EXISTO

Por: Mario Arango Escobar.

..2007 TORUN FOT: WOJCIECH KARDAS / AGENCJA GAZETA

DOROTA KEDZIERZAWSKA

Nació en Łódź (Polonia) en 1957. Se graduó en la Escuela Nacional de Cine de Łódź en 1981. Posteriormente estudió dirección de cine en Moscú.

Realiza su primer largometraje “El fin del mundo”/Koniec swiata en 1988. Emotiva y realista aproximación a la existencia rutinaria de una pareja de ancianos que llevan juntos varios años. Película que presentamos en nuestro Cineclub en julio de 2013
En 1991 realiza “Diablos, Diablos”/ Diabły, Diabły. Es la historia de una adolescente llamada Mała y su primera experiencia de amor, que coincide con la llegada al pueblo de una tribu de gitanos.
“Cuervos”/Wrony (1994) Película que presentamos en nuestro cineclub en junio de 2014.

“Nada”/Nic (1998).Película que presentamos en nuestro cineclub, en julio de 2015. “Existo”/Jestem (2005) Película que presentamos en nuestro cineclub. “Tiempo de morir”/ Pora umierac (2007). Película que presentamos en nuestro Cineclub en mayo de 2013.

“Mañana será mejor”/ Jutro bedzie lepiej (2010). Crónica de tres niños solos que tienen un deseo común: alcanzar la frontera y cruzar hasta ese lugar que, para ellos, representa la promesa de una nueva vida.

image

EXISTO/JESTEM (2005). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: POLONIA, DURACIÓN: 90’.

Dirección y guión: Dorota Kedzierzawska. Intépretes: Piotr Jagielski, Agnieszka Nagórzycka, Basia Szkaluba, Edyta Jungowska, Pawel Wilczak. Fotografía: Artur Reinhart. Música: Michael Nyman

Sinopsis: La película nos habla de un niño que se escapa de un orfanato para reunirse con su mamá, una prostituta, que le rechaza, pues su oficio no le permite hacerse cargo de él. Ante el rechazo de su madre y algunos adultos cercanos, el niño debe sobrevivir por sus propios medios.

Con la sensibilidad que le caracteriza, la directora polaca, nos presenta un pasaje de la vida de Kundel, un niño abandonado a su suerte, quien ante el rechazo de su madre y sus allegados, debe asumir su propia supervivencia.

El film se inicia con nuestro protagonista, que es interrogado por las autoridades, luego ocurre un flashback, para dar paso a la historia de Kundel.

En su deambular por las calles, un día conoce a Kuleczka, una niña de clase alta, pero necesitada de amor, de la cual se hace amigo. Los dos niños se convertirán, después de unos días, en compinches totales. Juntos compartirán sus carencias, y se acompañarán en su tragedia.

A través de los ojos de los dos pequeños, la directora nos muestra su entorno. Con su acostumbrada mirada, sin recursos efectistas, nos muestra su realidad. Veremos la indiferencia de los adultos ante la necesidad de afecto que los niños padecen. Para los mayores, Kundel y Kuleczka solo existen, cuando su presencia les incomoda.

Como en los demás trabajos, ya vistos en nuestro cineclub, en esta ocasión Kedzierzawska es parca en los diálogos, pero esta parquedad está bellamente compensada con una majestuosa y lírica banda sonora.

Visualmente, la película es un verdadero prodigio. Hermosa fotografía en tonos sepia que ocasionalmente viran al naranja, produciendo imágenes de una belleza indescriptible. Atención a los movimientos de la cámara, con perspectivas impensables, y los primeros planos que recogen toda la ternura de los rostros infantiles.

La directora polaca nuevamente sorprende con esta maravillosa realización, en la que se percibe su talento para dirigir a los niños. El trabajo que compone Piotr Jagielski, el protagonista del film, da cuenta de ello. La naturalidad con la que interpreta su papel le imprime total credibilidad. En cuanto a Agnieszka Nagorzycka (Kuleczka), resaltar su desempeño, y la química que logra con su contraparte.

“Existo” está llena de escenas que se nos quedan en el recuerdo, como la de Kundel corriendo con su cochecito a través de la hojarasca. Y qué decir de aquella que nos lo muestra pegando sus zapatos con cinta adhesiva. Y para finalizar, la secuencia en la que los dos niños están tendidos en la cama, imperdible!!!
En conclusión, cada nuevo trabajo cinematográfico de Dorota Kedzierzawska, deslumbra por su calidad, tanto formal como conceptual. Un cine con el sello propio de una artista verdadera.

Anuncios

CALVARIO

Por:  Mario Arango Escobar.

image.jpg

JOHN MICHAEL MCDONAGH

Nació en la zona de Elephant & Castle en el centro geográfico de Londres, Inglaterra. Su debut como director cinematográfico ocurre en el año 2011, con la película “El irlandés/The Guard. Un policía irlandés poco ortodoxo se ve forzado a colaborar con un agente del FBI, para investigar un asunto internacional relacionado con las drogas. Película con la que obtuvo una mención de honor a la mejor ópera prima en el Festival de Cine de Berlín 201.

