DOS AMANTES

Por: Mario Arango Escobar.

james-grayJAMES GRAY

Nació en 1969 en New York (Estados Unidos). Durante su adolescencia quería ser pintor, sin embargo, después de ver el trabajo de varios cineastas, como Francis Ford Coppola, sus aspiraciones cambiaron, y decidió dedicarse a la realización de películas.

En 1991 se gradúa en la Escuela de Cine y Televisión de la Universidad de California, y en 1994, realiza su primera película, “Cuestión de sangre/Little Odessa”. Es la historia de dos hermanos que hace tiempo no se ven. Por una casualidad de la vida vuelven a encontrarse, e intentan recuperar el tiempo que estuvieron separados. Por este film, Gray fue reconocido como mejor director, al recibir el León de Plata del Festival de Cine de Venecia en 1994.

Su siguiente película, “La otra cara del crimen/ The Yards”. Un ex presidiario, una vez fuera de la cárcel, desea enderezar su vida, pero pronto se convence que empezar de nuevo no es nada fácil. La película fue nominada a la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes.

“La noche es nuestra/ We Own The Night” (2007). Un drama policíaco con ambiente de ciudad, drogas, clubs y mafiosos rusos en la Nueva York de finales de los ochenta.

“Dos amantes /Two lovers” (2008), película que presentamos en el cineclub.

“The Immigrant” (2013). Esta es la historia sobre una inmigrante polaca, separada de su hermana al poco de desembarcar en la Nueva York de los años 20, y que debe buscarse la vida en las calles de Manhattan.

two-lovers-6

twolovers2

DOS AMANTES/TWO LOVERS (2008). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: ESTADOS UNIDOS. DURACIÓN: 100’.

Dirección: James Gray. Guión: James Gray, Ric Menello. Intérpretes: Joaquin Phoenix, Gwyneth Paltrow, Vinessa Shaw, Isabella Rossellini, Elias Koteas, Moni Moshonov, Bob Ari, John Ortiz, Julie Budd. Fotografía: Joaquín Baca-Asay. Música: Varios.

Sinopsis: Después de intentar poner fin a su vida, como consecuencia del abandono de su novia, Leonard, un joven con serios problemas emocionales, regresa a la casa de sus padres. Mientras busca su recuperación, entran en su vida dos mujeres completamente antagónicas  en medio de las cuales Leonard tendrá que elegir…

James Gray, fiel a sus obsesiones, que marcan toda su filmografía, nuevamente indaga en la problemática de las relaciones familiares. En esta oportunidad, el referente que le sirve para escribir la historia de “Dos amantes”, es la novela de Dostoievski, Noches blancas, y la versión cinematográfica que Luchino Visconti, realizó en 1957. Lo interesante de esta mirada al sempiterno drama romántico, es el sello que el director norteamericano le imprime, al separarse de todos los estereotipos propios del género. Lo que llama la atención de su película no es en sí la historia, sino cómo nos la cuenta.

Estamos ante un drama romántico sui-generis (que apoyado en un guión extraordinariamente bien escrito), huye del relato fácil de unos enamorados y nos ofrece una mirada realista, quizás descarnada sobre el amor.

Con una narrativa que evoca el más puro cine clásico de la época dorada, Gray construye un film que desde su inicio atrapa al espectador. Interés que va en aumento a medida que la trama discurre, para llevarnos a un final de una poderosa contundencia.

Sorprende la forma en la cual Gray, a semejanza de los directores del mejor cine de Hollywood, nos brinda un perfecto y detallado retrato de los personajes. El atormentado Leonard (Joaquin Phoenix) fluctuando en  medio de dos amores antagónicos, de dos mujeres que le atraen por diferentes razones. Una, Michelle (Gwyneth Paltrow), amante del riesgo, de la aventura y de las drogas. Casi inalcanzable, pero que significa  para él escapar a la agobiante protección familiar. La otra, Sandra (Vinessa Shaw), una mujer cálida, que encaja perfectamente en su ámbito familiar, y que sería la esposa y madre abnegada, dispuesta siempre a satisfacer a su marido. La aparición de estas dos mujeres, podría haber significado su redención, pero paradójicamente acentuarán su trastorno bipolar.

