EL PUENTE DE LOS ESPÍAS

Por: Mario Arango Escobar.

image

STEVEN SPIELBERG

Nació en Cincinnati (Estados Unidos) en 1947. Se crió en el seno de una familia judío ortodoxa y, aunque el antisemitismo estuvo presente en la infancia de Spielberg, su familia no solía hacer alusiones al holocausto nazi, que muchos años después sería el tema de una de sus mejores películas, La lista de Schindler, basada en la novela de Thomas Keneally.

Su primera película la rodó como aficionado, a la edad de doce años. A los 13 consiguió un premio por una película de guerra de 40 minutos; a los diecisiete años, había realizado ya una ambiciosa producción de más de dos horas. Asistió a California State College, donde cursó estudios de cine. Fue contratado por la Universal y dirigió seriales para la televisión.
Debuta en la gran pantalla con “El expreso de Sugarland”/ The Sugarland Express (1974). Un joven presidiario de apenas veinte años logra escapar de la cárcel con la ayuda de su esposa, casi una niña. Lo que se propone es recuperar a su hijo, cuya custodia ha sido entregada por la ley a una familia de acogida. Lo sorprendente es que la fuga se produce a pesar de que la pareja tiene serias limitaciones mentales.

Un año después apareció “Tiburón”/ Jaws (1975) que juega con los miedos ancestrales de los espectadores. Otras obras destacadas de su filmografía son:

“Encuentros cercanos del Tercer Tipo” /Close Encounters of the Third Kind (1977), película relacionada con las apariciones de ovnis y otros extraños fenómenos.

Dejó a un lado el género de la ciencia ficción para estrenarse en el de aventuras, con “Cazadores del Arca Perdida” /Raiders of the Lost Ark (1981). Año 1936. Indiana Jones es un profesor de arqueología, dispuesto a correr peligrosas aventuras con tal de conseguir valiosas reliquias históricas. Después de una infructuosa misión en Sudamérica, el gobierno estadounidense le encarga la búsqueda del Arca de la Alianza, donde se conservan las Tablas de la Ley que Dios entregó a Moisés. Según la leyenda, quien las posea tendrá un poder absoluto, razón por la cual también la buscan los nazis.

Volvió a la línea de Encuentros cercanos del Tercer Tipo con “E.T. el extraterrestre”/E.T the Extra-Terrestrial (1982).

En 1986, rueda “El color púrpura” /The Color Purple. Evocación de la vida de una familia negra del sur de los Estados Unidos de 1910 a 1950.

En 1987 dirige “El imperio del sol”/The Empire of the Sun, donde narra la historia de un joven inglés que lucha por sobrevivir durante la ocupación japonesa en la Segunda Guerra Mundial.

En 1993 le llega el reconocimiento de Hollywood, al ganar siete Óscar con “La lista de Schindler”/Schindler’s List, una visión terrible del drama judío bajo el terror nazi.

“Salvando al soldado Ryan”/Saving Private Ryan (1998). Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Tras el desembarco de los Aliados en Normandía, a un grupo de soldados norteamericanos se le encomienda una peligrosa misión: poner a salvo al soldado James Ryan.

“Múnich” (2005), sobre el atentado terrorista en los Juegos Olímpicos de Múnich, 1972.

En 2012, estrenó “Lincoln”, film sobre el presidente estadounidense.

“El puente de los espías/ Bridge of Spies (2015), película presentada en nuestro cineclub.
Nominado seis veces a los Óscar en la categoría de mejor director, ganó el premio en dos ocasiones, con La lista de Schindler (1993) y Salvando al soldado Ryan (1998).

image

EL PUENTE DE LOS ESPÍAS/ BRIDGE OF SPIES (2015). GÉNERO: DRAMA JUDICIAL. PAÍS: ESTADOS UNIDOS. DURACIÓN 135’.

Dirección: Steven Spielberg. Guión: Matt Charman, Ethan Coen, Joel Coen. Intérpretes: Tom Hanks, Mark Rylance, Amy Ryan, Scott Shepherd, Sebastian Koch, Billy Magnussen, Alan Alda, Jesse Plemons, Eve Hewson. Fotografía: Janusz Kaminski. Música: Thomas Newman.

