OH BOY

Por: Mario Arango Escobar.

gerster

JAN OLE GERSTER

Nació en 1978 en Hagen (Alemania). Se inició como realizador de videoclips y fue asistente de Wolfgang Becker en su película “Good bye, Lenin!”.

1403908211-full

OH BOY. (2012). GÉNERO: DRAMA SOCIAL. PAÍS: ALEMANIA. DURACIÓN: 83’.

Dirección y guión: Jan Ole Gerster. Intérpretes: Tom Schilling, Marc Hosemann, Friederike Kempter, Justus von Dohnányi, Michael Gwisdek, Katharina Schüttler, Arnd Klawitter, Martin Brambach, Andreas Schröders, Ulrich Noethen, Frederick Lau, Steffen C. Jürgens. Fotografía: Philipp Kirsamer. Música: The Major Minors, Cherilyn MacNeil.

Sinopsis: La película nos introduce en un día en la vida de Niko, un joven que ha abandonado sus estudios universitarios y termina vagando sin rumbo por las calles de Berlín. Ópera prima del director y guionista Jan Ole Gerster.

Desde los créditos que abren la película, el novel director alemán nos depara una interesante sorpresa. La música de jazz que suena, antes de que aparezcan las primeras imágenes nos recuerda al cine de Woody Allen. Minutos después vemos algunos planos de Berlín que evocan al “Manhattan” del director newyorkino. Pero esto es solo un anticipo de lo que veremos más adelante, pues “Oh Boy”, es un compendio de referencias al cine de los maestros. A los pioneros del cine mudo, y a la Nouvelle Vague en general y a Truffaut en particular.

La historia comienza una mañana en la que Niko, (Tom Schilling) se despide de su novia, con la que ha pasado la noche. Con esta escena, el director nos quiere mostrar que el joven rompe con su pasado. Porque Niko, al contrario de quienes le rodean (de esa sociedad alemana, anclada en el pretérito) está en el presente. Y en esta oposición entre pasado y presente se apoya toda la película, para mostrarnos el contraste entre la apertura del joven hacia la vida y una sociedad cerrada, apegada al pasado.
Seguidamente seremos testigos del deambular de Niko por las calles berlinesas, sin rumbo, viviendo una serie de situaciones extrañas, compartiendo con personajes diversos y pintorescos. El film no nos cuenta nada trascendente. Ni de Niko ni de los personajes que encuentra…

Para resaltar, el bien estructurado guión, también autoría del Gerster, que privilegia la espontaneidad de la historia, en la que drama y comedia conviven en equilibrio perfecto.

Sin lugar a duda, uno de los puntos fuertes de la película está en su extraordinaria fotografía a cargo de Philipp Kirsamer, en un blanco y negro maravillosos, lleno de evocaciones, que denotan el gusto estético del director germano.

Otro elemento para tener en cuenta es la bellísima banda sonora, donde destacan los acordes de piano, que además de acompañar las imágenes, sirve como catalizador perfecto para las emociones.

El peso de la película, indiscutiblemente recae sobre el actor protagonista Tom Schilling, quien nos brinda una actuación intimista, llena de matices, llenando su personaje con esa sensación de fracaso y desesperanza que experimenta Niko.

“Oh Boy”, una interesante muestra del nuevo cine alemán, que a través de un joven perdido, retrata la actual sociedad germánica y europea y su pérdida de valores, de interés y de futuro.

Premios:
2012: 6 Premios del Cine Alemán: incluyendo Mejor Película, Director y Guión.
2013: Premios del Cine Europeo: Premio Discovery. 3 nominaciones, incluyendo Mejor Película.
2013: Festival de Sofía: Mejor Película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s