MATAR A UN RUISEÑOR

Por: Mario Arango Escobar.

mulligan190

ROBERT MULLIGAN
Nació en Nueva York 1925. Estudió en la Fordham University antes de acudir al combate con los marines de su país en la Segunda Guerra Mundial. Más tarde inició su carrera como director en la televisión. Debutó en el cine en 1957 con “El precio del éxito/ Fear Strikes Out (1957). Narra la historia de un exitoso deportista que luego de algunos fallos en varios partidos, termina sufriendo una crisis nerviosa que lo pone al borde de la locura.

“El gran impostor”/ The Great Impostor (1961). Confinado en una prisión, un hombre logra escapar y cambia de identidad para evitar que lo capturen. Plenamente integrado en la vida civil, decide adoptar la personalidad de un capitán médico de la Marina.

En 1962, realiza “Matar a un ruiseñor” película que presentamos en nuestro cineclub.
“La noche de los gigantes”/ The Stalking Moon (1968). Un explorador del ejército recién retirado, ayuda a una mujer blanca y a su hijo mestizo a volver a casa, después de haber sido encontrados en un cuartel del ejército entre los prisioneros indios de un campamento apache.

“Verano del 42”/ Summer of ’42 (1971). La película nos narra las experiencias románticas de tres adolescentes durante un verano.
“El próximo año a la misma hora”/ Same Time, Next Year (1978). Un hombre y una mujer se conocen por casualidad en un romántico hotel. Aunque ambos están casados, al día siguiente despiertan perplejos en la misma cama preguntándose qué les ha pasado. Sin embargo, se citan para el año siguiente en el mismo hotel y en la misma fecha.

“Un verano en Louisiana”/ The Man in the Moon (1991). Verano de 1957. En una granja de un pueblo de Louisiana, viven con sus padres dos hermanas: Dani, de 14 años, sueña con ser algún día tan guapa y popular como su hermana Maureen, de 17. En la granja de al lado se acaban de instalar la viuda Marie Foster y su hijo Court, de la misma edad de Maureen. Entre Court y Dani surge inmediatamente una gran simpatía basada en sus juegos y en profundas conversaciones; pero, cuando Court conoce a Maureen, Dani se sentirá muy celosa.
Robert Mulligan murió en Connecticut (Estados Unidos), en el año 2008.

To Kill A Mockingbird

MATAR A UN RUISEÑOR/ TO KILL A MOCKINGBIRD. (1962). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: ESTADOS UNIDOS. DURACIÓN: 129’.

Dirección: Robert Mulligan. Guión: Horton Foote (Novela: Harper Lee). Intérpretes: Gregory Peck, Mary Badham, Brock Peters, Phillip Alford, John Megna, Frank Overton, Rosemary Murphy, Robert Duvall. Fotografía: Russell Harlan. Música: Elmer Bernstein.

Sinopsis: En una pequeña villa del estado de Alabama, residen el abogado Atticus Finch y sus dos hijos, Scout y Jem. Finch, de cordial y afable personalidad, encuentra el rechazo de buena parte de sus vecinos por aceptar la defensa de un hombre negro acusado de violar a una joven blanca. Adaptación de la novela homónima de Harper Lee.
Desde los títulos de crédito, la música y la imagen de una hermosa caja, Mulligan nos introduce en una atmósfera evocadora. Estamos en la época de la Gran Depresión americana. La historia está relacionada con los años de infancia de Harper Lee, la autora de la novela sobre la que se adaptó la película.

Con un guión de precisa estructura, la narración se desarrolla desde el punto de vista adulto de Scout Finch (quien encarna a la escritora Harper) y que en el film es tan sólo una niña entre 6 y 9 años apróximadamente. La historia es la recreación de los recuerdos (veinte años más tarde) del tiempo de su infancia, en compañía de su hermano John y de su padre.

Destacable, desde el punto narrativo, es la presentación de la historia en dos bloques bien diferenciados. En primer término, una detallada presentación de personajes. Inicialmente estarían los tres niños protagonistas, que se caracterizan ante todo por su curiosidad. Luego tendríamos a Atticus Finch, el padre. Un hombre íntegro, cariñoso y preocupado por el bienestar y la educación de sus hijos.
Posteriormente, de la mano de la niña narradora, nos trasladamos a esos años felices de su niñez, y conocemos las costumbres y vida de Maycomb, el pequeño poblado de Alabama, donde transcurre el relato.

