar en prisión.

En 1989, dirige la divertida película satírica “Leningrad Cowboys Go America”, un road movie con tintes surrealistas, teñida por la melancolía y con una buena música de rock, en la que el director se “burla” de sus peculiares personajes así como de Estados Unidos, país por el que los protagonistas emprenden un viaje hacia la anhelada fama.

Al año siguiente en 1990, filma “La muchacha de la fábrica de cerillas”. Historia de una mujer agobiada por la rutina de su trabajo, totalmente carente de afecto, y cuyo único aliciente es encontrar alguien con quien bailar.  (Película presentada en el cineclub).

Con esta película concluye la trilogía del proletariado, de la que también hacen parte “Sombras en el paraíso” y “Ariel”. Dicha trilogía se centra en la figura del trabajador, en las duras condiciones y en una realidad social, terriblemente descarnada aunque no exenta de humor. Los personajes de estos films son trabajadores a los que la vida no sonríe, siempre van en busca de un poco de amor como vehículo para alcanzar la felicidad, pero casi nunca lo logran.

“Contraté a un asesino a sueldo” (1990) es la historia de un suicida frustrado que al no poder acabar con su vida, contrata a un asesino a sueldo para que lo mate. Sin embargo, el hombre se enamora, y decide cambiar los planes, pero ya es demasiado tarde.

“La vida de Bohemia” (1992), basada en la obra de Henry Murger la misma que inspiró a Puccini, su afamada ópera. La historia gira en torno a la amistad que surge entre tres intelectuales en el París de los años noventa. Rodolfo, un pintor albano sin papeles de residencia, Marcel, un escritor y editor de revistas poco afortunado y Schaunard, un compositor posmodernista.

“Agárrate el pañuelo, Tatiana” (1994). La película trata de dos amigos que conocen a dos chicas con las cuales entablan una particular historia de amor. Este es uno de los filmes que mejor definen el cine de Kaurismäki, puesta en escena minimalista, participación de un número limitado de personajes, falta casi absoluta de diálogos, y poniendo a prueba la capacidad expresiva de los actores.

“Total Balaika Show” (1994). Documental musical sobre el grupo finlandés “The Leningrad Cowboys”, protagonistas de dos películas de Kaurismäki: “Leningrad Cowboys Go America” (1989) y “Leningrad Cowboys Meet Moses” (1994).

“Nubes pasajeras” (1996). Historia que aborda la crisis económica y el desempleo. Con esta película Kaurismäki inicia su llamada trilogía de los perdedores. Dicha trilogía la completan “Un hombre sin pasado” y “Luces al atardecer”.

“Juha” (1999). Basado en el clásico de la literatura finlandesa Juha de Juhani Aho (1911) adaptado por Kaurismäki. Un homenaje al cine mudo, en el director muestra su estilo más radical, elimina los diálogos y el color; opta por la sencillez y por la música como espejo de las emociones de los protagonistas.

“Un hombre sin pasado” (2002). Premio del Jurado en el Festival de Cannes. La historia se centra en  un hombre que ha perdido la memoria y que padece una de las mayores tragedias del ser humano que es la soledad. Un ser que se vuelve anónimo por carecer de carnet de identidad y de una cuenta bancaria. Película que ya fue presentada en el cineclub.

“Luces al atardecer” (2006). Consolida y profundiza su reflexión sobre la soledad del ser humano contemporáneo. El protagonista es un guarda de seguridad que embelesado por una atractiva mujer, que trabaja para  la mafia, accede de una manera casi involuntaria a perpetrar un robo. Según Kaurismäki, para esta película se inspiró en la famosa obra de Chaplin “Luces de la ciudad”.

“El puerto de la esperanza” (Le Havre, 2011). Una lúcida mirada al tema de la inmigración en la Europa actual y su falta de solidaridad.

Aki Kaurismäki es el cineasta finlandés más destacado y uno de los directores más importantes del cine contemporáneo. Su estilo sencillo, austero, desprovisto de todo elemento superfluo, tiene un sello personal, único e irrepetible. Estas características de sus films permiten afirmar que su obra se inscribe en el llamado cine de autor.

EL PUERTO DE LA ESPERANZA (2011). GÉNERO: COMEDIA DRÁMATICA. DURACIÓN: 93’. PAÍS: FINLANDIA.

Dirección y guión: Aki Kaurismäki. Intépretes: André Wilms, Kati Outinen, Jean-Pierre Darroussin, Blondin Miguel, Elina Salo, Jean-Pierre Léaud, Evelyne Didil. Título original: Le Havre. Fotografía: Timo Salminen. Música: Varios.

