ASESINATO EN EL EXPRESO DE ORIENTE

Por: Mario Arango Escobar.

lumet

SIDNEY LUMET

Nació en 1924, en Filadelfia (Estados Unidos). Sus padres fueron el actor judío de origen polaco Baruch Lumet y la bailarina Eugenia Wermus.

En el año 1947 crea uno de los primeros talleres Off-Broadway donde se realizan espectáculos de vanguardia. Lumet hizo su debut detrás de la cámara al principio de la década de 1950 como director de televisión en la CBS.

Comienza en el cine con “Doce hombres sin piedad”/12 Angry Men (1957). Un grupo de miembros de un jurado recibe el encargo de juzgar a un adolescente acusado de haber matado a su padre. De los doce miembros, once están convencidos de que el acusado es culpable de asesinato. Pero el duodécimo no tiene ninguna duda sobre su inocencia. ¿Cómo puede este hombre convencer a los otros miembros sobre la inocencia del joven? Por esta película, ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín y su primera nominación al premio Óscar en la categoría de mejor película, mejor director y mejor guion adaptado.

Otros títulos de su filmografía:

“Larga jornada hacia la noche/Long Day’s Journey Into Night (1962) Adaptación del drama teatral homónimo de Eugene O’Neill, que tiene un carácter claramente autobiográfico. La película narra la situación personal por la que están pasando los Tyrone, una familia desestructurada que se está yendo a pique…

Asesinato en el Expreso de Oriente/Murder on the Orient Express (1974), película presentada en nuestro cineclub.

“Tarde de perros”/ Dog Day Afternoon (1975). Tres inexpertos ladrones de bancos entran en una sucursal de Brooklyn con la intención de seguir un sencillo plan de atraco. El robo debió durar 10 minutos. Sin embargo, pasadas ocho horas, era la principal atracción de la televisión

Network (1976) Un análisis sobre el poder de la televisión, que retrata un mundo competitivo donde el éxito y los récords de audiencia imponen su dictadura.

“El príncipe de la ciudad”/ Prince of the City (1981) Un policía neoyorquino a fin de librarse de ciertas implicaciones en prácticas heterodoxas, acepta colaborar con asuntos internos para sacar a la luz diversos casos de corrupción; pero lo hace con una condición: no delatar a sus compañeros. Sin embargo, las cosas no van a ser tan fáciles.

“El veredicto final”/ The Verdict (1982) Frank Galvin es un abogado de cierta edad venido a menos, que pasa el tiempo bebiendo y haciendo pequeños trabajos. Un antiguo socio le recuerda el caso de un error médico cometido en un hospital, que todavía no ha concluido, y en el que Galvin había intervenido. Realiza un gran esfuerzo para trabajar de nuevo de forma profesional, y averigua que este caso podría ganarse en juicio…

“Antes que el diablo sepas que has muerto”/ Before the Devil Knows You’re Dead (2007) Dos hermanos, muy diferentes pero con el mismo problema: necesitan dinero. Uno de ellos, propone un plan para solucionar la economía de ambos, sin riesgos, sin posibilidad de error.. La idea es atracar la joyería de sus propios padres…

Sus películas, de factura clásica, eran muchas veces oscuras y siempre mostraban los recovecos menos amables de Estados Unidos. Gran parte de sus filmes más importantes están ambientados en Nueva York, una ciudad con la que mantuvo siempre una relación profunda.

Reconocido en 1993 con el Premio Griffith de los Directores de América, recibió un Oscar honorífico por el conjunto de su obra en 2005.

Sidney Lumet falleció el 9 de abril de 2011 a los 86 años en su domicilio de Manhattan, Nueva York, a causa de una leucemia. Permaneció en activo durante casi 60 años y fue un implacable retratista de la sociedad estadounidense.

agatha-christie-s-mystery-book-murder-on-the-orient-express-gets-movie-remake

ASESINATO EN EL EXPRESO DE ORIENTE/ MURDER ON THE ORIENT EXPRESS (1974). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: ESTADOS UNIDOS. DURACIÓN: 127’.

Dirección: Sidney Lumet. Guión: Paul Dehn (Novela: Agatha Christie). Intérpretes: Albert Finney, Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sean Connery, Anthony Perkins, Vanessa Redgrave, Jacqueline Bisset, Richard Widmark, Martin Balsam, Jean-Pierre Cassel, John Gielgud, Michael York, Wendy Hiller, Rachel Roberts. Fotografía: Geoffrey Unsworth. Música: Richard Rodney Bennett.

Sinopsis:. Un hombre es hallado muerto por apuñalamiento múltiple en el mítico y lujoso tren Expreso de Oriente. El asesino puede ser cualquiera de los pasajeros, y con toda seguridad, todavía está a bordo del tren atrapado por la tormenta de nieve…

Premios: 1974: Oscar: Mejor actriz secundaria (Ingrid Bergman). 6 nominaciones.