Sinopsis: En el marco de la Guerra Fría, el film nos introduce en una historia de intriga y espionaje que tiene que ver con el intercambio de tres prisioneros, un espía soviético, un estudiante y un piloto norteamericanos. James Donovan, será el abogado que lleve a cabo este intricado proceso.

La nueva obra de Spielberg está basada en hechos reales, ocurridos entre los años de 1957 a 1961, en plena Guerra Fría. En realidad, la película nos presenta tres historias que ocurren de manera simultánea, y que están relacionadas entre sí. En una primera instancia seremos testigos de la captura, por parte del FBI, del espía soviético Rudolf Abel (Mark Rylance) en Brooklyn. Para atender el juicio de este extranjero, el comité de abogados designa a Jame B. Donovan (Tom Hanks), un abogado con una gran trayectoria en el campo de los seguros.

Mientras conocemos los avances del proceso contra el espía soviético en Estados Unidos, el film nos lleva a la ciudad de Berlín, que está siendo dividida por el inolvidable muro, para enterarnos de la captura, por parte de la policía alemana, de Frederic Pryor (Will Rogers), un estudiante estadounidense. Finalmente, seremos testigos de la suerte del piloto estadounidense Francis Gary Powers (Austin Stowell), que cae en poder del ejército soviético. Tres historias que van a converger en el famoso puente de Glienicke que unía la URSS con la sección Oeste de Berlín.

Desde el inicio de la película, Spielberg nos ofrece toda una lección de buen cine. La secuencia que narra la captura del espía soviético es todo un derroche de cómo contar a través de la imagen. En ella se advierte no sólo el gran talento de un director que ha alcanzado la madurez estilista, sino que además nos habla de su amor por el cine clásico, del cine de maestros como Hitchcock, que sentaron las bases y crearon las mejores películas de espionaje.
Uno de los puntos fuertes del film, sin lugar a dudas, lo constituye el preciso y bien elaborado guión a cargo de los hermanos Ethan y Joel Coen, que abunda en detalles y que permite que la historia sea cabalmente comprendida por el espectador, no obstante la abundante información que está presente en ella.

En el apartado técnico, sobresale la insuperable puesta en escena. El brillante trabajo de reconstrucción de Berlín del Este, a cargo de Adam Stockhausen y la exquisita y bien lograda fotografía del maestro polaco Janusz Kaminski, con esa textura tan evocadora. Todo un conjunto al que la banda sonora, del compositor Thomas Newman envuelve en una atmósfera nostálgica y hermosa.
Desde el punto de vista de las actuaciones, es preciso destacar el acierto del casting, y la mano de un director avezado, que lleva a que Tom Hanks (Donovan) y Mark Rylance protagonicen un duelo interpretativo de primera línea. Pero si Tom Hanks convence en un papel que le sienta como anillo al dedo, es Mark Rylance, el veterano actor inglés, quien sorprende en su rol de Rudolf Abel y con el cual se hizo merecedor al Premio Óscar a mejor actor secundario en la reciente versión de los Premios de la Academia.

Una escena final que recoge todo el ideario de Spielberg. Donovan, regresa a casa, exhausto, pero orgulloso y pleno de haber cumplido con su deber. Y no de cualquier manera. Se le pidió que salvara a un espía ruso, y lo logra. Pero además logra rescatar a un piloto y a un estudiante norteamericanos y por eso esta escena de Donovan tendido en su cama, cobra sentido…

“El puente de los espías” es la consolidación de un director que ha permanecido fiel al espíritu del cine clásico, del cine de contenido. En esta ocasión, esta historia de intriga y espionaje le sirve para hablarnos, entre otras cosas de la importancia que para él tienen virtudes como la justicia, la fidelidad, la patria…. ¡El cine que perdura!

Premios

2015: Premios Oscar: 6 nominaciones incluyendo mejor película.
2015: Premios BAFTA: Mejor actor secundario (Mark Rylance).
2015: Globos de Oro: Nominada a mejor actor de reparto (Mark Rylance).
2015: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actor secundario (Rylance).
2015: National Board of Review (NBR): Mejores 10 películas del año.
2015: American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año.