El otro gran tema importante de la historia sería el momento de juicio. Recurso que Mulligan utiliza para hacer una descripción de lo miserable que el ser humano puede llegar a ser. Atticus deberá luchar en dos frentes, el defender la causa de su cliente y por otro lado el proteger a sus hijos del desprecio que deberán soportar por la defensa que hace de un negro. Pero contra toda suposición, lo niños encontrarán en esta experiencia una gran lección: reconocerán en su padre a un hombre para quien el negro es igual al blanco, cuando de impartir justicia se trata.

Posterior a la ocurrencia del juicio, Mulligan nos sorprende con un final realmente maravilloso, que funciona a modo de conclusión o de moraleja, que no describo para que quienes no hayan visto el film, disfruten de la emoción de este momento.

Además de los ya dicho, es necesario destacar, como uno de los puntos sobresalientes de esta inolvidable película, las magistrales interpretaciones. Gregory Peck realiza, sin lugar a dudas, uno de los mejores trabajos de toda su filmografía. Su personificación de Atticus Finch se constituye en un verdadero ejemplo de buen actuar, a tal punto que es considerado como uno de los más destacados héroes de ficción del cine estadounidense. En cuanto a los niños protagonistas, todos realizan un trabajo actoral destacable, convincente, lleno de naturalidad.

El trabajo fotográfico de Russell Harlan es realmente notable. Sus encuadres idílicos, las amplias perspectivas y las composiciones bien cuidadas, le imprimen al film una fuerza visual deslumbrante, llena de hermosas imágenes que permanecen en la memoria del espectador.

La banda sonora, a cargo del genial Elmer Bernstein, incluye pasajes intimistas, tensos, melodías infantiles, o cortes de terror. Todo un compendio de estados de ánimo. Para destacar, el maravilloso “solo” de flauta que enfatiza la emoción y la tensión en los momentos que se está a la espera del veredicto.

Algunas imágenes para el recuerdo. El momento en el cual John queda atrapado en el alambre de púa. El plano de Atticus saliendo cabizbajo de la sala del juzgado en medio de la comunidad negra que se pone de píe para demostrarle su respeto y admiración. Y por supuesto, la secuencia final, que como dije arriba, no develaré.

Robert Mulligan, realiza una esplendida adaptación de la novela de Harper. Su mirada estética y talento como realizador quedan demostrados al captar, de manera tan hermosa el mundo de la infancia, pero también al respetar y recrear, magistralmente el tema principal de la película: el rechazo a los prejuicios raciales, a la intolerancia y a la discriminación. ¡Imprescindible!

Premios:

1962: 3 Oscars: Mejor actor (Gregory Peck), guión adaptado., dirección artística. 8 nominaciones.
1962: 3 Globos de Oro: Entendimiento internacional, actor (Peck) y BSO. 5 nominaciones.
1963: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película)
1962: Premios David di Donatello: Mejor actor extranjero (Gregory Peck).

FILE - This March 14, 1963 file photo shows Harper Lee, author of the Pulitzer Prize-winning novel, "To kill a Mockingbird." Publisher Harper announced Tuesday, Feb. 3, 2015, that "Go Set a Watchman," a novel Lee completed in the 1950s and put aside, will be released July 14. It will be her second published book. (AP Photo, File)

HARPER LEE

Nació el 28 de abril de 1926 en Monroeville, Alabama. (Estados Unidos).

Fue la más joven de los cinco hijos de Frances Cunningham, ama de casa, y de Amasa Coleman Lee, que ejerció como abogado y sirvió en la Legislatura del Estado de Alabama de 1926 a 1938.
Cursó estudios en las universidades de Alabama y Oxford, donde estudió derecho durante varios años y escribió para el periódico de la universidad, aunque no completó el grado. Lee trabajó en las oficinas de una compañía aérea en Nueva York.

Su primera y única novela fue Matar un ruiseñor (1960), por la que en 1961 recibió el Premio Pulitzer. Publicada cuando tenía 34 años. Esta obra narra su propia vida en una pequeña localidad sureña, el protagonista, Atticus Finch, está basado en su padre, que una vez defendió dos hombres negros acusados de asesinar a un tendero blanco. Sus clientes, un padre e hijo, fueron ahorcados.

Expone con maestría la vida de un pueblo en plena época de la depresión económica y de una dura segregación racial, que aún subsistía con fuerza en el momento en que publica su novela: años que coinciden con la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

En 1962 la novela fue llevada al cine por Robert Mulligan.
En febrero de 2015, Lee anunció la inminente publicación de una segunda novela, titulada Go Set a Watchman (aún sin título al español), a publicarse el 14 de julio de 2015) y que fuera escrita antes de Matar un ruiseñor.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s