Joaquin Phoenix, confirma, una vez más que es uno de los mejores actores del momento, encarnando, de manera real y contenida a Leonard. En cada gesto, en cada frase, deja percibir el dolor y la fragilidad de su personaje. Todo un compendio de buena actuación. En cuanto a Vinessa Shaw y Gwyneth Paltrow, decir que secundan perfectamente a Phoenix, con unas interpretaciones bastante logradas, con lo cual el triángulo amoroso gana en intensidad. Punto aparte merece el personaje de Isabella Rossellini, perfecta en su rol de mamá, vigilante, pero, finalmente comprensiva.

Otro personaje, que también hace parte de otras películas de Gray, es la ciudad de Nueva York, captada en tonos fríos, un tanto lúgubres, que pienso están muy acordes con el tono de la historia.

Impactante la banda sonora, que incluye hermosos temas operísticos como “Cavalleria Risticana” de  Pietro Mascagni y “Elixir de amor” de Donizetti, acertadamente elegidas para potenciar el drama de la película.

El final, imprevisible, absolutamente hermoso, pero demoledor, habla del gran director que es James Gray.

“Dos amantes”, drama que bucea en los insondables mares del amor, de las inseguridades emocionales. Pero también un film que habla acerca de las decisiones que los seres humanos deben tomar en algunos momentos de su vida.

Premios

2008: Cannes: Nominado a la Palma de Oro.

2008: Premios César: Nominada a Mejor Película Extranjera.

Anuncios

UN SECRETO

Por: Mario Arango Escobar.

1333620994_165775_1333621394_noticia_normal

CLAUDE MILLER

Nació en París en 1942. Diplomado del IDHEC (Instituto de Altos Estudios de Cinematografía de Parìs). A partir de 1965 es asistente de Marcel Carné, Robert Bresson, Michel Deville, Jacques Demy y Jean-Luc Godard, y director de producción de Truffaut.

Su primer largometraje, “La mejor manera de andar/La meilleure façon de marcher” (1975), nos introduce en la vida de dos monitores de un campamento infantil. Uno viril y bruto, el otro muy reservado. Un día, Marc sorprende a Philippe vestido de mujer. A partir de ese momento, no dejará de hacerle la vida imposible.

Otras obras importantes de su filmografía son:

“Arresto preventivo/Garde à vue” (1981). En esta cinta, un ilustre notario  lleva una vida tranquila casado con una hermosa mujer. Esta paz se rompe inesperadamente cuando es acusado de haber violado y asesinado a dos niñas.

“Anuncio de muerte/Mortelle randonnée” (1983). Miller cuenta la historia de un detective privado al que asignan un caso teóricamente muy sencillo: unos acaudalados padres desean que investigue a la novia de su hijo. Siguiendo a la pareja, que se ha ido de fin de semana, es testigo del asesinato del joven por parte de la chica; pero, en vez de avisar a la policía, Beauvoir decide seguirla.

En 1992 dirige “La acompañante/L’accompagnatrice”. Esta historia trascurre en el París ocupado por los Nazis, una joven y discreta pianista consigue un trabajo acompañando a una famosa cantante, que está casada con un hombre de negocios, colaborador de los Nazis. A su lado, descubrirá un mundo de traiciones.

Con el film “La clase de nieve/La classe de neige” obtuvo el gran premio del Jurado de Cannes en 1998. Nicolás, un introvertido y frágil estudiante de 12 años, siempre está preocupado por algo, como por ejemplo por accidentes que pueden suceder en el futuro. Cuando su colegio hace un viaje a un parador en una zona nevada, todas sus visiones y pesadillas vuelven a resurgir en su cabeza.

“Un secreto/Un secret” (2007) película que presentamos en el cineclub.

“Thérèse D./Thérèse Desqueyroux” (2012). Inspirada en la novela Thérèse Desqueyroux de François Mauriac. La película transcurre en un entorno burgués y provinciano de los años veinte. Sigue a Thérèse Desqueyroux, una mujer que hará lo que sea necesario para liberarse de las rígidas convenciones de su entorno social.

Claude Miller murió en París en 2012.

un-secret_46040

UN SECRETO/UN SECRET (2007). GÈNERO: DRAMA. PAÍS: FRANCIA. DURACIÒN 100’.

Dirección: Claude Miller. Guión: Claude Miller, Natalie Carter (Novela: Philippe Grimbert). Intérpretes: Cécile de France, Patrick Bruel, Ludivine Sagnier, Julie Depardieu, Mathieu Amalric, Nathalie Boutefeu, Yves Verhoeven, Yves Jacques, Sam Garbarski. Fotografìa: Gérard de Battista. Música: Zbigniew Preisner.