EL NUEVO TESTAMENTO

Por: Mario Arango Escobar.

image

JACO VAN DORMAEL

Nació en 1957 en Ixelles, Bélgica. Durante algunos años trabajó como payaso, y más tarde hizo teatro para niños. Pero lo precario de estas ocupaciones, y las escasas ganancias económicas que le reportaban, le llevarían a estudiar fotografía. Su hermano, el músico Pierre Van Dormael, le introduce posteriormente en el mundo de la televisión, realizando varios documentales que a la vez le sirven de aprendizaje. Esta experiencia le llevará a ser contratado como director de filmes publicitarios, terreno en el que adquirirá una gran fama en Bélgica.

En 1991 escribe y dirige “Totó el héroe” (Toto le héros). Esta película narra la odisea de un anciano, recluido en un geriátrico, que intenta reconstruir su vida desde el momento en que, según cree, fue cambiado por otro niño en el hospital donde nació. El film participó en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes y obtuvo cuatro premios Félix de la Academia del Cine Europeo.

Su siguiente película, “El octavo día” (Le huitième jour, 1996) muestra el interés del director en denunciar los problemas que deben afrontar las personas con síndrome de Down, y las incomprensiones familiares y sociales que padecen. En esa misma línea ha colaborado también en una campaña publicitaria contra las minas antipersonas, puesta en marcha por organizaciones internacionales no gubernamentales. Sus protagonistas conquistaron el galardón a los mejores actores en Cannes.

En el 2009 realiza “Vidas posibles de Mr. Nobody” (Mr. Nobody), que narra la historia de Nemo, un niño de padres separados que debe elegir con cuál de los dos prefiere quedarse.
Fuente: http://www.mcnbiografias.com

image

EL NUEVO TESTAMENTO/Le tout nouveau testament (2015). GÉNERO: COMEDIA. PAÍS: BÉGICA. DURACIÓN: 113’.

Dirección: Jaco Van Dormael. Guión: Thomas Gunzig, Jaco Van Dormael. Intérpretes: Pili Groyne, Benoît Poelvoorde, Yolande Moreau, Catherine Deneuve, Emylie Buxin, Cyril Perrin. Fotografía: Christophe Beaucarne.

Sinopsis: La película nos cuenta, en tono de comedia, la historia de la hija de Dios, una niña que no se lleva nada bien con su padre, al que considera un patán, y de cuyo yugo quiere escapar, al igual que lo hizo su hermano mayor.

Haciendo uso de su característico estilo, el director Van Dormael nos presenta su mirada sobre la familia del Padre Eterno. Un señor, que vive en Bruselas, en compañía de su esposa y de su hija Ea. “JC” su hijo mayor, se ha fugado de la casa, para escapar de la tiranía de su padre.
En las primeras secuencias del film conoceremos de cerca al dios padre. Un hombre que pasa su tiempo al frente de su computador, desde el cual maneja y dirige a su antojo la vida de los seres humanos. La relación con su esposa y su hija Ea es totalmente autoritaria y distante.

Cansada de la vida de sumisión a la que está sometida, Ea, decide rebelarse contra su padre. Lo primero que hace es acceder a su computador y hacer modificaciones en los archivos que tienen que ver con los seres humanos, cambiando el rumbo de sus vidas…
Para evadir el castigo por el caos informático causado, Ea, ayudada por JC, decide escapar de casa. Ya en la Tierra, buscará ayudar a los más necesitados, causando repetidas pataletas al Padre Eterno.
En su propósito de ayudar a la humanidad, Ea reclutará a seis apóstoles, que van a conformar un grupo bastante particular y heterogéneo. Serán ellos los encargados de anunciar y trasmitir las enseñanzas del Nuevo Mesías. Serán ellos también los que van a ser posible la escritura de los nuevos evangelios.
Estos nuevos evangelios, sirven de manera perfecta al director belga para estructurar su relato en una serie de capítulos y al mismo tiempo para hacer más evidente la parodia de los textos bíblicos.

