INFIEL

Por: Mario Arango Escobar.

image

LIV ULLMANN

Nació en 1938 en Tokyo (Japón) donde su padre trabajaba como ingeniero de minas agregado en la Embajada noruega en Japón. Con motivo de la invasión alemana, su familia se trasladó a Canadá. Luego de la muerte de su padre, en 1945, volvió a su lugar de origen, instalándose en Trondheim, principal puerto noruego, a 400 kilómetros de Oslo.

A los diecisiete años marchó a Londres para estudiar arte dramático en la Weber-Douglas School con Irene Brent como profesora. Estuvo en la capital británica durante ocho meses, pero al terminar el curso fue suspendida en un examen de un teatro de Oslo, donde consideraron que carecía de talento. Posteriormente se matriculó en el Conservatorio de Arte Dramático, donde destacó como alumna brillante.

Pronto consiguió su primer papel importante, el de Anna Frank, en el Teatro de Stavenger. Su interpretación le abrió las puertas del Teatro Nacional de Oslo donde interpretó obras de Bernard Shaw, Bertolt Brecht y Shakespeare, a la vez que comenzó a rodar algunos filmes de pequeño alcance.

Ya era conocida en Noruega como actriz de teatro, cuando fue elegida por Bergman para participar en “Persona” (1966). Su trabajo con Bergman, especialmente en “Secretos de un matrimonio”, la llevó a ser considerada un icono feminista y cultural en los años 70, además de una de las actrices más respetadas del cine mundial.
Protagonizó nueve de los largometrajes de Ingmar Bergman, con quien tiene una hija, la escritora Linn Ullman.

En 1980 fue nombrada embajadora de la Unicef. Viajó desde entonces tanto por países del Tercer Mundo como por los desarrollados, buscando en estos últimos una mayor ayuda económica para la organización. Como representante de esta organización se ha preocupado de la infancia y ha visitado numerosos campos de refugiados en zonas de conflictos bélicos y ha pronunciado conferencias sobre el tema. A la vez, es representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). A estas dos actividades representativas dedicó desde entonces gran parte de su tiempo.

Debutó como directora de cine, con “Sofie” (1992). Narra la historia de una devota familia judía de Copenhague entre 1886 y 1907, centrada en Sofie, hija única, inteligente y soñadora. De la mano de sus sueños recuerda su vida y los hombres que la han acompañado: el padre, el pintor, el marido, el cuñado y el hijo.
“Encuentros privados”/ Enskilda samtal (1996). Drama sobre el adulterio con guión de Bergman y realizado por Ullmann para la televisión sueca, pero estrenado en cines.
Infiel/ Trolösa (2000) película presentada en nuestro cineclub
La señorita Julia/ Fröken Julie (2014). La historia transcurre en 1880, durante una noche de verano, en una mansión rural irlandesa. La película muestra la lucha de poder entre una joven aristócrata y el criado de su padre.
Tomado de http://www.biografiasyvidas.com/biografia/u/ullman.htm

MSDTROL EC001

INFIEL/TROLÖSA (2000). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: SUECIA. DURACIÓN: 155’.

Dirección: Liv Ullmann. Guión: Ingmar Bergman. Intérpretes: Lena Endre, Erland Josephson, Krister Henriksson, Thomas Hanzon, Michelle Gylemo, Juni Dahr, Philip Zandén. Fotografía: Jörgen Persson.

Sinopsis: La película se refiere a un triángulo amoroso en el que están implicados Marianne, su esposo Markus y David, el amante de ella. Y de cómo la pequeña hija del matrimonio es quien más afectada resulta de esta experiencia.

La película está basada en un guión de Ingmar Bergman, que a su vez recoge apartes de su propia vida. Un guión que tiene la impronta del genial maestro sueco. Posee abundancia de detalles y matices, además de una gran complejidad formal y conceptual.

Un escritor que vive aislado en una lejana isla, intenta dar cuerpo a una novela que recoge una historia amorosa de su juventud. Es el mismo Bergman, quien al recordar a la mujer que amó (Marianne), ésta se hace presente, y a través de ella, conoceremos la historia.
Marianne y Markus son un matrimonio feliz. Tienen una hija de nueve años, Isabelle. David, el mejor amigo de Markus, es divorciado. Visitante frecuente del apartamento de la pareja, un día, mientras Markus está de gira, David hace una visita a Marianne, e inesperadamente, la platónica relación que había entre ambos, se transforma para dejar paso a la pasión…

El drama ocurre en dos momentos narrativos diferentes, y a lo largo de dos secuencias espaciales diferentes La historia, basada en experiencias personales del guionista, tiene lugar en 1958-60, cuando éste cuenta con 40 años de edad, en Estocolmo, Paris, Copenhague y en exteriores de la isla de Faro (Suecia). Marianne (Lena Endre) es un personaje imaginado, que en los dos tiempos narrativos tiene la misma edad (unos 40 años).

La historia de amor que surge entre Marianne y David, por algún tiempo se superpone a otra que entra en decadencia (la de Marianne y Markus). David (Krister Henriksson) de 40 años, es director de teatro y de cine, divorciado y se halla sumido en deudas. Es meticuloso, perfeccionista y celoso. Markus (Thomas Hanzon) es un prestigioso director de orquesta, goza de una solvente posición económica y le apasiona la música. Es reservado, suspicaz, interesado y vengativo. Bergman (Erland Josephson) es guionista y director de teatro, el mismo personaje que encarna David en el otro tiempo narrativo.

La narrativa de la película tiene un ritmo pausado, pero lleno de intensidad y dinamismo Un logro que es justo reconocerle a la directora sueca, pues desde las primeras secuencias captura el interés del espectador. Cada frase, cada diálogo están perfectamente construidos y a través de ellos, conoceremos el complicado mundo interior de los personajes.

En el apartado técnico merece especial mención, la bellísima factura de la fotografía, a cargo de Jörgen Persson, con imágenes realistas, con predominio de los colores cálidos y un cuidado manejo de la luz. La cámara, en pausados movimientos, se regodea en primeros y primerísimos planos, totalmente descriptivos.

En la banda sonora, además de hermosos fragmentos de obras para cuerda y piano de Brahms, y Mozart, llama la atención la melodía producida por una caja de música, de gran contenido simbólico.
Ullmann pone en evidencia su cercanía a Bergman a la hora de dirigir. El trabajo de Lena Endre, como Marianne, es sencillamente memorable. Atención a su gestualidad, a los variados y sutiles matices con los que construye un personaje irrepetible. En cuanto a los demás actores, mencionar el magnífico trabajo de Erland Josephson y Krister Henriksson.

“Infiel” es una película compleja y hermosa. A través de ella, Ullmann logra un poderoso y contundente retrato de la infidelidad y el amor. Imperdible!!!

Premios

2000: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película).
2000: Premios Guldbagge (Suecia): Mejor actriz (Lena Endre).
2001: Premios Sant Jordi: Mejor actriz extranjera  (Lena Endre).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s