Sinopsis: la película aborda el viaje interior de François, un niño tímido y solitario que al cumplir quince años, conocerá un secreto familiar, celosamente guardado…

Claude Miller adapta la novela autobiográfica del psicoanalista y escritor francés Phillippe Grimbert.

El film recorre tres momentos importantes de la vida personal y familiar de François Grimbert (nombre que el autor de la novela prefirió para la película).

La historia está ambientada en la década de los años cincuenta y está narrada desde el punto de vista del propio Francois. En un primer momento (1955), cuando es un niño. Vemos un primer plano de su figura difusa, mirándose en un espejo. Seguidamente aparece con su madre en una piscina. Todo el mundo a su alrededor parece estar contento, menos él…

Los padres de François son Tania (Cécile de France) una hermosa y atlética campeona de natación y Maxime (Patrick Bruel), fuerte y viril, quien no termina de aceptar el aspecto enclenque de su hijo.

Después de esta introducción, la historia nos lleva a 1986, con una secuencia en blanco y negro, en la que vemos a François, ya adulto (Mathieu Amalric), y convertido en psicólogo infantil.

Luego de saltos temporales entre estas dos etapas, la historia nos sitúa en los tiempos de la ocupación de París por los alemanes. La familia de François vive una experiencia trágica, que cambiará el acontecer de todos sus miembros y hará parte fundamental de  aquel secreto que  François desconoce y que finalmente le será develado por Louise, (Julie Depardieu), su enfermera y amiga. En este momento, la imagen del narrador mirándose a un espejo empañado, adquiere sentido. A partir de esta revelación, el vapor desaparece y François podrá comprender claramente lo sucedido.

Esta estructura narrativa, que Miller utiliza, le confiere a la película un interés adicional, ya que hace que la historia sea impredecible, y además logra capturar muy eficazmente, la atención del espectador.

Otro recurso que está muy integrado a este tipo de narrativa, es el que tiene que ver con el tratamiento del color. Miller altera el tratamiento clásico del color, de tal manera que las imágenes que hacen parte del pasado (o flashbacks, son tratados usualmente en blanco y negro) las vemos en color, y reserva para el tiempo presente el blanco y negro. Esta opción, totalmente estética, le imprime una gran poesía al film.

Como alumno aventajado de François Truffaut,  Miller se acerca al maestro, y con planos a los ojos, las manos y a sutiles gestos de los personajes principales,  nos habla de ellos, ahorrando magistralmente, las palabras y los diálogos.

Espléndida la puesta en escena y la ambientación. Llama especialmente la atención la cuidadosa recreación de época y del vestuario. Capítulo aparte merece la fotografía, que además de lo ya mencionado, recoge con gran realismo y belleza unos ambientes plácidos, llenos de romanticismo.

La banda sonora, a cargo de genial Zbigniew Preisner, acompaña perfectamente el ambiente y la historia de la película, con notas nostálgicas y emotivas.

En cuanto al trabajo de actores y actrices, merece un reconocimiento el dúo formado por Quentin Dubuis, Valentín Vigourt que encarnan a François a los 14 y 7 años respectivamente.  Patrick Bruel en el papel de Mazime, está perfecto y logra un personaje muy convincente. Por su parte la hermosa Cécile de France, como Tania, realiza una interpretación que pone de presente su gran talento actoral. Entre los secundarios, habría que destacar el magnífico trabajo de  Julie Depardieu (hija del actor francés), en un personaje totalmente  cercano y amable.

“Un secreto”, otra mirada sobre las consecuencias de la Segunda Mirada, que Miller nos presenta desde un punto de vista más intimista, valiéndose de la cotidianidad de una familia judía en la Francia ocupada por los alemanes. Ciertamente una historia triste, maravillosamente bien contada, que además nos permite reflexionar sobre la culpa, el perdón y las decisiones que a veces marcan nuestras vidas y las de quienes están a nuestro alrededor. Imperdible!

Premios:

2007: Festival de Montreal: Mejor Película (ex aequo).

2007: Premios César: Mejor Actriz Secundaria. (Depardieu).

LA ESPUMA DE LOS DÍAS

Por: Mario Arango Escobar.

michelgondry_001

MICHEL GONDRY

Nació en 1963 en Versalles (Francia). El entorno familiar, al parecer muy poco convencional, favoreció su creatividad. Ya de joven, le gustaba dibujar, e imaginar inventos. Con algunos elementos caseros ideó una especie de zoetrope para hacer dibujos animados. Con ayuda de un primo arquitecto pensaba en hacer artefactos que dieran el efecto estereoscópico o tridimensional.