El talento de Van Dormael, como narrador, es evidente, y la forma como nos sumerge en su mundo de realismo mágico es totalmente novedosa. Su particular estilo recurre a impensables metáforas y efectos visuales que lo erigen como uno de los grandes del cine actual. En esta ocasión, apoyado en primeros planos de expresiones faciales distorsionadas, la teatralización de las tareas más cotidianas, y un vestuario y decorados totalmente acordes con la fantasía de la historia.

Unas interpretaciones extraordinarias, contribuyen, sin lugar a equívocos, al éxito de la película. En este apartado es necesario destacar la caracterización, memorable, que hace Benoît Poelvoorde de Dios Padre. A su lado Pili Groyne, en el papel de Ea, es toda un revelación. En cuanto a los secundarios, sobresaliente el trabajo actoral de Yolande Moreau, como la esposa y de Dios.
“El nuevo nuevo testamento”, una inteligente comedia, con un humor ácido y crítico muy bien manejado. No obstante, el valor que tiene este nuevo trabajo de Van Dormael, reside en las profundas reflexiones que nos propone sobre nuestras creencias y sobre nuestra existencia. ¡Genial!

Premios

2015: Premios César: Nominada a mejor película extranjera.
2015: Festival de Cannes: Sección oficial (Quincena de Realizadores).
2015: Globos de Oro: Nominada a mejor película de habla no inglesa
2015: Premios del Cine Europeo: Mejor diseño de producción, nominada a mejor comedia.
2015: Festival de Sitges: Mejor actriz (Groyne).
2015: Satellite Awards: Nominada a Mejor película de habla no inglesa.

MUSTANG

Por: Mario Arango Escobar.

image

DENIZ GAMZE ERGÜVEN

Nació en 1978 en Ankara (Turquía), pero emigró con sus padres a Francia en 1980. Creció y estudió en Francia. Asistió a la La Fémis (Escuela Nacional Superior de los Oficios de la Imagen y el Sonido) es la Escuela Nacional de Cine en Francia, en la cual se graduó en 2008.

Su debut como realizadora ocurre en 2015, con la película “Mustang”, que ha despertado muy positivos elogios de la crítica especializada. Película que presentamos en nuestro cineclub.

image

MUSTANG (2015). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: FRANCIA. DURACIÓN: 97’.

Dirección: Deniz Gamze Ergüven. Guión: Deniz Gamze Ergüven, Alice Winocour. Intérpretes: Erol Afsin, Ilayda Akdogan, Doga Zeynep Doguslu, Elit Iscan, Ayberk Pekcan, Günes Sensoy, Tugba Sunguroglu. Fotografía: David Chizallet, Ersin Gok. Música: Warren Ellis.

Sinopsis: La película nos cuenta la historia de cinco hermanas adolescentes que han terminado su ciclo escolar y para celebrar el inicio de las vacaciones, van a la playa, donde se divierten jugando en el agua con unos amigos. Al llegar a casa, el castigo de la abuela no se hace esperar, pues según los comentarios de algunos vecinos, la conducta de sus nietas es totalmente obscena e inapropiada.

El inicio de la película coincide con la llegada de las vacaciones escolares. Las cinco hermanas, en compañía de algunos compañeros, quieren celebrar y para ello deciden ir a la playa para disfrutar del sol y del mar. Como cualquier grupo de adolescentes, se ríen, se bañan, y juegan despreocupadamente. Una vecina ha visto la clase de juegos en que están participando las niñas. Para ella, son demasiado “vulgares”, y se ve obligada a contárselo a la abuela. Ésta última, y su hijo, responden con un severo castigo para las jóvenes.

