ROSA LUXEMBURGO

Por: Mario Arango Escobar.

Rosa-Luxemburgo

ROSA LUXEMBURGO (1986) GÉNERO: DRAMA-BIOGRÁFICO. PAÍS: ALEMANIA. DURACIÓN: 123’

Dirección y guión: Margarethe von Trotta. Intérpretes: Barbara Sukowa, Daniel Olbrychski, Otto Sander, Adelheid Arndt, Jürgen Holtz. Fotografía: Franz Rath. Música: Nicolas Economou

Sinopsis: biografía de la militante de izquierda, que a finales del siglo XIX emigró de su Polonia natal a Alemania, convencida que ahí estaba el epicentro del movimiento socialdemócrata. Durante el inicio del siglo XIX reivindicó las huelgas como método de protesta y rechazó de plano la violencia, las movilizaciones militares y las políticas imperialistas de los gobiernos europeos.

La película está basada en un proyecto que Margarethe von Trotta recibe de su maestro Fassbinder. Antes de llevarlo a cabo, la cineasta alemana conoció la correspondencia privada de Rosa. En su relato dice: “He leído unas 2.000 cartas escritas por ella, que me han sido muy útiles. Sus discursos políticos en la película contienen párrafos textuales de sus escritos. Es una lástima que los subtítulos pierdan lo poético y sensitivo de su lenguaje político. Yo fui la primera sorprendida por sus palabras.

Con gran rigor histórico, y mezclando material documental y de ficción, Von Trotta nos presenta un retrato de la líder socialista. Y lo hace no sólo desde el ámbito político, sino que también nos presenta el lado privado e íntimo de Luxemburgo.

Para reforzar el carácter documental del film, la directora se ha esmerado en hacer una cuidadosa reconstrucción de época, que se evidencia, sobre todo en las manifestaciones callejeras y en las intervenciones de la activista política.

El relato está conformado de cuatro capítulos y un prólogo, que muestra a la protagonista en la prisión de Wronke, en 1917. La primera parte, es un flashback que nos lleva al momento en que Rosa está iniciando su carrera como periodista de temas políticos y ya era militante del partidos socialista.

Luego veremos a Rosa en su Polonia natal, en Varsovia, a donde ha viajado para contribuir con la causa de la Revolución Rusa. A raíz de esta militancia es puesta en prisión y sus amigos del Partido Socialista Alemán, deben intervenir para lograr su liberación.

Seguidamente, Rosa regresaría a Berlín, en 1906. Y a partir de este momento, la historia continúa, en forma lineal, hasta su muerte.

Von Trotta, inteligentemente, se aparta del tono sentimental y se decide por narrar escuetamente los hechos, lo cual le aporta seriedad al film que, de esta manera se convierte en una obra de difusión histórica.

Para destacar, la magistral interpretación de Barbara Sukowa, que logra  convencer en  su papel de Rosa Luxemburgo, especialmente cuando aparece en mítines o ante los tribunales. Por este papel fue premiada en el Festival de Cannes.

La película se constituye en verdadero documento que nos motiva a revisar y complementar la historia de uno de los íconos más importantes de la política del siglo XX. Una mujer que además de su lucha social, también luchó por ganarse un lugar en una sociedad totalmente machista.

https://www.youtube.com/watch?v=xM81dcVEJ6A

Premios

1986: Festival de Cannes: Mejor actriz (Barbara Sukowa).

 

rosa-luxemburg-540x304

Biografía

Rosa Luxemburgo nació el 5 de marzo de 1871 en Zamosc, cerca de Lublin, en Polonia oriental, que en ese entonces estaba sometida al Imperio ruso. Fue la más joven de una familia judía de cinco hermanos.

Su abuelo poseía un negocio de maderas, y así pudo para una excelente educación para los jóvenes. Su familia se desenvolvió en un ambiente culto, con una gran influencia de escritores occidentales, especialmente alemanes.

Abandonó Polonia a consecuencia de la persecución de la policía en 1889 contra los judíos, refugiándose en Alemania. Para obtener la ciudadanía de ese país, se casó en 1895 con Gustav Lübeck. Cuatro años después, se trasladó a Zurich, donde estudió leyes y economía política. Trabajó como periodista y se inició en política. Su inteligencia, ánimo y capacidad, además del hecho de que hablaba once idiomas, la convirtieron en uno de los principales dirigentes del partido socialdemócrata.

Fue detenida bajo cargos de insultar al Káiser en 1903 y condenada a nueve meses de prisión. Tras ser liberada, aumentó su militancia socialista, lo que la llevó a participar en la revolución polaca de 1905. En el año siguiente fue arrestada y encarcelada en Varsovia. Cuatro meses después, fue liberada por su delicado estado de salud, y por poseer ciudadanía alemana. Sin embargo fue expulsada de Polonia.

En 1906, participó en el Congreso Socialista Internacional celebrado en Stuttgart, y habló en nombre de los partidos socialistas de Rusia y Polonia. En estos años, realizó también sus trabajos teóricos, criticando las ideas de Karl Marx, en las que éste postulaba crisis y colapsos cíclicos en el sistema capitalismo. Tras la ausencia de estas crisis, Rosa Luxemburgo descubrió que el sistema capitalista se mantenía por medio del colonialismo, que además de proveer de mano de obra se colocaba como mercado.

Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, fundó junto con Karl Liebknecht el grupo Spartakus, nombre con el que Lienknecht firmaba artículos contra la guerra, y que tomó de la lucha del líder de una rebelión de esclavos de la antigua Roma. Este grupo se dedicó a la difusión de las ideas socialistas y a oponerse a la guerra. Rosa se convirtió en redactora del periódico marxista “Neue Zeit”, o “Nuevos Tiempos”.

Tras la difusión de milles de folletos en los que indicaba que los trabajadores no debía participar en luchas creadas por los gobiernos con fines políticos y económicos capitalistas, Rosa fue arrestada el 20 de febrero de 1914, acusada de incitar a los soldados a la rebelión. Pasó un año en prisión, y durante ese tiempo escribió el libro “La Crisis de la Socialdemocracia”.

El 3 de agosto el grupo parlamentario del partido socialdemócrata apoyó la concesión de los créditos para la guerra que había sido solicitado por el Káiser. Se produjo una ruptura en ese partido, fundándose en 1917 el grupo de Socialdemócratas Independientes.

Tras la derrota de Alemania y el establecimiento de la República de Weimar, los espartaquistas siguieron una política de oposición violenta, y durante un encuentro celebrado a inicios de 1919, se convirtieron en el Partido Comunista Alemán. Organizaron un levantamiento, inspirado por el triunfo bolchevique en Rusia. Este movimiento tuvo su principal actividad en Berlín, por lo que se conoce como la revolución de Berlín. Se declaró huelga general y se formaron los Consejos de Obreros. A finales de enero, la huelga fue prohibida y se declaró el estado de sitio. Los dirigentes del movimiento, entre ellos Rosa Luxemburgo, a quien los insurrectos apodaban la Rosa Roja, fueron apresados.

El 15 de enero de ese año, un soldado destrozó el cráneo de Rosa Luxemburgo de un golpe con la culata de su fusil. Su cuerpo fue arrojado a un canal, y no fue hallado hasta el 31 de mayo.

Tomado de: http://www.aparosaluxemburgo.org/biografia-de-rosa-luxemburgo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s