DESPUÉS DE USTED

Por: Mario Arango Escobar.

PIERRE SALVADORI

Nació en 1964 en Tunez. Siendo todavía un joven, se traslada a París, donde estudia cine y teatro en el Lycée François Villondon.

Interesado por la escritura, en 1989 escribe su primer guión para cine, que años más tarde daría origen a la película “Blanco disparatado” (Cible émouvante, 1992). Con este primer largometraje, llama la atención del público y de la crítica por su sentido del ritmo y la elegancia en la puesta en escena. La historia habla de un sicario de gran prestigio que adoctrina a un joven en todos los tópicos de su oficio y que a causa de un fallido intento del muchacho por asesinar a una falsificadora, ve cómo su vida queda trastocada.

Su siguiente film “Los aprendices” (Les apprentis), data del año 1995. Se trata de dos hombres sin hogar, que se conocen en un accidente llegando a ser grandes amigos, pero sobre todo, aprenden  a valorar las cosas que realmente son importantes, y que no se obtienen con dinero.

En 1998 escribe y dirige “Como ella respira” (Comme elle respire). La película narra la historia de una mujer mayor que contrata a una joven para que le asista. Ante los rumores de que la anciana es millonaria, la joven se alía con dos delincuentes  para secuestrarla. Uno de ellos termina enamorándose de la víctima.

Posteriormente, realiza “Después de usted” (Après vous, 2004). Es la historia de un camarero que casualmente se interpone en el intento de suicidio de un desconocido. Película que hemos elegido para la discusión en nuestro cineclub.

“Un engaño de lujo” (Hors de prix), película del año 2006, en la cual conocemos la historia de Jean, un camarero de un gran hotel, que se hace pasar como un acaudalado millonario ante Irene, una chica de compañía. Ella, al darse cuenta de quién es en realidad, le rechaza. Finalmente, se reencuentran y terminan enamorándose.

Su último trabajo hasta el momento es “Una dulce mentira” (De vrais mensonges, 2010). Una humilde peluquera recibe una romántica carta de un desconocido. Inicialmente, quiere arrojarla a la basura, pero pronto decide guardarla, y enviársela a su madre, y así tratar de que ella supere la depresión en la que se encuentra tras la muerte de su esposo.

Pierre Salvadori es un director que se caracteriza porque sus films, generalmente de bajo presupuesto, se centran en personajes desplazados o en situaciones marginales que intentan por todos los medios de sobreponerse a su situación y salir adelante. Su mirada sobre ellos está llena de humor y de ternura. En su cine se destacan la amistad y el triunfo de la vida.

DESPUÉS DE USTED

Por: Mario Arango Escobar.

DESPUÉS DE USTED (2003). GÉNERO: COMEDIA. DURACIÓN: 110’. PAÍS: FRANCIA.

Dirección: Pierre Salvadori. Guión: Pierre Salvadori, David Léotard, Benoît Graffin. Intérpretes: Daniel Auteuil, José García, Sandrine Kiberlain, Maryline Canto, Michèle Moretti, Garance Clavel, Fabio Zenoni, Ange Ruzé, Andrée Tainsy. Título original: Après vous. Fotografía: Gilles Henry. Música: Camille Bazbaz.

Sinopsis: Después de culminar su jornada laboral, Antoine, un maître de un restaurante parisino, se dirige a su casa. Casualmente, se da cuenta que un hombre intenta suicidarse, colgándose de un árbol. Sin pensarlo dos veces, acude a salvarle la vida. No obstante, el hombre que quiere morir, se enfurece con Antoine por impedir llevar a cabo sus planes. Presa de sentimientos de culpabilidad, el maitre hará todo lo que esté a su alcance para hacerle la vida más amable al suicida.

Salvadori, apoyándose en un inteligente guión (del que también es coautor) ahonda en la psicología de tres personajes, muy bien definidos, para contarnos una historia sencilla: un hombre que ha roto con su novia, decide terminar con su vida. Sin embargo, antes de que logre su cometido, Antoine (Daniel Auteuil) se interpone en sus planes y logra salvarle la vida. Louis (José García), el frustrado suicida, la emprende contra Antoine, al que hace sentir culpable por devolverlo al tormento que significa su vida.

Intentando que Louis recupere el deseo de vivir y, para mitigar su sentimiento de culpa, Antoine decide ayudarlo. Lo acoge en su casa, le busca empleo en el restaurante, y tratará por todos los medios de que Blanche (Sandrine Kibelain), su novia, le brinde una nueva oportunidad. En este punto la historia tiene un punto de giro, ya que la hasta entonces ordenada y tranquila vida del camarero se verá trastornada cuando conoce a la atractiva Blanche.

Se trata de un planteamiento bastante simple, pero que gracias a la pericia de los guionistas, experimenta unos inesperados giros a lo largo de la película. Si a ello sumamos el acertado equilibrio entre humor y drama, y unas destacadas interpretaciones de los tres personajes principales, podemos afirmar que estamos ante una película, que sin ser una obra maestra, tiene elementos de gran interés.

En el apartado interpretativo sobresale Daniel Auteuil quien nos ofrece una caracterización soberbia, creando un personaje lleno de matices, con una gestualidad y unas miradas que están llenas de significado. Por su parte José García, está muy bien en su papel de frustrado suicida, y la química que establece con Auteuil es clave para que ambos personajes logren convencer.

Palabras de Pierre Salvadori

Daniel Auteuil y José García tienen las cualidades esenciales de los grandes actores: la duda, la capacidad de abandonarse, cierta feminidad, una gran técnica y sentido del ritmo. En cuanto a Sandrine Kiberlain, me encanta filmarla: conozco pocas actrices con tanta intensidad en un registro grave y que al mismo tiempo se sienta cómoda en situaciones de humor, ligeras. Es capaz de decir textos un poco forzados, quizá demasiado elaborados, de una forma increíble, dándoles vida, disimulando el trabajo y la escritura con una exquisita naturalidad. En cuanto al papel de Marilyne Canto, era más difícil, menos marcado. Pero ella lo ha abordado con mucha intuición, imprimiéndole una emoción, un vigor, un punto abrupto que le iba bien a la película y que impedía que las escenas se deslizaran hacia el vodevil.

En este sentido el título original, Après Vous…, es mucho más elocuente ya que abre un juego de palabras que resuena en el comportamiento de los personajes. Puesto que la cuestión sería: ¿quién está después de quién para cada uno de los implicados?

Para lograr esto la decisión de Pierre Salvadori fue la de confeccionar un film ya no de situaciones que se enlazan, determinan o reaccionan unas con otras sino más bien ejecutar un film de personajes. Tomando el actor como materia prima para trabajar, todo el film es una suerte de recorte de una historia amorosa cuyo centro de atención son los encuentros y desencuentros entre personas, figurado en el interior del film a través del reconocimiento de las siluetas y sombras que delatan a Blanche frente a Antoine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s