¿DÓNDE ESTÁ LA CASA DE MI AMIGO?

Por: Mario Arango Escobar.

kiarostami

ABBAS KIAROSTAMI

Nació el 22 de junio de 1940 en Teherán (Irán). Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Teherán mientras se ganaba la vida como diseñador gráfico, ilustrador de carteles y director de anuncios publicitarios. En 1969 fundó la sección de cine del Instituto para el Desarrollo Intelectual de Niños & Adultos Jóvenes, donde dirigió sus primeros cortometrajes. Se inició en el mundo del cine como realizador de películas didácticas y siempre ha mostrado una gran sensibilidad hacia el mundo de la educación y de los niños. Su primer corto, de clara influencia neorrealista, fue “El pan y la calle” (Nan va Koutcheh), (1970), en el cual Kiarostami explora el terreno de las imágenes y la relación entre realismo y ficción. La mayoría de sus cortos de esta primera etapa tienen títulos como “El recreo”, “Dos soluciones para un problema”, ”¿Cómo aprovechar el tiempo libre?”, “Homenaje a los profesores”.

Su primer largometraje es “¿Dónde está la casa de mi amigo?” (Khane-ye Doust Kodjast) (1987), película que presentamos en nuestro cineclub.
“Deberes” (Mashgh-e Shab, 1989), excelente ejemplo de cine cálido y poético en el que denuncia los aspectos más duros de la sociedad iraní.“Primer plano” (Nema-ye Nazdik, 1990), mezcla de documental y drama a través de una historia en la que un fanático del cine finge ser el reputado director Moshen Makmalbaf.
“Y la vida continúa” (Zendegi va digar hich, 1992), narra la tragedia humana provocada por el gran terremoto que sufrió Irán en 1990. Un director de cine y su hijo deciden, tras el terremoto, visitar el pueblo donde realizaron “¿Dónde está la casa de mi amigo? para saber cómo estaban los niños actores que participaron en ella.

En el año 1994 realiza “A través de los olivos” (Zire darakhatan zeyton), una nueva versión de “La vida continúa”, pero con una historia de amor de por medio.
“El sabor de las cerezas” (Ta’m e guilass, 1997). Fue su consolidación como director. La película, que narra la historia de un hombre de 50 años obsesionado con el suicidio, es una oda a la libertad individual. Película presentada en nuestro cineclub.
“El viento nos llevará” (Bad ma ra khahad bord, 1999), habla del rodaje de una película en la pequeña localidad kurdo-iraní de SiahDareh, que provoca una pequeña revolución entre sus habitantes, convencidos de que los miembros del rodaje son en realidad buscadores de un tesoro que es halla en el cementerio local.
“ABC ÁFRICA” (2001). En respuesta a una invitación para rodar una película acerca de los huérfanos de enfermos de Sida en Uganda, Kiarostami y su equipo viajan hasta allí para documentarse y preparar el rodaje de un documental.
En el año 2002, rueda “Diez” (Ten), un riquísimo retrato de la situación de la mujer en la sociedad iraní. “Shirín” (2008). Es una película que muestra a las espectadoras (todas mujeres) de una sala de cine que están viendo una película basada en un cuento persa. “Copia Certificada” (Copie conforme, 2010), una lúcida reflexión sobre el arte, centrándose en la relación original y copia. Película presentada en nuestro cineclub en marzo de 2012. “Como un enamorado”/Like someone in love (2012), película que presentamos en nuestro cineclub en junio de 2013.

Directores favoritos Abbas Kiarostami¿DÓNDE ESTÁ LA CASA DE MI AMIGO? /Khane-ye Doust Kodjast (1987). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: IRÁN. DURACIÓN: 80’.

Dirección y guión: Abbas Kiarostami. Intérpretes: Babek Ahmad Poor, Ahmed Ahmed Poor, Kheda Barech Defai, Iran Outari, Aît Ansari. Fotografía: Farhad Saba. Música: Amine Allah Hessine.

Sinopsis: Sin darse cuenta, un niño se lleva para su casa el cuaderno de su compañero de clase. Al percatarse de lo ocurrido, emprende el camino hasta la casa de su amigo para devolverlo.

La película se inicia en una escuela de Koker, un pequeño pueblo al norte de Irán. Allí, un rígido maestro revisa los deberes de sus alumnos, y al tiempo los alecciona en la más severa disciplina. Nematzadeh no ha realizado su tarea y el profesor lo reprende y amenaza con expulsarlo en el momento que vuelva a incumplir con sus deberes.

Al salir de clase, en medio del juego, Ahmed, por puro descuido, mete en su maletín el cuaderno de su amigo. A la tarde, cuando se dispone a realizar su tarea, se percata de que además de su cuaderno, también tiene el de su compañero Nematzadeh. Presa de la angustia, y consciente de que si su amigo no realiza la tarea será expulsado de la escuela, recurre a su madre, y le cuenta lo sucedido. Intenta en repetidas ocasiones hacerle ver que debe ir a devolver el cuaderno, pero no obtiene ninguna respuesta. Y entonces decide, a escondidas, ir hasta el pueblo vecino, y buscar la casa de Nematzadeh para entregar el cuaderno.

Después de un largo recorrido, Ahmed llega a Poshteh, donde, al parecer vive su compañero. Sin embargo nadie en el pueblo parece conocer dónde queda su casa. Pero el niño no desiste de la búsqueda, no obstante que ya empieza a caer la noche. Finalmente, en ese ir y venir, encuentra a un anciano que se ofrece a acompañarlo a buscar a su amigo.

Haciendo uso de una narrativa totalmente minimalista (que va a ser el sello de toda su filmografía), Kiarostami nos hace partícipes de la angustia de Ahmed en ese ir de un lado para otro, intentando dar con el paradero de su amigo. Y es en ese recorrido, que se nos hace interminable, en el que el director iraní centra toda la atención dramática del film. Y esta elección tiene que ver con el sentido que él quiere darle a este empeño del niño, que contradiciendo a todos los adultos que encuentra a su paso, insiste en cumplir con lo que su conciencia le manda.

Es en esta sencillez estilística, completamente neorrealista, que el talento de Kiarostami se hace evidente. Su película nos conmueve, y nos ilustra sobre el verdadero sentido de la educación. Y para lograrlo no ha necesitado de grandes parafernalias ni pomposos efectos especiales.

Una película que funciona en diversos niveles, desde el más sencillo como fábula infantil hasta otros muchos más complejos donde se busca denunciar lo absurdo de algunas posturas que rigen la educación en algunos países.

Para destacar, como uno de los puntos clave de este film, además de lo ya dicho, estaría la memorable actuación de Babek Ahmad Poor, en el papel del Ahmad, que sin formación profesional, cautiva y convence.

Escenas para el recuerdo. La escena final, que cierra la película…y que no debo revelar…

Para finalizar, he querido retomar las palabras que el gran maestro Akira Kurosawa pronunció después de haber visto esta obra: «Creo que las películas del cineasta iraní Abbas Kiarostami son extraordinarias. No sería capaz de traducir mis emociones en palabras, así que les aconsejo sencillamente ir a verlas y comprobar a qué me refiero». ¡Toda una obra de arte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s