CONFIANZA

Por: Mario Escobar Arango.

ISTVÁN SZABÓ

image

Nació en 1938 en Budapest (Hungría). Como su familia era judía, debieron esconderse durante el Holocausto.

Inicialmente Szabó pensó en convertirse en médico, que era la profesión de su padre, además de ser una tradición familiar, referencia que aparece con frecuencia en sus películas. Sin embargo, su interés en las artes escénicas desde muy joven, lo llevó a incorporarse en la Academia de Cine de Budapest. Sus trabajos estudiantiles culminan en 1962 con Koncert, su película de graduación.

Su primer largometraje plenamente profesional “La edad de las ilusiones” (Álmodozások kora), ocurre en 1965. Según la opinión de algunos críticos, contiene influencias de la nouvelle vague y del cine polaco contemporáneo. Esta realización significó para el precoz director el Premio Especial del Jurado al Mejor Director en el Festival Cinematográfico de Hungría, convirtiéndose de inmediato en una figura clave para toda una nueva generación de cineastas húngaros de los años sesenta.

Dentro de su extensa filmografía, destacan títulos como:

“Apa” (Father), de 1966. Una película muy personal, sensible y poética, incluso romántica, que retrata plenamente el alma del director, la zozobra de la guerra y el comunismo.

“Confianza” (Bizalom) (1980). Película que presentamos en nuestro cineclub

“Mephisto”, película de 1981, significa para el director húngaro el reconocimiento internacional, al ser galardonado con el Premio Oscar a la Mejor Película Extranjera. La historia gira en torno a un actor de teatro, que decide “venderse” al nazismo, con tal de ascender en su profesión. Película presentada en nuestro cineclub en octubre de 2013.

“Coronel Red” (Redl ezrede) (1984) y “El adivino” (Hanussen) de 1988, terminan la trilogía, iniciada con “Mephisto”, con la caída del Imperio Austro-Húngaro, como telón de fondo.

“El amanecer de un siglo” (Sunshine) (1999). Poético retrato de varias generaciones, a lo largo de un siglo, que culmina con el derrumbamiento del imperio soviético.

“Conociendo a Julia”/ Being Julia (2004) Un diva del teatro londinense, pasa por un momento de decadencia. Para tratar de salir de esta crisis, se deja seducir por un joven arribista. Película presentada en nuestro cineclub en septiembre de 2013.

“The Door”/La puerta (2012). Magda, una escritora de clase media alta, emplea a una mujer mayor y solitaria, Emerence, para ser su ama de llaves. Hungría vive afectada por los acontecimientos externos, los cuales influyen en la relación entre las dos mujeres que viven en lados opuestos de la misma calle. Sin duda, hay cosas que se perdieron en un público no familiarizado con el entorno, pero podemos comprender claramente la sombra de la II Guerra Mundial, el Holocausto y la post-guerra de Hungría en un régimen comunista que se cierne sobre. Presentada en nuestro cineclub en septiembre de 2013.

image

BIZALOM/CONFIANZA (1980). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: HUNGRÍA. DURACIÓN 105’.

Dirección: István Szabó. Guión: István Szabó, Erika Szántó. Intérpretes: Ildikó Bánsági, Péter Andorai, Oszkárné Gombik, Károly Csáki, Ildikó Kishonti, Lajos Balázsovits, Tamás Dunai, Zoltán Bezerédy. Fotografía: Lajos Koltai.

Sinopsis: Un hombre y una mujer deben tomar una decisión extrema para salvar sus vidas. Las fuerzas de la Alemania Nazi han ocupado el país y si no quieren verse deportados solo tienen una salida: mentir y hacerles creer que son pareja.

István Szabó, continúa con su mirada a uno de sus temas recurrentes en sus obras anteriores: el surgimiento del amor en un entorno caracterizado por la opresión y la falta de libertad. En esta oportunidad, “Confianza” se enmarca en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, un ambiente donde reina la incertidumbre y la desconfianza.

La historia está protagonizada por Kata (Ildiko Bansagi), una mujer casada, que un día cualquiera recibe la noticia de que su esposo se ha visto obligado a huir para escapar de los nazis. En aras de preservar su integridad, Kata es abordada por un desconocido que la obliga a refugiarse en la casa de unos amigos.

En su nueva residencia, encontrará a Janos (Peter Andorra), quien le informa que, para no despertar sospechas de los dueños de la casa, ambos deberán fingir que son una pareja de esposos. Para tal fin, Karen, a instancias de Janos, deberá adoptar una nueva personalidad, un nuevo nombre y una nueva manera de comportarse.

Como es de esperarse, tratándose de dos extraños, la convivencia del nuevo matrimonio, en las primeras etapas, estará signada por constantes hostilidades de parte y parte. Sin embargo, dado el carácter un tanto débil de Kata, será ésta, la que, a medida que avanza el metraje, irá sucumbiendo ante las órdenes de Jano y poco a poco será su compañera sumisa…

En este lento proceso de simulación y adaptación a la nueva vida, empiezan a surgir vínculos afectivos en la pareja, hasta que un incipiente amor los lleva a expresarse sexualmente. Pero al finalizar la ocupación alemana, los dos enamorados deben, irremediablemente, dar fin al idilio y enfrentar la realidad de sus respectivas existencias.

El guión, del que también es autor Szabó, hace que la película transite hacia el mejor thriller psicológico, con grandes dosis de suspenso, no solo por los altibajos que experimenta la relación amorosa del simulado matrimonio, sino también porque no conocemos los antecedentes de ambos protagonistas.
Szabó recurre a una narrativa netamente teatral, que le va perfectamente bien a una historia que discurre mediante pequeños episodios, a través de los cuales conoceremos las emociones y actitudes de los dos protagonistas.

La atmósfera claustrofóbica del film se deriva, no sólo del reducido espacio en el que transcurren los acontecimientos, sino que está reforzada, magníficamente, a través de una fotografía de tonos oscuros y lúgubres a cargo de Lajos Koltaiy, fotógrafo habitual del director.
Notable la tarea del realizador y guionista, a la hora de construir los dos personajes principales, con unas características sicológicas perfectamente bien definidas. Características, que sirven de sustento a los dos protagonistas, Ildiko Bansagi y Peter Andorra, para lograr unas interpretaciones dignas de las mejores notas.

“Confianza”, una bella metáfora, de tintes románticos, con la cual el insigne director húngaro, nos habla de la guerra. Y no sólo la que alude al conflicto bélico, sino también de aquella que viven dos seres atrapados en sus vidas carentes de amor. Imperdible!!!

Premios:

1980: Nominada al Oscar: Mejor película de habla no inglesa
1980: Festival de Berlín: Oso de Plata – Mejor director.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s