LA LONCHERA

Por: Mario Arango Escobar.

RITESH BATRA

 Ritesh+Batra+Lunchbox+Portraits+2013+Toronto+pZ7jXiTQkAFl

Nació en 1979, en Bandra, (India). Estudió dirección de cine en la Universidad de New York. Fue alumno del laboratorio de Escritores y directores de Sundance. Como resultado de esta formación, realizó varios cortometrajes.

Debuta como director y guionista de largometrajes con “La lonchera/Dabba”, en el año 2013. Esta película la presentamos en nuestro cineclub.

KEY TheLUNCHBOX-Photo1-0-2000-0-1125-crop

“LA LONCHERA”/ DABBA (2013) GÉNERO: DRAMA. PAÍS: INDIA. DURACIÓN: 104’

Dirección y guión: Ritesh Batra. Intérpretes: Irrfan Khan, Nimrat Kaur, Nawazuddin Siddique, Denzil Smith, Bharati Achrekar, Nakul Vaid, Yashvi Puneet Nagar, Lillete Dubey. Fotografía: Michael Simmonds. Música: Max Richter

Sinopsis: La confusión de una “lonchera” entre destinatarios, pone en contacto a una joven ama de casa que sufre el desprecio de un marido distante, con un hombre viudo a punto de jubilarse.

En Bombay, cada día, para la hora del almuerzo se distribuyen más de 200.000 dabbas, (equivalentes a los portacomidas nuestros). Este servicio de transporte y entrega de alimentos  lleva más de 125 años  y ha operado con notable exactitud. El sistema logístico incluye diferentes medios de transporte: trenes, ferris, bicicletas.

La película se inicia con Ila, preparando la comida para su esposo, con la ilusión de poder reconquistarlo a través de los más exóticos manjares. Como de costumbre, el envío de ellos estará a cargo del servicio de entrega a domicilio. Sin embargo, un día cualquiera, “el portacomidas” de Ila no llega a su esposo, sino que es entregado a Saajan, un hombre mayor, viudo, y que espera su inminente retiro.

Inesperadamente, los errores en las entregas se suceden, y de esta manera Illa y el desconocido destinatario, inician un intercambio de notas, que en un principio solo están referidas al tema de la comida, pero que poco a poco, se expanden a otros temas, cada vez más personales, más íntimos. Es así como Saajan e Ila, encuentran, cada uno en el otro, alguien que le escuche, que comprenda la aridez de su existencia…la soledad que les agobia. Hasta que Ila propone un encuentro que les permita conocerse…

Ritesh Batra, no sólo realiza un trabajo impecable como director; el sólido guión (también de su autoría) es uno de los puntos fuertes de esta magnífica película. En primer lugar tendríamos que reconocer la originalidad de la historia. Pero además, Batra, muy hábilmente, maneja la forma como se va develando la trama. Y ni que decir de la profundidad de los diálogos, con menajes cortos pero llenos de profundidad. Serían varias las la frases que  merecen recordarse “si no tenemos a nadie a quién contárselo, olvidamos las cosas”, una brisa de felicidad, puede cambiar la vida” “a veces el tren equivocado te lleva a la estación deseada”…

Rigurosa la dirección de actores, que se percibe en unas interpretaciones convincentes y realistas. Irrfan Khan, en el papel de Saajan, da muestras de su trayectoria actoral, encarnando a un personaje complejo, que experimenta una evolución llena de sutilezas. Por su parte, la actriz Nimrat Kaur (Ila), sorprende con su lograda interpretación de esa mujer ansiosa de cambiar su rol en la sociedad. Por último, hablando solo de los protagonistas, estaría Nawazuddin Siddiqui que aporta el toque de sensibilidad y comedia a nombre de Shikh, el joven huérfano que enseña a Saan a ver la vida de otra manera.

En nombre de esta sencilla y sentida historia de amor, se advierte el interés del director para hablarnos de otros asuntos. La historia nos hace pensar en el amor propio, en esa tarea que los dos protagonistas asumen para encontrarle sentido a su existencia. En el caso de Saajan para escapar de su terrible soledad. Y en el caso de Illa para romper esa tediosa cotidianidad…

Otro asunto que plantea el film, es el que tiene  que ver con el papel de la mujer en un país como la India. A través de Illa, y su relación con su hija, Batra lanza una crítica a esa tradición que la tiene atrapada (al igual que su madre y su tía) en ese papel de sumisión que no le permite ser ella, sino que debe conformarse con ser la compañera….siempre a la sombre de un hombre.

El final, maravilloso, abierto, nos deja con la incertidumbre sobre la decisión de Illa…Tomará el tren equivocado? Lo que en definitiva importa, parece ser el mensaje, es que finalmente las mujeres revisarán su papel en la sociedad y lo asumirán con la entereza y dignidad correspondiente.

Premios:

 

2013: Festival Cannes: Semana de la Crítica – largometraje en concurso.

2013: Festival de Toronto (TIFF): Nominada al Premio del Público (Mejor película).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s