Su carrera como realizador comenzó a finales de la década de los ochenta, con la dirección de vídeos musicales para la banda de rock francesa Oui Oui, de la cual era también baterista.

Iniciando la década de los 90 llamó la atención por sus trabajos en anuncios publicitarios para compañías como: Levi’s, Coca Cola, Nike, Air France, Adidas y en videoclips musicales En la parte musical ha trabajado para artistas como Bjork, The Rolling Stones y Radiohead, entre otros.

Su primer largometraje “Human Nature”, lo realiza en 2001. Puff es un hombre que ha sido criado en la jungla por los monos. Cuando es encontrado y trasladado a la civilización, Nathan, un científico, comienza a enseñarle las normas de educación que rigen el mundo moderno, mientras que la novia de este, Lila, intenta preservar en él lo salvaje y natural.

Tres años más tarde, presenta “¡Olvídate de mí!/Eternal Sunshine of the Spotless Mind”, (2004). Joel recibe un terrible golpe cuando descubre que su novia Clementine ha hecho que borren de su memoria todos los recuerdos de su tormentosa relación. Desesperado, se pone en contacto con el creador del proceso, para que borre a Clementine de su memoria. Pero cuando los recuerdos de Joel empiezan a desaparecer, de pronto redescubre su amor por Clementine.

“La ciencia del sueño/La science des rêves” (2006). Un joven diseñador mexicano tímido e introvertido, cautivo de sus propios sueños, a duras penas controla su imaginación, que amenaza con imponerse al mundo real. Su madre, que es francesa, le ofrece un trabajo y lo convence para que vuelva a París. Su decepción es grande cuando comprueba que se trata de un trabajo rutinario en una pequeña oficina. Sin embargo, la decepción desaparece cuando conoce a su vecina Stephanie y a su amiga Zoe.

“Rebobine, Por Favor/Be Kind Rewind” (2008). Cuenta cómo el dependiente de un viejo videoclub que aún se aferra al VHS se ve obligado a rodar de nuevo todas las películas porque un amigo las ha borrado.

“El Avispón Verde/The Green Hornet” (2011). El dueño de un famoso periódico, por las noches, se convierte en el Avispón Verde, un justiciero enmascarado al cual todos ven como un ladrón sin escrúpulos.
“La espuma de los días/L’ecume des jours” (2013), película que presentamos en nuestro cineclub.

20134658

LA ESPUMA DE LOS DÍAS/L’ECUME DES JOURS. (2013) GÉNERO: DRAMA ROMÁNTICO. PAÍS: FRANCIA. DURACIÓN: 125’.

Dirección Michel Gondry. Guión: Luc Bossi. Novela: Boris Vian. Intérpretes: Romain Duris, Audrey Tautou, Gad Elmaleh, Omar Sy, Aïssa Maïga, Charlotte Lebon, Sacha Bourdo, Philippe Torreton, Vincent Rottiers, Laurent Lafitte, Natacha Régnier, Zinedine Soualem, Alain Chabat, Michel Gondry. Fotografía: Christophe Beaucarne. Música: Étienne Charry.

Sinopsis: poética y surrealista historia de amor entre Chloe y Colin. A poco tiempo de su matrimonio, el universo idílico de los enamorados se verá ensombrecido cuando Chloe empieza a padecer de una extraña enfermedad.

“La espuma de los días” es una adaptación de la obra homónima del escritor Boris Vian, considerada como una importante contribución a la literatura francesa de la postguerra. Se trata, según los críticos, de una versión bastante fiel al libro, en la cual Gondry ha desplegado todo su arsenal poético y surrealista, que caracteriza la totalidad de su filmografía.

La magia que el director francés imprime a esta celebración de la vida, es desbordante y se hace presente desde las primeras secuencias del film. Un exquisito festival de luz, sonido y color absolutamente indescriptible sirve de telón de fondo al romance de esta singular pareja.

Durante la primera mitad de la película, los enamorados derrochan felicidad y alegría, al compás de las notas evocadoras del inmortal Duke Ellington. Pero nada es perfecto, ni siquiera en el cine, y este universo de cuento de hadas, no tarda en ensombrecerse cuando la hermosa Chloe enferma gravemente.

Al margen de la historia de amor, Gondry, de una manera igualmente surrealista y sui generis, lanza dardos de una refinada ironía sobre algunos temas del mundo contemporáneo (real). Recordemos por ejemplo, la actitud del sacerdote en el momento que ocurre la muerte de Chloe, y ese entierro de pobres que recibe. O ese insólito empleo que consigue Colin, en aquella fábrica de armas, en la que se precisa del calor humano.