“Calvario”/Calvary (2014). Película que presentamos en nuestro cineclub.

image.jpeg

CALVARIO/CALVARY (2014). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: IRLANDA. DURACIÓN: 101’.

Dirección y guión: John Michael McDonagh. Intérpretes: Brendan Gleeson, Kelly Reilly, Chris O’Dowd, Aidan Gillen, Domhnall Gleeson, David Wilmot, Dylan Moran, Marie-Josée Croze, Killian Scott, Isaach De Bankolé, M. Emmet Walsh, Pat Shortt, Gary Lydon. Fotografía: Larry Smith. Música: Patrick Cassidy.

Sinopsis: El Padre James Lavelle, párroco de un remoto pueblo de la costa irlandesa, es sorprendido por un feligrés, que, en medio de la confesión, lo amenaza de muerte, y le da una semana para que ponga en orden sus asuntos.

“Probé semen a los siete años por primera vez”.  Esta es la confesión que escuchamos de un feligrés al que el padre Lavelle se apresta a impartir el sacramento de la penitencia. Tremenda frase, que es completada por la amenaza que el hombre hace al sacerdote: lo voy a matar, el próximo domingo, en la playa. Este poderoso inicio nos introduce, de inmediato, en una atmósfera de suspenso que se mantendrá hasta el final de la película.
No obstante la intimidación que recibe, el sacerdote continúa con sus rutinas diarias, interactuando con su comunidad. A medida que conocemos a los feligreses, nos preguntamos quién de todos será el verdugo…

Cada uno de los días de la semana (que el agresor le concede al padre), es el recurso narrativo que el director y guionista utiliza para mostrarnos el transcurrir del religioso. Así le veremos en su intento de poner en orden sus relaciones familiares (con su hija suicida fallida), con sus vecinos y consigo mismo. De igual manera, mediante esta táctica narrativa McDonagh nos hace un boceto de su comunidad en la cual conviven las más disímiles lacras sociales.
Los diálogos, incisivos y profundos, mezcla de sarcasmo y humor negro. A través de ellos conocemos lo que piensan, sienten u ocultan los personajes.

Excelente la puesta en escena, en la que sobresalen las locaciones exteriores, con los espectaculares paisajes de mar y playa. Magníficas las tomas aéreas que captan el viento y las olas en la playa solitaria. Trabajo sobresaliente del talentoso fotógrafo Larry Smith.
Las nostálgicas melodías musicales que alternan tonadas irlandesas y populares. Un acertado trabajo del compositor Patrick Cassidy, que refuerza la atmósfera melancólica del film.

Con relación al grupo de actores, constituyen un reparto sobresaliente. Extraordinaria interpretación de Brendan Gleeson, encarnando al sacerdote, un personaje complejo, al que su poderosa presencia le añade credibilidad, con lo que demuestra que es uno de los mejores actores irlandeses de todos los tiempos. Kelly Reilly, como la hija de padre, también es digna de mención.

Un final, al igual que el inicio de la película, potente, sobrecogedor, sin concesiones para el espectador, pero que se constituye en una verdadera parábola sobre Jesucristo en el Gólgota.
Secuencias para el recuerdo. La que tiene que ver con el encuentro sincero, del padre y su hija en la playa. La que narra la muerte del perrito. La escena de la visita a la prisión y la que tiene que ver con la que refiere el estado del niño, víctima de una sobredosis de anestesia.
Con “Calvario”,  McDonagh, se erige como un narrador de gran solidez. Una obra que toca múltiples temáticas, pero en definitiva, es el tema del perdón el que debe captar nuestra atención. Pues como le comenta el sacerdote a su hija: “Se habla más de los pecados que de las virtudes” y “El perdón es la virtud más infravalorada”. Cine de calidad.

Premios

2014: Premios del Cine Europeo: Nominada a mejor actor (Brendan Gleeson).
2014: Festival de Gijón: Sección oficial largometrajes a concurso.
2014: Críticos de Chicago: Nominada a mejor guión.

FUERZA MAYOR

Por: Mario Arango Escobar.

image

RUBEN ÖSTLUND

Nació en 1974 en Styrsö, una pequeña isla en la cosa occidental de Suecia. Entusiasta del esquí, Östlund dirigió tres películas acerca de este deporte en las que muestra su interés por los planos secuencia prolongados. Estudió cine en la Universidad de Goteborg, donde continuó desarrollando este interés, el cual ha seguido evolucionando en sus obras posteriores hasta la fecha. El director es conocido por su incisiva y humorística mirada sobre el comportamiento social de los seres humanos. “Gitarrmongot“(2004). Un trabajo de gran estilización visual, concebido casi exclusivamente a través de planos fijos en los que diversos personajes protagonizan pequeñas historias autónomas que en ocasiones (aunque no siempre), terminarán por confluir.

