HANNAH ARENDT

Por Mario Arango Escobar.

0335201-trotta

MARGARETHE VON TROTTA

Nació en Berlín (Alemania) en 1942. Estudió Filología Germánica y Románica en Munich y París. Comenzó su carrera artística como actriz de teatro, y de ahí pasó a la televisión y al cine, trabajando a las órdenes de reputados directores del Nuevo Cine Alemán, como R. W. Fassbinder.

Trabajó como guionista en varias películas de quien fuera su marido, el director alemán Volker Schlöndorff, además de codirigir con él la adaptación cinematográfica de la novela de Heinrich Böll El honor perdido de Katharina Blum.

De su extensa filmografía, se destacan películas como:

Las hermanas alemanas/ Die bleierne Zeit (1981), película que la consagra como cineasta, al recibir el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia. En ella nos narra la relación de dos hermanas, hijas de un pastor luterano, que deciden dedicar su vida a la causa social.

Rosa Luxemburgo/ Rosa Luxemburg (1986) sigue la trayectoria de la activista política judía cercana al comunismo, que vivió entre 1871 y 1919.

La pomesa/ Das Versprechen (1994). Historia de dos amantes que quedan separados a raíz de la construcción del muro de Berlín.

La calle de las rosas /Rosenstraße (2003). Un análisis del pasado nazi alemán, a cargo de una mujer judía en Estados Unidos, que investiga el pasado familiar.

La otra mujer/Die andere Frau (2004) Ivonne recibe una misteriosa carta, en la que se entera que Vera y ella compartieron al mismo hombre, un agente de la Stasi, la policía secreta de la Alemania Oriental. Entre ambas se establece a partir de ese momento una extraña relación, marcada por la sed de venganza.

Hannah Arendt (2012), película que presentamos en nuestro cineclub.

hannaharendt

HANNAH ARENDT (2012) GÉNERO: DRAMA. PAÍS: ALEMANIA. DURACIÓN: 113’

Dirección: Margarethe von Trotta. Guión: Pam Katz, Margarethe von Trotta. Intérpretes: Barbara Sukowa, Axel Milberg, Janet McTeer, Julia Jentsch, Ulrich Noethen, Michael Degen, Nicholas Woodeson, Victoria Trauttmansdorff, Klaus Pohl. Fotografía: Caroline Champetier. Música: André Mergenthaler.

Sinopsis: la película tiene como tema central a Hannah Arendt, filósofa, pensadora y periodista, de nacionalidad alemana, de cultura judía, discípula y amante del maestro Heidegger, y exiliada durante la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos.

Uno de los intereses que uno encuentra al revisar la filmografía de Margarethe von Trotta, es el que tiene que ver con dar a conocer la biografía de mujeres destacadas en diferentes campos de la actividad humana. Es el caso de sus anteriores trabajos sobre  Rosa Luxemburgo y Hildegard von Bingen En esta oportunidad, su mirada se centra en la filósofa alemana, de origen judío, en cuyas obras hace importantes aportes a la discusión  sobre el totalitarismo y la banalidad del mal.

La película describe y recrea el cubrimiento, que Hannah, como periodista de la revista norteamericana “The New Yorker” realiza del juicio que tuvo lugar en Jerusalén, en 1961,  al criminal nazi Adolf Eichmann. Como resultado de esta experiencia, la filósofa alemana escribiría el libro “Eichmann en Jerusalén” que lleva por subtitulo “Un informe sobre la banalidad del mal”.

Totalmente polémicas resultaron las ideas de Arendt que aparecieron tanto en la publicación norteamericana como en el libro mencionado. Nadie entendía cómo una pensadora judía, exoneraba de culpa a quien había sido responsable de la muerte de miles de judíos. A raíz de estas afirmaciones muchos de sus amigos judío-alemanes del exilio en Nueva York, le retiraron su amistad, y la acusaron de no dejar clara la frontera entre víctimas.