Además de la exquisita y nostálgica banda sonora, a base de acordes del mejor jazz, el film cuenta con una fotografía maravillosa: brillante y colorida en un primer momento hasta llegar al clásico blanco y negro del final.
Mención aparte merece la puesta en escena. Inolvidable el “pianocktail” que prepara exóticas bebidas cuando alguien toca las teclas. Y qué decir del ingenioso timbre, que se transforma en pequeños escarabajos…

Las interpretaciones de la pareja protagonista, merecen todo nuestro reconocimiento. Audrey Tautou (Chloe), logra dotar a su personaje de la fragilidad que la historia necesita. Por su lado Romain Duris (Colin) acierta en su caracterización del eterno enamorado. En cuanto a los secundarios, habría que destacar al extraordinario y carismático Omar Sy, como cocinero y amigo.

“La espuma de los días” es una película que seguramente desconcertará a muchos. Algunos espectadores la verán como una historia superficial, que en realidad no es. Otros argumentarán que tan solo se trata de un ejercicio de un niño insolente que juega con las imágenes…y burlarse del espectador… Sin embargo, lo importante de esta historia de amor es que a través de ella, Gondry nos introduce en el reino de la subjetividad, en el que la fuerza del corazón se impone a la razón…y al mismo tiempo, reitero, critica, a través de sus imágenes inéditas, absurdas… la producción industrial, la contaminación, la iglesia…

“La espuma de los días”, hermosa metáfora sobre el amor, la enfermedad y la muerte, la obra de un loco maravilloso que nos invita a no tomarnos la vida demasiado en serio…

EN LA CASA

Por: Mario Arango Escobar.

Francois+Ozon+Celebs+Young+Beautiful+Photo+4i7DVi_QYSClFRANÇOIS OZON

Nació en 1967, en París. Se graduó con doctorado de estudios cinematográficos en la Escuela de Cine de París. Entre sus profesores contó con Eric Rohmer. Sus estudios universitarios los alternó con la realización de varios cortometrajes. Gracias a estos cortos, Ozon se hizo un nombre desde muy joven en el cine francés.

Su primer largometraje “Sitcom” (1998), cuenta la historia de una familia francesa corriente, a punto de romperse en mil pedazos con la llegada de un ratón de laboratorio, que cambiará los hábitos sexuales de toda la familia.

“Los amantes criminales/ Les amants criminels” (1998). Alice es una joven que gusta de los juegos de seducción y de violencia. Un día decide matar a Saïd, un compañero de clase. Pero ella no puede hacerlo sola. Así que Alice manipula a su ingenuo novio Luc para que cometa el crimen a sangre fría, como prueba de su amor…

En 1999, realiza una adaptación de una obra teatral de Werner Fassbinder “Gotas de agua sobre piedras calientes/ Gouttes d’eau sur pierres brûlantes”, en la que, Leopold, un vendedor de seguros homosexual, que sostiene una relación con un adolescente, aún está confuso respecto a sus deseos. El romance se sale de control cuando aparecen en escena las mujeres de ambos.

En el 2000 rodó “Bajo la arena/ Sous le sable”. En esta película Ozon, cuenta como durante una visita a la playa, el esposo de la profesora Marie Drillon desaparece sin dejar rastro. ¿Ha muerto o se ha marchado voluntariamente? Incapaz de enfrentar la situación y ante el asombro de quienes le rodean, Marie comienza a negar la ausencia de su esposo…

En el 2002 dirige “Ocho mujeres/ 8 femmes”. En una residencia campestre aislada por la nieve, las ocho mujeres del título (empleadas y patronas, además de una aparecida de último minuto) deberán resolver el misterio de un asesinato. Cualquiera de ellas puede ser la culpable, más aún cuando en el curso de la noche van aflorando algunos de sus más profundos secretos.

“La Piscina/ Swimming Pool” (2003). Harta de ser considerada una simple autora de novelas policiales, la escritora Sarah Morton acepta irse de vacaciones a la casa de su editor, en el sur de Francia. Todo es paz y descanso los primeros días, pero luego se aparece la hija del editor (una chica con severos problemas de conducta) y las vacaciones de Sarah se van al diablo.