Sidney Lumet, apoyándose en un excelente guión de Paul Dehn, que adapta una de las novelas más famosas de Agatha Christie, recrea a la perfección el mundo de la escritora inglesa. El manejo que hace de la narración es magnífico, al combinar, de manera perfecta la atmósfera elegante y glamorosa  con un trasfondo  de intriga y de humor, presentes en la  novela.

Desde las primeras imágenes, en unos misteriosos tonos azules, que narran el secuestro y posterior hallazgo de una niña muerta, somos presa de la intriga y del suspenso. El misterio así creado, sólo se resolverá más adelante…

Seguidamente, (cinco años después), nos encontramos en Budapest, donde el Expreso de Oriente se apresta a partir. Momento que el director aprovecha para reforzar(a través de magistrales travellings) esa atmósfera claustrofóbica, y grisácea que va a permear toda la película. Es también el momento para conocer a los pasajeros, que el director nos presenta a través de unas pocas, pero eficaces escenas.

Dentro del grupo de viajeros se encuentra el conocido detective belga, Hercules Poirot (Albert Finney), la señora Mary Debenham (Vanessa Redgrave)., el coronel indio Arbuthnot (Sean Connery), la señora Greta Ohlsson (Ingrid Bergman), la enigmática princesa Dragomiroff (Wendy Hiller) y su doncella la señora Hildegarde Schmidt (Rachel Roberts), la señora Harriet Belinda Hubbard (Lauren Bacall), el conde de origen húngaro Andrenyi (Michael York) y su esposa la condesa (Jacqueline Bisset), Cyrus Hardman (Colin Blakely), el empresario de coches de Chicago Antonio Foscarelli (Denis Quilley), el propio señor Bianchi (Martín Balsam) y el doctor Constantin (George Coulouris), el señor Ratchett (Richard Widmark), su joven secretario, Hector McQueen (Anthony Perkins) y su mayordomo el sr Beddoes (John Gielgud).

Debido al mal tiempo, y al crudo invierno, el tren queda atascado en medio de la nieve. Mientras todos esperan que se solucione el problema y así poder continuar la marcha, ocurre el fatal asesinato del señor Ratchett, que ya había comunicado a Poirot, las repetidas amenazas de muerte que había recibido.

La trama cobra un nuevo aire, y la intriga aumenta. Vienen a continuación las secuencias memorables en las que Poirot interroga a cada pasajero, pues todos son sospechosos de lo ocurrido. Son secuencias en las que Lumet, a través de primero planos de los personajes, nos trasmite la sensación de agobio que éstos padecen.

Otro momento cumbre del film viene seguidamente, cuando Poirot hace la reconstrucción del asesinato y aquí Lumet también nos ofrece una muestra de su talento. Durante los interrogatorios los personajes dijeron frases que por sí solas no tenían el menor peso sobre la historia. Pero en el monólogo de Poirot estas frases vuelven a repetirse a modo de flashbacks, aunque en esta ocasión tienen una mayor fuerza visual y dramática.

En el apartado técnico, además de lo ya mencionado, merece especial atención el trabajo de la fotografía, a cargo de Geoffrey Unsworth, mediante el cual percibimos esa atmósfera claustrofóbica y nostálgica, o esa sensación de mal tiempo, en las imágenes vaporossas, que propició la varada del tren.

La puesta en escena, la recreación de época, y el vestuario, también son elementos muy bien trabajados, y que contribuyen a la calidad de la película.

Mención aparte para la evocadora música del compositor Richard Rodney Bennett, que refuerza el suspenso y la intriga.

Pero sin lugar a dudas, es el trabajo maravilloso del selecto grupo de actores y actrices, uno de los apartado claves de esta genial obra. Tendríamos que mencionar la insuperable actuación de Albert Finney, como el detective Poirot, que logra encarnar con total fidelidad al detective de Agatha Christie.  Recordemos la escena en la que realiza un ritual antes de dormir, realizando de forma minuciosa todos los preparativos para acostarse. O las secuencias finales, en las que presenciamos un verdadero “banque actoral”. Incluso Agatha Christie declaró que la interpretación de Albert Finney era la más cercana a como ella se había imaginado a Poirot A su lado, claro está, no menos extraordinarias, las actuaciones de Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sean Connery, Anthony Perkins, Vanessa Redgrave.

El extraordinario final…todo un acierto!

Nota: La historia de Agatha Christie está inspirada en el notable secuestro y posterior asesinato del hijo del famoso aviador Charles A. Lindbergh y de Anne Morrow Lindbergh, ocurrido en 1932. Charles A. Lindbergh murió tres meses antes del estreno de la película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s