EL AMOR EN TIEMPOS DE ODIO

Por: Mario Arango Escobar.

image

JAN HREBEJK

Nació en 1967 en Praga (República Checa). Estudió en la Escuela de Cine y Televisión de la Academia de Artes Escénicas en Praga.

Obras destacadas de su filmografía:

“Pelísky” (1999). Dos familias, los Sebkovi y los Krausovi, se disponen a celebrar la Navidad, pero no precisamente con buen humor navideño. Los hijos adolescentes piensan que sus padres son totalmente estúpidos, y los padres están seguros de que sus hijos son unos rebeldes consentidos que se quejan de todo.

“El amor en tiempos de odio”/Musime si pomáhat (2000), película que presentamos en nuestro cineclub.

“Horem pádem” (2004). Dos contrabandistas se encuentran a un bebé abandonado, lo que dará pie a las más cómicas situaciones.

“Kawasakiho ruze (2009). 2009. Pavel Josek, un inminente científico y antiguo disidente, está a punto de recibir una condecoración por su valentía. Sin embargo, durante el rodaje de un documental de televisión sobre su vida se desvelará que a principios de los años 70, y bajo presión de la policía secreta, este hombre tomó parte activa en la desacreditación de un antiguo amigo que se vió finalmente obligado a emigrar. Este drama familiar gira en torno a las prácticas de la policía secreta a la hora de desacreditar a sus oponentes.

“Líbánky” (2013). Durante una íntima luna de miel que se llevará a cabo durante la tarde, la noche y la mañana siguiente en una casa de campo, irrumpirá un invitado inesperado.

image

EL AMOR EN TIEMPOS DE ODIO/Musíme si pomáhat (2000). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: REPÚBLICA CHECA. DURACIÓN 120’.

Dirección: Jan Hrebejk . Guión: Jan Hrebejk, Petr Jarchovský (Historia: Petr Jarchovský). Intérpretes: Bolek Polívka, Csongor Kassai, Jaroslav Dusek, Anna Sisková, Jirí Pecha, Martin Huba, Simona Stasová . Fotografía: Jan Malír. Música: Ales Brezina.

Sinopsis: En el marco de la Segunda Guerra Mundial, en un pequeño pueblo checo que ha caído en manos de los alemanes, vive Josef, en compañía de su mujer. La apacible vida de los esposos se verá alterada con la llegada de David, un judío que les pide protección ante su inminente captura por parte de los nazis…

Jan Hrebejk, como ya es habitual en su filmografía, nos presenta una historia que mezcla a partes iguales, y de manera muy acertada, el drama y la comedia. En esta oportunidad, se adentra en las peripecias a las que se verán enfrentados Josef y su esposa Marie, ambos judíos, pero que, en aras de conservar el empleo del hombre, se ven precisados a aparentar que son simpatizantes de los alemanes. Y esto es así, ya que el jefe de Josef, es un redomado colaboracionista, que está dispuesto a delatar a quien se atraviese en su camino.

Un día cualquiera, acude a la casa de nuestros protagonistas, David, un vecino judío que ha escapado de un campo de concentración. A pesar del riesgo que corren, Josef y Marie no dudan en brindarle protección, escondiéndolo en el sótano de su casa.

A partir de este momento, la vida de los tres personajes, se complicará totalmente, pues el jefe de Josef, es un visitante frecuente de la familia, y empieza a sospechar que algo oscuro se le está ocultando. La presencia de David, va a detonar el drama y los toques de fino humor. Un humor que surge de los constantes malentendidos y juegos de palabras, como también de un recurso muy bien utilizado por el guionista y que tiene que ver con el hecho de que, al estar David oculto, mientras se suceden las visitas de Horst (el amigo indeseable), los diálogos se prestan para interpretaciones llenas de comicidad.

Para acentuar los efectos dramáticos de ciertos pasajes del film, el director checo hace uso de la técnica del stop-motion, que se percibe como una aproximación a la cámara lenta, pero que en realdad es algo que se logra en la post-producción digital o proyectando a 20 fotogramas por segundo en lugar de las acostumbradas 24.

Pero no se crea que la película se reduce a la mera comicidad. Pues la sátira política es permanente, y sobre todo, somos testigos del clima de zozobra y opresión que reinaba en Checoeslovaquia, durante los años de la Segunda Guerra Mundial.

Entre los puntos fuertes del film, además del original y bien estructurado guión, cabe destacar las singulares interpretaciones del trío de actores protagonistas. Anna Sisková, (Marie), Bolek Polívka (Josef) y Jaroslav Dusek (Horst Prohaska), realizan unas interpretaciones magníficas, llenas de realismo y naturalidad.

En el apartado técnico, sobresale una puesta en escena costumbrista, que aprovecha al máximo el reducido espacio en el que se desarrolla la película, sin que ésta se torne claustrofóbica. Adicionalmente, habría que mencionar el excelente trabajo del compositor Ales Brezina, y su bellísima melodía musical.

Escenas para el recuerdo. La secuencia cuando Marie es sorprendida con David, por su esposo y los amigos de éste. Y, claro!, la escena que aparece al final, cuando Josef, pasea a su bebé por una ciudad en ruinas. Hermoso contraste entre la muerte y la vida.

Jan Hrebejk nos regala una película maravillosa. Llena de humor, y sobre todo de humanidad, todo un canto al valor de la vida. Imprescindible!

Premios

2000: Nominada al Oscar: Mejor película de habla no inglesa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s