EL DESTIERRO

Por: Mario Arango Escobar.

3d9e6ca1-f3e4-47b9-aaed-d9abd562f9e2-2060x1236

ANDREY ZYAGINSTSEV

Nació en Novosibirsk (Rusia) en 1964. Graduado por el Departamento de Interpretación de la Escuela de Teatro Estatal de Moscú, comenzó trabajando como actor en distintas producciones de teatro independiente. En 2000 realizó su primer trabajo para televisión dirigiendo tres episodios de la serie “Black Room”.

Incursiona en el largometraje en el 2003, con la película “El regreso” (Vozvrashchenie). La vida de dos hermanos, cambia repentinamente con la llegada de su padre, un hombre al que sólo conocen por una fotografía. León de Oro en el Festival de Cine de  Venecia.

Película presentada en nuestro cineclub en marzo de 2008.

En el 2007 realiza su segunda película “El destierro” (The Banishment). Película que presentamos en nuestro cineclub en septiembre de 2010.

“New York, I Love You” (2009), película formada por cortometrajes de reconocidos directores y actores, siguiendo la línea de “Paris, je t’aime”, narrando historias de amor en la ciudad de Nueva York.

En el 2011, dirige “Elena”. Donde nos cuenta el dilema que enfrenta una madre: proteger a su hijo alcohólico que reclama su ayuda o seguir con su marido, para quien, este esfuerzo no vale la pena… Película que presentamos en nuestro cineclub en abril de 2013.

Leviatán/Leviafan (2014). Metáfora sobre el ejercicio del poder estatal sobre los oprimidos.

banishment460

EL DESTIERRO/IZGNANIE (2007). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: RUSIA. DURACIÓN: 150’.

Dirección: Andrei Zvyagintsev. Guión: Andrei Zvyagintsev, Oleg Negin, Artem Melkumjan. Intérpretes: Konstantin Lavronenko, Alexander Baluyev, Maxim Shibaev, Katya Kulkina, Maria Bonnevie. Fotografía: Mikhail Kirchman. Música: Arvo Part.

Sinopsis: La película nos cuenta la historia de un hombre y su esposa, que dejan la ciudad con sus dos hijos para ir al campo e instalarse en la casa natal del marido, ahora vacía. El secreto que comparte la pareja, relacionado con el destino de un tercer hijo en camino, desemboca en una tragedia con ribetes familiares… Basada muy libremente en la novela “The Laughing Matter” (“Cosa de risa”), del escritor armenio William Saroyan.

Si ya en “El regreso”, su maravillosa ópera prima, Zvyagintsev nos dejaba ver su adhesión al cine de Tarkovski, en esta ocasión parece empeñarse en hacer un homenaje total al cine del gran maestro. Y esto es evidente desde esos maravillosos planos que abren y cierran la película, y que evocan la magna obra tarkovskiana, “Sacrificio”.

Cada plano de “El destierro” parece emular con una composición pictórica clásica. Tal el grado de equilibrio y armonía con el que está concebido y que remite a las obras de los maestros flamencos, por el color, pero sobre todo por la magnífica luz que los inunda. Una luz tamizada, a veces crepuscular, pero siempre evocadora y llena de lirismo.

De otro lado, también a semejanza de Tarkovski, Zvyagintsev posee un manejo de la cámara, sutil y elegante con el cual realiza hermosísimos planos secuencia, a los que acompaña de manera perfecta, la música sublime, a veces dramática, de Arvo Part, generando en el  espectador  sensaciones totalmente indescriptibles…

La estructura del guión es perfecta. Dos partes perfectamente diferenciadas, que el director logra unir mediante una acertada estilización del flashback, la que considero una novedosa forma de manejo del tiempo cinematográfico.

Los diálogos son escasos y los silencios cobran relevancia para “hablar” más, que del destierro geográfico, del destierro emocional de los personajes.

En cuanto a los protagonistas, tanto Konstantin Lavronenko como Maria Bonnevie se roban nuestra atención con dos interpretaciones totalmente contenidas, magistrales. Llama la atención la química que existe entre ellos y cómo, a través de simples gestos o miradas, logran expresar, lo que no logran por medio de las palabras.

“El destierro”, una nueva mirada a las relaciones familiares, tema que será casi obsesivo en la filmografía de Zvyagintsev. En este caso aderezado con sentimientos de culpa… y la presencia permanente de la muerte. Un film potente, profundo, que nos pone en presencia de un nuevo maestro del cine ruso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s