CÍRCULOS

Por: Mario Arango Escobar.

Srdan Golubovic

SRDAN GOLUBOVIĆ

Nació en Belgrado (Serbia) en 1972. Estudia Dirección Cinematográfica en la Universidad de Belgrado. Durante sus estudios en la Universidad,  dirige varios cortometrajes que reciben galardones nacionales e internacionales.

En 2004 participa en el filme colectivo “The Package” dirigiendo la historia “Hertz Minute” que acabará convirtiéndose en una película de culto para las jóvenes generaciones

Años más tarde funda la Productora “Bas Celik” junto a un grupo de jóvenes talentos cinematográficos, con el que producen videoclips, y campañas de mercadeo.

Debuta en la dirección de largometrajes en el año 2001 con  “Absolute Hundred”. En esta película conocemos la  historia de dos hermanos, ambos deportistas destacados. El mayor de ellos es llamado a prestar el servicio militar, y regresa convertido en un adicto a la heroína, lo que causa una profunda crisis en el hermano menor.

En el año 2007 realiza “La trampa”. El drama de un padre ante una grave enfermedad de su único hijo, y la carencia de recursos para salvar su vida. Película que presentamos en nuestro cineclub.

“Círculos”/Krugovi (2013), película presentada en nuestro cineclub.

krugovi_v_01

CÍRCULOS/KRUGOVI (2013) GÉNERO: DRAMA. PAÍS: SERBIA. DURACIÓN: 112’ Dirección: Srdan Golubovic. Guión: Srdjan Golubovic, Melina Pota Koljevic. Intérpretes: Aleksandar Bercek, Leon Lucev, Nebojsa Glogovac, Hristina Popovic, Nikola Rakocevic, Vuk Kostic, Dejan Cukic, Boris Isakovic, Emir Hadzihafizbegovic, Jasna Djuricic, Marko Janketic, Geno Lechner. Fotografía: Aleksandar Ilic. Música: Mario Schneider

Sinopsis: Durante la guerra de los Balcanes (1993), un soldado serbio defiende a su amigo bosnio, del ataque de un grupo de soldados serbios. Quince años después, conoceremos las repercusiones de este hecho en las familias de quienes estuvieron implicados en él.

El film está basado en hechos reales, ocurridos durante la Guerra de Bosnia, en Trebinje, una ciudad  controlada por el ejército serbio pero con población mayoritariamente bosnia.

La película se inicia con el ataque de varios soldados serbios a un ciudadano bosnio. Marko, un militar serbio y el médico Nebojsa, son testigos de la pelea. El militar interviene para evitar la muerte del joven bosnio…

A continuación, la historia avanza en el tiempo unos doce años, para mostrarnos la repercusión de estos hechos en sus protagonistas. Este recurso narrativo hace que nuestro interés se incremente ante la presencia de nuevos personajes, de los que no tenemos ninguna información. ¿Quiénes son? ¿Qué relación tienen con los sucesos iniciales?

Este nuevo tiempo narrativo corresponde al futuro de los personajes, y está estructurado en tres sub-tramas que discurren simultáneamente en Trebinje, Belgrado y Alemania. Los personajes interactúan y se reencuentran, pero las heridas de la guerra, aún no han cerrado del todo.

En Trebinje, nos enteramos de que el padre de Marko (Aleksandar Bercek) construye una Iglesia. A él acude el joven Bogdan, pero Marko, lo rechaza, por razones que solo conoceremos a medida que la historia avance.

En Belgrado reside el mejor amigo de Marko, Nebojsa (Nebojsa Glogovac), que ahora es un connotado cirujano. De él va a depender salvar la vida de Todor, uno de los responsables de la muerte del soldado serbio.

En Alemania vive Nada (Hristina Popovic), la ex-novia de Marko, a quien Haris, le está colaborando para que obtenga el asilo, y pueda de esta forma, librarse de su violento marido.

El muy bien estructurado guión logra que el relato se mueva con naturalidad de una historia a otra, sin que ninguna de ellas pierda intensidad y manteniendo el suspense de manera acertada. Golubovic da muestra de talento al revelarnos solo lo indispensable, y así nos mantiene cautivos de lo que ocurre en pantalla. A través de emociones, de sentimientos, de gestos y de silencios de los personajes, logra que nos involucremos en el drama que éstos viven.

El director y guionista permanentemente nos invita a hacernos preguntas. Nada está explicado, y los personajes no cuentan lo que les ha sucedido, pues al parecer todos los saben y quieren olvidarlo.

En cuanto al apartado técnico, debo resaltar la bellísima fotografía a cargo de Aleksandar Ilic, y esos magníficos planos generales que nos muestran el paso de la guerra. Igualmente destacable la banda sonora, en la cual la música, no solo acompaña el drama, sino que subraya el perdón.

El reparto de actores y actrices cumple sobradamente con su trabajo y nos entrega unas interpretaciones poderosas. Destacaría la actuación de Aleksandar Bercek en un papel lleno de sutilezas.

“Círculos”, una lúcida metáfora sobre la guerra de Bosnia, que tiene que ver con  las ondas que se forman en el agua cuando se arroja una piedra. Los círculos que un cruel incidente va generando, y cómo afectan la vida de un número cada vez mayor de personas. Verdadera joya cinematográfica que nos plantea profundas reflexiones sobre el perdón, la culpa y el amor. Imprescindible!

Premios:

2013: Premio del Jurado Ecuménico en el Festival de Berlín

2013: Festival de Sundance: Premio especial del jurado (World Cinema)

2013: Satellite Awards: Nominada a mejor película extranjera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s