“Involuntario2/De Ofrivilliga (2008) cinco episodios que constituye un retrato de la sociedad sueca. Todos giran en torno al mismo tema: el poder del grupo sobre el individuo.
Play (2011) Basado en hechos reales, cuenta la historia de unos niños negros de entre 12 y 14 años, hijos de inmigrantes, que robaban a otros muchachos con intimidación, utilizando a su favor el racismo y los prejuicios sociales.
Fuerza mayor/Turist (2014) película presentada en nuestro cineclub.

image

FUERZA MAYOR/TURIST (2014) GÉNERO: DRAMA. PAÍS: SUECIA. DURACIÓN: 117’

Dirección y guión: Ruben Östlund. Intérpretes: Johannes Kuhnke, Lisa Loven Kongsli, Vincent Wettergren, Clara Wettergren, Kristofer Hivju, Fanni Metelius, Karin Myrenberg, Brady Corbet, Johannes Moustos, Jorge Lattof, Adrian Heinisch. Fotografía: Fredrik Wenzel, Fred Arne Wergeland. Música: Ola Fløttum.

Sinopsis: Una joven pareja y sus dos pequeños hijos están de vacaciones en los Alpes franceses. Un día, mientras están en un restaurante, ocurre una avalancha, que genera la estampida de los asistentes. La madre de los niños, desesperada, busca protección en su esposo Tomas, pero éste ha huido para salvar su vida. Aunque nadie ha sufrido ningún daño físico, el ambiente familiar se ha roto, y no volverá a ser el de antes.

La película se inicia con una sesión de fotografías idílicas y tiernas de la familia, en el entorno exótico de los Alpes. Unas secuencias que sirven como introducción de la historia y a la vez como presentación de los personajes y del ambiente familiar.
Durante el segundo día, mientras disfrutan del almuerzo en un restaurante del hotel, ocurre una avalancha. Como es de esperarse, el pánico es colectivo. Ebba, desesperada, confía en la ayuda de Tomas, su esposo, pero éste sale corriendo del lugar, sin pensar en proteger a su familia. Rápidamente todo vuelve a la normalidad, la avalancha no ha dejado víctimas. Tomas regresa con los suyos, y aparentemente, no ha ocurrido nada…

A partir de este momento, el drama irrumpe en la historia. Y las vacaciones familiares, que auguraban ser las más felices, se verán marcadas por este inesperado incidente, y sobre todo, por la actitud asumida por el padre.
Östlund, quien es también el guionista de la película ha estructurado su relato en cinco días. Un recurso que nos permite conocer la rutina diaria de la familia, y además conocer cómo evolucionan los sentimientos entre los distintos integrantes del grupo, antes y después del percance ocurrido en el restaurante.

A medida que avanza el metraje, el desasosiego se instala en medio de la familia. No solo los adultos van a experimentar un estado de permanente tensión e incertidumbre. También los niños serán presa de la duda y la inseguridad. Y nosotros, espectadores, viviremos con ellos el drama que los invade.

El director sueco demuestra su gran talento al penetrar en la psique de los personajes, exponiendo sus defectos y describiendo con gran realismo el drama interior que vive cada uno. No juzga a ninguno de los dos esposos por su reacción ante lo sucedido. Simplemente muestra el punto de vista de cada uno y nos deja en libertad para que seamos nosotros los que digamos la última palabra. Atención a los punzantes diálogos.

Técnicamente, la película es un compendio de aciertos. La fotografía a cargo de Fredrik Wenzel y Fred Arne Wergeland, con esas imágenes fantásticas de los Alpes. Hermosos los planos de una blancura infinita, y la nieve que cae. La atmósfera perfecta para la gélida relación familiar.

Una banda sonora que combina largos silencios (totalmente elocuentes) con las explosiones que suenan durante la noche, y fragmentos de “Las cuatro estaciones” de Vivaldi, creando una atmósfera estremecedora…
Para completar la excelencia de “Fuerza Mayor”, quedaría hablar de las actuaciones. En primer lugar un reconocimiento a la labor de dirección de actores por parte de Östlund. En cuanto al trabajo actoral, sobresale Johannes Bah Kuhnke, en el papel del padre, un rol que construye a base de múltiples matices. A su lado Lisa Loven Kongsli, como Ebba, que le sirve de contrapunto perfecto. Magnífico el papel de los dos pequeños actores, Vincent Wettergren y Clara Wettergren.

Para el recuerdo, la escena en la que Tomas, el padre y esposo, agobiado por la culpa, se derrumba delante de su esposa e hijos y estalla en llanto. Una escena que llega directo a la sensibilidad del más indiferente de los espectadores.
Un final abierto que puede desconcertar un poco… pero que admite múltiples lecturas. “Fuerza mayor” una mirada incisiva a nuestros miedos, a nuestras emociones, a los estereotipos de género. Una película con la cual Ruben Östlund deja claro porqué es uno de los directores del nuevo cine sueco más reconocidos del panorama cinematográfico actual. Un director que merece la pena seguir.

Premios:

2014: Globos de Oro: Nominada a mejor película de habla no inglesa.
2014: Premios del Cine Europeo: 2 nominaciones, incluyendo mejor película.
2014: Premios Guldbagge: 6 premios incluyendo mejor película y director.
2014: Festival de Cannes: Premio del Jurado “Un Certain Regard”.
2014: Festival de Sevilla: Giraldillo de oro a la mejor película, mejor guión.