LOS NIÑOS DEL CURA

Po: Mario Arango Escobar.

a46aebfded3465ecd4ee011f03e36866

VINKO BRESAN

Nació en 1964 en Zagreb (Croacia). Estudió Filosofía y Literatura Comparada en la Universidad de Zagreb. En la misma universidad se formó en Dirección de Cine y Televisión. Como estudiante, fue galardonado con el premio debutante Oberhausen por su cortometraje “NASA burza” (“Nuestra Bolsa de Valores”) en 1988.

Su primer largometraje “Como se inició la guerra en mi isla” / Kako je poceo rat na mom otoku (1996). Croacia declara su independencia. Para agilizar la salida del ejército yugoslavo de su pequeña isla, los lugareños montan un escenario para hostigar al comandante Aleksa mediante canciones y recitales. Éste, amenaza con volarlo todo haciendo explotar el depósito de munición.

Alcanzó el reconocimiento internacional con “El espíritu del Mariscal Tito” / Marsal (1999). En una pequeña isla de la costa de Croacia, durante el entierro de un viejo veterano comunista, aparece el fantasma del mariscal Tito. Las noticias de este acontecimiento asombroso se esparcen por el continente y pronto la isla es invadida por los viejos veteranos, agentes secretos, policías, nacionalistas… El alcalde, que es también el dueño del único hotel en la isla, decide fomentar el “turismo espiritual socialista”, mientras que los viejos partidarios reabren el viejo Museo de la Revolución Socialista y sacan el polvo de sus viejos uniformes. Mención Especial en el Festival Internacional de Cine de Berlín en 2000 Mejor Director en el Karlovy Vary International Film Festival.

“Testigos” / Svjedoci (2003). Es el año 1992 en Croacia, en una pequeña ciudad cercana a la frontera con Bosnia. En mitad de la noche, se comete un asesinato, resultando muerto el único vecino serbio de la localidad. El jefe de la policía local, una periodista y un ex combatiente que acaba de enterrar a su padre son los únicos que parecen interesados en el caso, pues para el resto de la población no es más que un “acto de guerra” y tratan de persuadirles para que dejen sus investigaciones…

“Will Not Stop There” / Nije kraj (2008). Martin, un ex-francotirador de la milicia croata es ahora detective privado. Está buscando a una actriz porno que protagonizó la famosa “Caperucita roja”. Para encontrarla, recurre al Lobo de aquella película, Djuro, un famoso actor porno gitano, que a su vez es el narrador de la película.
“Los niños del cura” / Svecenikova djeca 2013. Película presentada en nuestro cineclub.

The-Priests-Children_

LOS NIÑOS DEL CURA/ SVECENIKOVA DJECA (2013). GÉNERO: COMEDIA-DRAMA. PAÍS: CROACIA. DURACIÓN: 93’.
Dirección: Vinko Bresan. Guión: Vinko Bresan, Mate Matisic. Intérpretes: Kresimir Mikic, Niksa Butijer, Marija Skaricic, Drazen Kuhn, Goran Bogdan, Zdenko Botic, Ivan Brkic, Filip Detelic, Jadranka Djokic, Lana Huzjak, Tihana Lazovic, Stjepan Peric, Lazar Ristovski. Fotografía: Mirko Pivcevic. Música: Mate Matisic.

Sinopsis: Un joven cura llega a una pequeña isla del mar Adríatico. Al poco tiempo se entera de la poca natalidad del pueblo. Para aumentar los nacimientos, se confabula con el farmacéutico y el vendedor de un quiosko, y entre los tres deciden agujerear los preservativos antes de venderlos.

Vinko Bresan, nos sorprende con una película fresca y amable, en la que podemos ver y sentir la presencia del mejor cine de Kusturica. Como el gran maestro serbio, Bresan, que también es autor del guión, construye su película apoyándose en una narrativa donde los elementos costumbristas se imponen.

Con un ritmo bastante apropiado al tono hilarante de la historia, el director croata nos introduce en la vida del cura y de sus feligreses. Y de esta manera nos enteramos, al detalle, de todo lo que ocurre en el pueblo y de cómo transcurre hasta la vida íntima de cada uno de los habitantes.

Pero lo más destacable de “Los niños del cura”, es que no se queda sólo en una historia cómica. Bresan, muy hábilmente, introduce, a la par del fino humor, una crítica punzante sobre la Iglesia, particularmente sobre lo que tiene que ver con el control de la natalidad, la pedofilia, y los manejos burocráticos del Clero.

Aparte de los aspectos religiosos, la película también plantea la reflexión sobre temas más diversos como el concepto de la paternidad y la importancia que tiene para todo hombre verse realizado en este a aspecto.

Otro de los tópicos que el film trata, así sea de manera tangencial, pero también con gran humor, es el conflicto existente entre los pueblos balcánicos.

En resumen, “Los niños del cura”, una película sencilla, sin grandes alardes técnicos, y con una narrativa que la hace universal, es, un film que acierta en la crítica social. Una muestra de cine independiente que vale la pena mirar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s