LA ÚLTIMA PRIMAVERA

Por: Mario Arango Escobar.

CHARLES DANCE

Nació en 1946, en Worcestershire (Reino Unido). Es uno de los actores más destacados y prolíficos de su generación, con una filmografía bastante amplia, que incluye obras como: “Gosford Park” de Robert Altman, “Alien 3” de David Fincher, “Hilary y Jackie” de Anand Tucker, “La piscina” de Francois Ozon, “Amor y muerte” de Woody Allen, Michael Collins de Neil Jordan, así como decenas de prestigiosas series de televisión.

Dance fue miembro de la Royal Shakespeare Company durante mediados y finales de la década de los setenta.

Debuta como guionista y director cinematográfico con “La última primavera” (Ladies in Lavender) del año 2004.

Fue designado como Oficial de la Orden del Imperio Británico (OBE), el 17 de Junio del 2006.

ladies in lavenderLA ÚLTIMA PRIMAVERA (LADIES IN LAVENDER). (2004). GÉNERO: DRAMA. DURACIÓN: 104’. PAÍS: REINO UNIDO.

Dirección y guión: Charles Dance. (Historia: William J. Locke). Intérpretes: Judi Dench, Maggie Smith, Natascha McElhone, Daniel Brühl, Miriam Margolyes, David Warner, Toby Jones, Jack Callow, Clive Russell. Título original: Ladies in Lavender. Fotografía: Peter Biziou. Música: Nigel Hess.

Sinopsis: el film cuenta la historia de dos hermanas, Úrsula (Judi Dench) y Janet (Maggie Smith), cuya tranquila existencia se ve alterada por la inesperada aparición de Andrea, un joven polaco que encuentran inconsciente en la playa.

La película está basada en una novela del escritor William J. Locke, que ocurre a finales de 1936, cuando está a punto de estallar la Segunda Guerra Mundial. La historia transcurre en Cornualles (Gran Bretaña), cuyas costas colindan con el Mar Céltico al norte y al este, y con el Canal de la Mancha al sur.

Dance estructura un guión de gran calidad, donde su talento queda manifiesto en la cuidada construcción de los personajes principales, a los cuales les confiere una gran humanidad, y un mundo interior cargado de sensibilidad. A través de las miradas, de los silencios; descubrimos los sentimientos más profundos, los amores no realizados, o los recuerdos de una juventud pasada.

La historia fluye lentamente, dejando que afloren poco a poco, los sentimientos de las dos mujeres. Sentimientos que se complementan perfectamente. De un lado está Janet, con su pragmatismo y su lógica, que se opone a la actitud ensoñadora y romántica de Úrsula. En el medio, claro, aparece la figura de Andrea, el náufrago violinista. Para Janet, sería el hijo que nunca llegó a concebir, y para su hermana, el amor que jamás pudo encontrar.

Dance demuestra su talento no sólo como guionista, también pone en juego toda su experiencia actoral y toda su sensibilidad para que sus veteranas actrices realicen unas interpretaciones dignas de todo elogio. Judi Dench (Úrsula) y Maggie Smith (Janet) configuran un dúo actoral excepcional, y en la pantalla nos procuran momentos que hablan de dos actrices excepcionales. Por su parte Daniel Brühl (Andrea) y Natascha McElhone (Olga), también dan muestras de un trabajo actoral más que aceptable.

El entorno siempre mágico de la Inglaterra campestre, sirve de escenario perfecto para esta poética historia. El acantilado donde viven las hermanas Widdington, se convierte en un personaje más del film. Destacan, gracias a la prodigiosa fotografía de Peter Biziou, los paisajes marítimos, donde la luz natural es protagonista. Las imágenes, de composiciones muy cuidadas, remiten y evocan los cuadros de los pintores románticos ingleses.

Maravillosa la banda sonora, que acentúa el tono romántico de los escenarios en los cuales sucede la historia. Una historia que bien podría afirmarse, está contada en la sinfonía que, magistralmente interpreta al violín, Andrea. Las canciones, “Fantasy for Violin and Orchesta”,”Olga” y “Méditation from Thaïs, se convierten en momentos culminantes de la película y llegan directo al corazón del espectador.

El trasfondo histórico que presagia la inminencia de la guerra, queda perfectamente expuesto. El director no tiene interés en extenderse en sus detalles, ni ahondar en las sub-tramas, para dar prioridad al tema central: el tratamiento de las emociones y los sentimientos de los personajes principales.

“Ladies in Lavender”, es en definitiva una cálida y sensible historia de amor vivida por dos mujeres mayores. Tema éste que para muchos realizadores, sólo es posible que lo experimenten los jóvenes. ¿Será que el amor tiene edad? ¿Será que una mujer o un hombre mayor no pude enamorarse? Como bien apunta el crítico mexicano Carlos Bonfil: “Lo memorable en la cinta es su melancólica reflexión sobre el tiempo y el desgaste de las energías vitales; sobre las ilusiones románticas condenadas al fracaso, y su tenacidad de supervivencia”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s