Lo único que Hannah pretendía con sus escritos, era que se reflexionara sobre preguntas que ella se hizo: ¿hasta qué punto fueron responsables aquellos que colaboraron con el genocidio, cuando lo único que hicieron fue cumplir con la ley vigente en ese momento? ¿O acaso también se debería culpar a aquellos judíos que colaboraron, con la esperanza de salvar sus vidas? La conclusión a la que llega Hannah Arendt es clara: Eichmann es culpable, pero su mayor delito fue el de no pensar. Ella celebra la condena, pues crímenes como los cometidos por el ex líder nazi, no pueden quedar en la impunidad. Su reflexión se dirige al comportamiento humano, que a veces desconocemos. Y concluye que “ninguna persona  es ni buena ni mala, son las circunstancias las que lo definen”

A pesar de que estamos ante un tema poco frecuente en el cine, la directora logra una historia bien narrada, que lejos de aburrir al espectador, lo motiva a seguir indagando en la vida y la obra de esta pensadora alemana, incomprendida en su época.  Y no es necesario que el espectador sea un erudito. Está también logrado el guión, que no se precisa de ninguna información previa, ni sobre  Hanna Arendt, ni sobre Eichmann.

Uno de los aciertos del film que nos ocupa, es que Von Trota no dramatiza el juicio, y realiza un montaje que equilibra tanto la ficción como material documental de archivo, en los que se incluyen testimonios, tanto de las propias víctimas como del propio Eichmann. Con esta inteligente decisión la película gana en realismo y credibilidad.

De otro lado, la elección de Barbara Sukowa para el papel protagónico también contribuye a darle verosimilitud al film. La actriz recrea soberbiamente, a través de su mirada, de su actitud pensante, la figura de la ilustre mujer. La directora y co-guionista, logra equilibrar perfectamente la frialdad que Arendt mostraba en sus actuaciones en público, con la calidez y afectividad en sus relaciones personales.

Hanna Arendt, una obra que motiva a conocer más sobre esta mujer, controvertida e incomprendida en su época, pero que hoy es considerada como una de las pensadoras más influyentes del siglo XX.

https://www.youtube.com/watch?v=fOEpwgxVwnM

Premios:

2012: 2 Premios del Cine Alemán: Mejor actriz (Sukowa) y mejor película

2013: Premios del Cine Europeo: Nominada a mejor actriz (Barbara Sukowa)

6a00d8341bfb1653ef01901d891313970b

Biografía de Hanna Arendt

Hannah Arendt es una de las más grandes pensadoras del siglo XX, de origen judío nació en Hannover en 1906. Fue discípula de Heidegger, Husserl y Jaspers. Fue una mujer que ha pensado la política desde la condición humana y la vida del espíritu.

Vivió en Alemania hasta 1933 y, en 1941, tras la ocupación alemana de Francia se estableció en Nueva York. Fue profesora de las Universidades de Berkeley, Princeton, Columbia y Chicago. También se desempeñó como directora de investigaciones de la Conference on Jewish Relations (1944-1946) y como colaboradora de diversas publicaciones periódicas como Review of politics, Jewish Social Studies, Partisan Review y Nation.

Dividió conscientemente sus actividades entre la filosofía y la teoría política, llegando a adquirir un sólido prestigio tanto en Europa como en América.

Pensadora audaz, difícilmente encasillable en ninguna escuela filosófica, pero al mismo tiempo capaz de percibir eso de más valor (la vida, la muerte, el absoluto) que se halla en juego en el corazón de las cuestiones históricas y políticas concretas.

Dedicó su vida a la reflexión más honda sobre un tiempo lleno de contrastes como fue el siglo XX y siempre se mostró activamente en la esfera pública interesada en la dignidad del quehacer republicano.

A la hora de reflexionar sobre el poder Arendt asegura que el fenómeno fundamental del poder no es la instrumentalización de una voluntad ajena para los propios fines, sino la formación de una voluntad común en una comunicación orientada al entendimiento. El poder se deriva básicamente de la capacidad de actuar en común.

Habermas la definió como una convencida demócrata radical, su biógrafa Elisabeth Youn-Bruehl la presentó bajo una fuerte imagen de conservadurismo revolucionario. Lo cierto, es que Arendt era original en materia de pensamiento y nunca quiso abandonar esa condición.

En 1951 publicó Los orígenes del totalitarismo, quizás su libro más famoso, al que siguieron textos tan fundamentales para el pensamiento contemporáneo como Sobre la revolución (1963), Hombres en tiempos de oscuridad (1968), La condición humana (1969), La vida del espíritu (1971) o la crisis de la República (1972).

Pasó sus últimos años ejerciendo la enseñanza en la New School for Social Research, murió en 1975.

Tomado de: www.institutoarendt.com.ar/suvida.as

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s