“El tiempo que queda/Le temps qui reste” (2005). Romain es un fotógrafo de modas homosexual, quien se descubre enfermo de cáncer terminal. Torturado por el rápido fin que se avecina, Romain decide saltarse la terapia y aprovechar sus últimos meses de vida, aunque eso signifique no sólo hacer las paces con algunos, sino también dejar salir la rabia y frustración que le ha ocultado a otros.

“Mi refugio/Le Refuge” (2009). Tras la muerte de su novio por sobredosis, una mujer embarazada se refugia en la cabaña costera de un amigo mientras intenta superar su propia adicción a las drogas. Hasta ese lugar llega alguien que no esperaba ver: el hermano del muerto.

En 2010 dirige la simpática comedia ,“Potiche, mujeres al poder/Potiche” (2010). El dueño de una fábrica tiene un problema cardíaco en plena negociación con sus descontentos trabajadores. Su mujer, la misma que siempre ha sido la dueña de casa perfecta, toma el control del negocio y descubre que es mejor administradora que su propio marido.

“En la casa/Dans la maison”(2012). Película que analizamos en nuestro cineclub.

en-la-casaEN LA CASA/ DANS LA MAISON (2012). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: FRANCIA. DURACIÓN: 105’.

Dirección y guión: François Ozon. (Novela, Juan Mayorga). Intérpretes: Fabrice Luchini, Ernst Umhauer, Kristin Scott Thomas, Emmanuelle Seigner, Diana Stewart, Denis Ménochet, Jean-François Balmer, Fabrice Colson, Bastien Ughetto, Stéphanie Campion, Yolande Moreau. Fotografía: Jérôme Alméras. Música: Philippe Rombi.

Sinopsis: un profesor de literatura, cansado de enseñar para alumnos sin ningún tipo de interés, descubre de repente, corrigiendo las redacciones que estos le han entregado, un texto que le fascinará. En él, Claude, uno de sus alumnos, narra la visita que ha hecho a la casa de uno de sus compañeros y describe cómo es la vida de la clase media. El relato termina con un “continuará”… El profesor, empieza a alentar a su estudiante para que siga escribiendo, sin embargo, esto les llevará a una situación que terminará por salirse de sus manos.

Las entregas de Claude a su profesor, cada vez se hacen más frecuentes, y con el apoyo de Germain, la imaginación del muchacho se desborda, a tal punto que no logramos establecer qué partes de la película son reales y cuáles son producto de la fantasía de Claude.

Ozon, muy hábilmente, juega con el espectador, haciendo de éste un voyeur más, que cada vez está ansioso por conocer el mundo burgués que habita en la casa del Rafa, el amigo de Claude. Lo que en un principio es tan sólo una sátira sobre ese mundo del bienestar, va girando hacia un perfecto thriller, al mejor estilo de Hitchcock, que se complementa, perfectamente con la acertada banda sonora a cargo de Phillipe Rombi.

Un sólido guión, que se apoya en la obra de teatro “El chico de la última fila” de Juan Mayorga, se constituye en uno de los puntos a destacar de “En la casa”. Su impecable estructura narrativa es un ejemplo modélico de construcción del relato cinematográfico, y una perfecta conjunción de diversos géneros: comedia, thriller, drama. La historia, es, además, una celebración de la imaginación y del gusto por contar historias.

Estamos ante uno de las realizaciones más logradas del director galo, que aprovecha esta historia para rendir un homenaje a la tarea del profesor, y de paso hablarnos de sus afectos literarios y su inmenso amor al cine.

Si el guión funciona como una maquinaria de perfecta relojería, igual sucede con el extraordinario estudio de personajes, que están interpretados por unos actores en estado de gracia. Magnífico trabajo interpretativo de Fabrice Luchini, como el professor, y de Kristin Scott Thomas, encarnado a su esposa. Sobresaliente el rol de Ernst Umhauer, en el papel del morboso e imaginativo Claude.

Para no olvidar, el hermoso y evocador plano final, con un guiño preciso a la “Ventana Indiscreta”, lleno de significado. Germain y Claude, observando plácidamente la vida que transcurre en cada uno de los apartamentos del edifico vecino. Un universo con múltiples lecturas, provocando de nuevo nuestra imaginación, pues tras cada una de esas ventanas existe una historia que merece ser contada.

Premios:                                                                                                                      2012: Premios César: 6 nominaciones, incluyendo Mejor Película.                                2012: Festival de Toronto: Premio FIPRESCI.                                                                2012: Festival de San Sebastián: Concha de Oro Mejor Película, Mejor Guión.                                                                                                    2012: Premios Goya: nominada a Mejor Película Europea.