LA NOVIA POLACA

Por: Mario Arango Escobar.

220240-300-451-scaleKARIM TRAIDIA

Nació en 1949 en Besbes (Argelia). Estudió sociología en París y se trasladó a Holanda en 1979. En 1991 completó sus estudios en la Academia de Cine y Televisión de los Países Bajos. Desde entonces ha trabajado como cineasta.

Su debut en el largometraje ocurre en 1998 con “La novia polaca” (De poolse bruid), película que analizamos en el cineclub.

Otras de sus realizaciones destacables son:

“Eilandgasten” (2005), una película conformada por varias historias individuales de un grupo de amigos que se reúnen para disfrutar el verano. Este encuentro hará posible que todos compartan sus deseos, miedos y esperanzas.

“El valor de la verdad” (Les diseurs de vérité) (2000), un film que narra, en clave de drama, la persecución política de un periodista en Argelia.

B9949009-4CLA NOVIA POLACA/ DE POOLSE BRUID (1998). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: HOLANDA. DURACIÓN: 89’.

Dirección: Karim Traïdia. Guión: Kees van der Hulst. Intérpretes: Jaap Spijkers, Monic Hendrickx, Rudi Falkenhagen, Roef Ragas, Hakim Traidia, Soraya Traïdia. Fotografía: Jacques Laureys, Daniel Reeves. Música: Fons Merkies.

Sinopsis: una mujer de origen polaco ingresa en Holanda a través de un enlace en este país, que la obliga a prostituirse. Agobiada por el mal trato y las vejaciones a que es sometida, opta por escarparse. Finalmente es encontrada por un campesino que le brinda, además de su casa, protección y cariño.

El inicio de la película nos toma de sorpresa, igual que le ocurre a Henk, un solitario campesino que casualmente encuentra una mujer desnuda, escondida en un árbol de su granja. Se trata de Anna, que cansada de ese mundo oscuro de la prostitución ha escapado de sus “jefes”. Después de reponerse ante semejante encuentro, el hombre toma la mujer en sus brazos y la lleva a su casa; allí, la baña, le cura algunas heridas, y le ofrece amparo.

Henk, que ha vivido solo desde hace muchos años, ofrece a la mujer el pasaje para que pueda retornar a su país de origen, pero ella se niega, y le insiste que le permita quedarse, a cambio de trabajar para él. Los dos desconocidos asumen un pacto de mutua ayuda: ella se encarga de las tareas hogareñas, y él proveerá techo y comida.

Pasados unos días, es notoria la presencia de la mujer, quien con sus cuidados va dejando su huella en el ambiente de la casa que se llena de sutiles y hermosos toques femeninos: un florero en la mesa, un mantel, una comida bien servida. Estos pequeños detalles, que también provienen de Henk, harán que la relación entre éste y Anna evolucione.

La narrativa de la película nos recuerda el cine de Kaurismaki, tan escaso en diálogos, ya que debido a las barreras idiomáticas de los protagonistas no es posible que mantengan una comunicación verbal fluida y deben hacerlo a través de gestos y miradas. A pesar de esta dificultad en la comunicación, Anna y Henk van complementándose, van compartiendo su cotidianidad, y poco a poco, surge entre ellos una hermosa historia de amor.

Pero la economía de recursos no se limita solo a los diálogos, sino que está presente en una puesta en escena completamente austera, similar a la que encontramos en las películas del director finés. Igual sucede con la banda sonora, y particularmente con la música, que está circunscrita a unos pocos momentos de la historia.

Uno de los puntos fuertes de la película que nos ocupa es, sin lugar a dudas, el notable trabajo actoral de Monique Hendrick, en el papel de Anna, en un papel totalmente contenido, que la revela como una actriz de enorme talento. Por su parte, Jaap Spijkers, quien interpreta a Henk, borda su papel de manera magistral, y constituye un logrado complemento para su compañera de escena.

“La novia polaca” es un film sin mayores ambiciones, ni alardes en la utilización de recursos muy sofisticados. Karim Traidia elige contar una historia de una manera muy personal, pero con gran sentido de la narración y nos ofrece una película emotiva, llena de sutilezas, que termina atrapándonos.

No obstante la sencillez y simplicidad de la película, llama la atención la capacidad que tiene para plantear reflexiones muy profundas, sobre el encuentro entre hombres y mujeres que, en base al respeto de sus diferencias, logran construir una relación armónica, llena de amor.

Premios:

1998: Premio de la Crítica en Cannes.                                                                          1998: Globos de oro: Nominada Mejor Película Extranjera.

Anuncios

2 pensamientos en “LA NOVIA POLACA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s