Seguidamente, las muchachas serán confinadas a vivir presas en su propia casa, que a instancias de su tío y su abuela, se ha transformado en una verdadera cárcel. No se les permitirá asistir al colegio, y deberán emplear su tiempo en prepararse para ser buenas esposas, y esperar el momento en que aparezca el hombre que se convertirá en su marido, gracias a un matrimonio arreglado. Es el mandato de la tradición de una cultura en la que el papel de la mujer está muy bien definido…

La historia está narrada desde el punto de vista de la más pequeña, Lale, quien a pesar de su corta edad, será la encargada de rebelarse contra esta serie de arbitrariedades y restricciones a su libertad y a la de sus hermanas. Ella será el núcleo emocional del relato.
Un guión lineal, y sólido con diálogos inteligentes, que evidencian la situación social de la mujer en la Turquía actual. Las frases cortas y sencillas, hacen que el espectador esté siempre atento a lo que ocurre en la pantalla. A pesar de ser una historia dramática, la directora, muy hábilmente, le adiciona brillantes toques de humor. Llama la atención el cuidado con el que está dibujado cada personaje. Todos poseen una historia particular, que finalmente se integra, de manera perfecta en el drama total.

Deniz Gamze Ergüven impone a su historia un ritmo que evoca el galopar de aquellos caballos que dan nombre a la película. Y ello lo logra con ese manejo ágil y dinámico que imprime a la cámara y con el permanente movimiento de las jóvenes protagonistas ya en la escuela, ya en el bosque, ya en la ciudad…
Destacable las interpretaciones de las cinco actrices protagonistas, que a excepción de Elit Iscan (Ece), tienen su primera experiencia actoral en el cine. Sus actuaciones son tan naturales y se genera una química tan fuerte entre ellas, que nadie pondría en duda que realmente son hermanas. A su lado el actor Ayberk Pekcan, en el papel del tío, encarna el odioso papel con sobrada solvencia.

Adicionalmente, “Mustang” cuenta con innegables logros en el apartado técnico. Una fotografía realista, a cargo de David Chizallet, que retrata con gran poesía el ámbito doméstico donde sucede la historia, deteniendo la mirada en los objetos cotidianos. Soberbio manejo de la luz y la sombra.
La acertada banda sonora, un trabajo exquisito del músico australiano Warren Ellis, contribuye a la atmósfera emotiva de la película.

Con “Mustang”, la directora turca nos introduce en un drama que refleja la difícil situación que desde tiempos inmemoriales padecen las mujeres. Y no solo en Oriente Medio. Una película honesta, valiente, que nos propone profundas reflexiones sobre la igualdad, la libertad y la familia. Imperdible!

Premios:
2015: Premios Oscar: Nominada a mejor película de habla no inglesa.
2015: Globos de Oro: Nominada a mejor película de habla no inglesa.
2015: Premios César: 9 nominaciones incl. mejor película, director y ópera prima.
2015: Premios del Cine Europeo: Premio Discovery (mejor ópera prima).
2015: Premios Goya: Nominada a mejor película europea.
2015: Independent Spirit Awards: Nominada a mejor película extranjera.

45 AÑOS

Por: Mario Arango Escobar.

Conversation

ANDREW HAIGH

Nació en 1973 en Harrogate (Reino Unido). Se desempeñó durante muchos años en el área de edición, en películas como Gladiador (2000) y La caída del Halcón Negro (2001) de Ridley Scott, La sonrisa de Mona Lisa (2003) de Mike Newell, y Mister Lonely (2007; Bafici ‘08) de Harmony Korine.

Como director ha realizado varios cortometrajes, entre los cuales sobresale “Greek Pete” (2010), que refleja el mundo de la industria sexual.

Debuta en el largometraje con “Weekend” (2011). Un viernes, tras una fiesta en casa con sus amigos heterosexuales, Russell visita un club gay donde a última hora conoce a Glen. Ambos comienzan entonces una relación de fin de semana, pero lo que parecía que iba a ser una aventura de una noche, termina en una relación de gran intensidad emocional.

“45 años”/45 years (2015) película que presentamos en nuestro cineclub.

45-years1
45 AÑOS/45 YEARS (2015). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: REINO UNIDO. DURACIÓN: 93’.

Dirección: Andrew Haigh . Guión: Andrew Haigh (Relato: David Constantine). Intérpretes: Charlotte Rampling, Tom Courtenay, Geraldine James, Dolly Wells, David Sibley, Sam Alexander, Richard Cunningham, Rufus Wright, Hannah Chalmers, Camille Ucan. Fotografía: Lol Crawley.