Sinopsis: Marcel Marx es un escritor y bohemio empedernido que abandona París y las ambiciones profesionales, para trasladarse a la ciudad portuaria de El Havre. Allí se ocupa como limpiabotas y lleva una vida sencilla en medio de la gente humilde y de su esposa Arletty. El encuentro casual con Idrissa, un niño inmigrante ilegal, cambiará radicalmente su vida, y la de todos los vecinos del barrio.

La película está rodada en escenarios naturales de El Havre y Calais. La acción dramática transcurre en estas dos regiones, durante el final del invierno  de 2011.

“El puerto de la esperanza” está estructurado como un cuento que con gran dosis de ternura y sencillez se adentra en el tema de la inmigración, y propone una reflexión bastante realista de este fenómeno contemporáneo; desprovista de juicios moralistas y sentimentalismos fáciles. Con un lenguaje que resuma sinceridad y honestidad, la película hace parte de ese realismo que Kaurismäki ha desarrollado a través de toda su filmografía para abordar un tema local, que  por su tratamiento, se hace universal.

En “El puerto de la esperanza”, al igual que en películas anteriores, Kaurismäki despliega una notable capacidad de síntesis que se hace visible en la puesta en escena, en la austeridad de los decorados, en la precisión del montaje, en la parquedad expresiva y en planos de composiciones absolutamente minimalistas.

El director aprovecha de manera muy acertada la fuerza expresiva de actitudes contrastantes, como la solidaridad de las gentes sencillas en oposición  a la insolidaridad de muchos otros. La xenofobia manifiesta contra la aceptación sin reparos, de  la mujer de la panadería, del vendedor de verduras, etc.

Otro elemento importante, desde el punto de vista de la narración, es el que tiene que ver con los sutiles toques de humor, ácidos, llenos de mordacidad, que Kaurismäki aprovecha para asestar una dura crítica a la sociedad, especialmente europea.

Sin renunciar a su estilo, en esta oportunidad nos encontramos con un Kaurismäki más afable y locuaz, que ha consolidado su excelente quehacer cinematográfico, para ofrecernos una película cálida, llena de optimismo y esperanza.

En “El puerto de la esperanza”, el director finés no sólo nos da una lección del mejor cine, sino que además nos hace partícipes de su admiración por el cine de grandes cineastas a los cuales rinde un sentido homenaje: Bresson, Carné, Becker, Truffaut. De igual manera, y como muestra de su gran bagaje cultural, aparecen repetidas muestras de admiración por filósofos, escritores y pensadores como Flaubert, Kafka, Marx.

Como es ya habitual en su cine, Kaurismäki nos deleita con una banda sonora que habla de su exquisito gusto musical. Una magnífica mezcla de melodías clásicas y populares compuesta por tangos (Gardel),  boleros (“Nostalgia”), acordes de obras de J.S Bach, y ritmos contemporáneos que llenan de vivacidad y variedad esta maravillosa obra.

Timo Salminen, encargado nuevamente de la fotografía, se apoya en una cámara generalmente estática, pausada. Los escenarios elegidos son bastante sencillos y austeros. La paleta de colores está compuesta de tonos luminosos, lo que contribuye a la calidez de  las imágenes, que son visualmente muy ricas.

André Wilms (Marcel Marx) y Kati Outinen (Arletty) inmensos como actores., con unas interpretaciones llenas de sobriedad, sin asomo de artificio; a tal punto, que parecen que no actuaran, sino que vivieran sus personajes, y lo hacen básicamente a través de la mirada y de los elocuentes silencios. Excelente la química que logran en la pantalla para conformar esa pareja llena de amor.

Para destacar el plano final, con ese cerezo florecido. Contundente imagen llena de significado y de poesía.

“Le Havre” confirma el gran talento de Aki Kaurismäki y su acertado tratamiento de temas como la inmigración y la injusticia social, y a la vez nos deja una bellísima reflexión sobre la solidaridad y la amistad.

Reconocimientos:

2011: Premios Cesar: 3 nominaciones: Mejor Película, Director y Diseño de Producción.
2011: Premio de la Federación Internacional de Críticos de Cine (FIPRESCI), Festival de Cannes.
2011: Premios del Cine Europeo: 4 nominaciones, incluyendo Mejor Película.
2011: Critics Choice Awards: Nominada a Mejor Película Extranjera.
2011: Satellite Awards: Nominada a Mejor Película Extranjera.
2011: Nominada Premios David di Donatello: Mejor Película de la Unión Europea.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s