MUNDO INJUSTO

Por: Mario Arango Escobar.

FESTIVAL DE CINE SAN SEBASTIÁNFILIPPOS TSITOS

Nació en Atenas (Grecia) en 1966. Estudió Administración de Empresas, y simultáneamente empezó a trabajar en radio y televisión. Fue ayudante de dirección y fotógrafo.

En 1991 viaja a Berlín para estudiar en la Academia Alemana de Cine. Una vez finaliza sus estudios, inicia su carrera como director de programas y cortometrajes para televisión.

Incursiona en el largometraje con “My Sweet Home”, con la cual participó en el Festival de Cine de Berlín. Un grupo de historias tragicómicas que recogen las vivencias de personas que han perdido la esperanza en la vida.

En el año 2009 realiza “Akadimia Platonos”. La xenofobia y la desintegración de la identidad griega son el centro de esta comedia.

“Mundo injusto” (Adikos kosmos) del año 2011, que analizamos en el cineclub.

1322145241_616x350MUNDO INJUSTO/ADIKOS KOSMOS. (2011). GÉNERO: COMEDIA-DRAMA. PAÍS: GRECIA. DURACIÓN: 118’.

Dirección: Filippos Tsitos. Guión: Dora Masklavanou, Filippos Tsitos. Intérpretes: Antonis Kafetzopoulos, Christos Stergioglou, Theodora Tzimou, Minas Hatzisavvas, Yorgos Souxes, Laya Yourgou. Fotografía: Polidefkis Kyrlidis. Música: Jose Van der Schoot.

Sinopsis: comedia dramática que narra las peripecias de Sotiris, un funcionario de policía obsesionado con hacer del mundo un lugar más justo. Un día decide perdonar a todos aquellos pobres para los que la vida es injusta…

Como el más aventajado alumno de Aki Kaurismaki, el director griego nos regala esta magnífica tragicomedia, ambientada en la Grecia de nuestros días. Siguiendo los lineamientos presentes en la cinematografía del finlandés, Tsitos nos introduce en la historia de Sotiris, ese policía que parece agobiado por la vida, y cuya concepción de la justicia es la idea fundamental del film.

El ritmo lento de la película, unos personajes que se comunican más a través de silencios que de palabras, espacios urbanos lúgubres, y una decoración escasa en los espacios interiores, remiten a obras como “Contraté un asesino a sueldo”, “Luces al atardecer” o “Crimen y castigo”, ejemplos del mejor Kaurismaki. Los colores agrisados y fríos, como también lo son del director nórdico, hablan aquí, a mi parecer, de la crisis económica que vive el pueblo griego.

Desde las primeras imágenes que dan inicio al film, se percibe la intención del director a través de las acciones de Sotiris (llenas de un humor absurdo), de ir en contra de un sistema en el cual se ha perdido toda esperanza. Este tono de ironía, y de sátira se mantiene a lo largo del metraje y va ganando en intensidad a medida que la historia avanza.

La atmósfera tristona de la historia está magníficamente reforzada por acordes de piano, igualmente melancólicos, pero de gran belleza, a cargo del compositor Jose Van der Schoot. Al mismo propósito de generar un clima gris, acorde con la vida del policía, sirve una iluminación que llama la atención por su marcado acento teatral.

Con respecto al uso de la cámara, el director griego muestra un marcado interés por la geometría al momento del encuadre, recordemos los frecuentes planos ascendentes o descendentes para mostrarnos el edificio donde viven los protagonistas. Así mismo, deudores de esta casi obsesión, son los bellísimos desplazamientos laterales que nos hacen conocer, desde todos los ángulos, el parque donde los enamorados se encuentran.

En cuanto a los personajes protagónicos. Sobresaliente el trabajo actoral de Antonis Kafetzopoulos, interpretando a un personaje que prácticamente no evoluciona, pero que logra mantener y trasmitir esa actitud de derrota que percibimos en Sotiris. Igualmente, con respecto a Theodora Tzimo, en el papel de la mujer encargada de la limpieza, podemos afirmar que su personaje está interpretado con sobrado talento.

“Un mundo injusto” un hermoso cuento moral que termina con un final lleno de poesía que sugiere un escape imaginario a ese edén representado en la maqueta de la isla, en la que finalmente, se imponen los colores brillantes, y alegres como símbolo de la esperanza…y del posible amor.

Premios:                                                                                                                       2011: Festival de San Sebastián: Mejor director, mejor actor (Antonis Kafetzopo).

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s