Sinopsis: Kate y Geoff están próximos a cumplir 45 años de matrimonio. Con tal motivo ofrecerán una fiesta. Sin embargo, la llegada de una carta inesperada, hará que la celebración ya no sea lo que pensaban…
La película se inicia con los preparativos para la celebración de los 45 años de matrimonio de Kate y Geoff. Ambos esposos están muy entusiasmados con este evento, sobre todo porque al cumplir los 40 años de casados no pudieron celebrar, debido a una enfermedad de Geoff. Todo va perfecto cuando, inesperadamente, llega una carta dirigida al marido, anunciando que el cadáver de una mujer, antigua novia suya, ha sido encontrado en un glaciar suizo.

Aunque Kate (Charlotte Rampling) parece indiferente ante el contenido de la misiva, pues lo considera un hecho que hace parte de un pasado remoto, su esposo Geoff (Tom Courtenay) en cambio, empieza a sentirse gradualmente alterado. A decir verdad, desde el momento en que llega la mencionada carta, nada será igual en la vida de este matrimonio.

Con el pasar de los días, Geoff no puede eludir el estado de turbación que le ha generado el recuerdo de quien fuera su primer amor. A tal punto llega su ansiedad que Kate empieza a darse cuenta de la importancia que aquella mujer tuvo, y aún tiene en la vida de su esposo.

A medida que el metraje avanza la distancia entre la pareja se hace evidente. Geoff se desentiende por completo de la celebración que se avecina, y Kate, cada día, acumula una rabia que la devora en silencio…

El guión, que el propio Andrew Haigh adapta del cuento ‘In another country” de David Constantine, está elaborado en forma de capítulos que coinciden con los días de la semana previos a la celebración del aniversario de bodas. Un recurso narrativo muy acertado, ya que a través de él, el director nos hace partícipe de la evolución emocional y de los diferentes estados de ánimo que van a experimentar los protagonistas luego de conocer el contenido de la carta que llega de Suiza.

Haigh se revela como un narrador de gran talento. Y lo hace desde la sutileza. En “45 años”, nada está remarcado, y los silencios, las miradas y los gestos de los protagonistas, son de una elocuencia absoluta. Atención a los primeros planos de los rostros de los personajes, que nos permiten conocer el drama que éstos viven.

Este afán de construir un relato pausado, casi en voz baja, encuentra en la dupla de protagonistas, la respuesta precisa. Charlotte Rampling (Kate), despliega toda su experiencia actoral, para entregarnos una interpretación, contenida, llena de matices, que ha sido reconocida en certámenes tan importantes como el Festival de Cine de Berlín, donde obtuvo el Oso de oro, como mejor actriz. Por su parte Tom Courtenay, asume su papel con total maestría, ofreciéndonos una caracterización muy verosímil y humana. Su trabajo también mereció el reconocimiento de Berlín, con el Oso de oro a mejor actor.

En el apartado técnico, además de lo ya dicho, merece mención especial una fotografía realista que capta con gran belleza tanto los espacios interiores, como aquellos que ocurren en la campiña británica, con esos paisajes desolados, que reflejan el momento emocional que viven los personajes. Magnífico trabajo de Lol Crawley.

En cuanto a la banda sonora, destacar el excelente uso de la música, especialmente con melodías que nos remiten al pasado de los protagonistas, como la bellísima ” Smoke Gets in Your Eyes ” de The Platters.

Escenas para el recuerdo. La secuencia, bastante emotiva del discurso de Geoff, donde se hacen evidentes sus verdaderos sentimientos respecto a Kate.

“45 años”, una película en la mejor tradición del cine clásico británico. Una historia que en manos de Andrew Haigh adquiere el sello y el tono del cine que permanece, como todo el cine de calidad.
Premios:
2015: Premios Oscar: Nominada a mejor actriz (Charlotte Rampling).
2015: Festival de Berlín: Mejor actor (Courtenay) y actriz (Rampling).
2015: Premios del Cine Europeo: Mejor actriz (Charlotte Rampling).
2015: Premios BAFTA: Nominada a mejor film británico.