PROMESA SOLEMNE

Por: Mario Arango Escobar.

image

SRDJAN KARANOVIC

Nació en 1945, en Belgrado, (Serbia).

La guirnalda de Petra/Petrijin venac (1980). Narra la vida de Petria a través de tres décadas, desde su primer matrimonio en los años 40 hasta la muerte de su segundo marido, a finales de los 60. Al mismo tiempo se refleja el panorama social y económico de la Yugoslavia de la época.

“Fresas en la garganta”/ Jagode u grlu (1985). Un grupo de amigos deciden celebrar la vuelta desde el extranjero de su amigo Miki. Han alquilado para ellos solos un restaurante, para recordar su juventud en los años 60 en la que promete ser una noche agitada.

Virginia/ Virdzina (1991). Croacia, finales del s.XIX. Tener hijos varones era una esperanza para salir de la pobreza milenaria en la que vivían los campesinos. Un padre de familia suplica al cielo para que su cuarto hijo sea, por fin, un varón. Como nace una niña, el padre la obligará a vestir y a comportarse como si fuera un chico.

Miradas amorosas/ Sjaj u ocima (2003) Labud es un estudiante que llega a Belgrado, siguiendo una ola de refugiados provocado por los conflictos de etnias en la antigua Yugoslavia. Echa de menos a su novia, Vida, de la que fue separado durante la guerra de los Balcanes. Desea reencontrarse con ella pero sabe que las posibilidades son remotas. Mientras tanto conoce a Romana, una joven procedente del otro extremo del frente. Pronto los dos jóvenes se enamoran…
Promesa solemne/Besa (2009). Película que presentamos en nuestro cineclub.

image

PROMESA SOLEMNE/BESA (2009). GÉNERO: DRAMA. PAÍS: SERBIA. DURACIÓN: 106’.

Dirección y guión: Srdjan Karanovic. Intérpretes: Miki Manojlovic, Iva Krajnc, Nebojsa Dugalic, Radivoje Bukvic, Ana Kostovska, Radivoj Knezevic, Jovo Maksic, Nikola Krneta, Slobodan Filipovic. Fotografía: Slobodan Trninic. Música: Zoran Simjanovic.

Sinopsis: A comienzos de la Primera Guerra Mundial, un profesor de una pequeña escuela serbia, debe viajar a la capital para enrolarse en el ejército. Antes de su partida, debe encontrar a alguien que se haga cargo de su joven esposa…

La historia, basada en un hecho real, se desarrolla en Serbia, justo al comienzo de la I Guerra Mundial. Filip (Nebojsa Dugalic) es el director de una escuela y acaba de ser destinado a un pequeño pueblo después de haberse casado con Lea, una eslovena con fuerte acento austríaco. Ésta, aunque es ciudadana serbia, no deja de ser sospechosa como simpatizante del Imperio Austro-Húngaro, para ese entonces, enemigo de Serbia. La guerra estalla y a Filip lo trasladan a la capital para prestar servicios en el Ministerio. Lea tendrá que quedarse en el colegio hasta que el conflicto acabe, o hasta que Filip regrese. El marido, preocupado por la situación en la que queda su mujer (una posible “enemiga” en el bando equivocado), le busca protección en Azim, el guarda del colegio, un albanés de religión musulmana. Azim le promete a Filip un “Besa”, tradicional juramento que cumplirá con su vida si es necesario. Y es justamente, este compromiso que adquiere Azim, el núcleo sobre el cual se desarrolla el film.

Una vez que Filip marcha al frente, y queda Lea en manos de Azim, irrumpe el drama. En un primer momento, y a causa de las diferencias, étnicas y sociales de la mujer y su guardián, sus relaciones serán bastantes tensas. Sin embargo, la fuerza de las circunstancias, no les dejarán más opción que tratar de entenderse. Y efectivamente, a medida que avanza la historia, las hostilidades se hacen menores, y la convivencia más llevadera.
En ese gradual acercamiento entre Azim y Lea, ambos aprenderán algo de la cultura del otro, la música, algunas formas culinarias, etc. Acercamiento que, como es de esperarse entre un hombre y una mujer, también va a propiciar el surgimiento del afecto y del deseo…
Srdjan Karanovic elige un modo de narrar tranquilo, sobrio, con precisos y bien estudiados movimientos de cámara, y una atmósfera intimista muy acorde con la historia.
Uno de los puntos fuertes de la película es la equilibrada mezcla de momentos de gran dramatismo, especialmente en los inicios del relato, con oportunos toques de humor, que hacen de su visionado una experiencia más que agradable.
La fotografía es realista, de tonos cálidos en los exteriores, y un tanto tenebrista hacia los interiores.
Otro de los puntos a destacar de esta singular obra, es el protagonismo de Miki Manoklovic, como Azem, que nos depara una interpretación realmente genial. A su lado, en perfecta sintonía, la actriz Iva Kraknc, como Lea, también borda a cabalidad su papel.

Escenas para el recuerdo. Aquella en la que sin tocarse, Azim y Lea se expresan el amor y el deseo que late entre ellos. Todo un compendio de erotismo.

Con “Promesa solemne”, Karanovic nos presenta un interesante contraste entre dos pueblos irreconciliables. Mientras que la pareja protagonista logra superar esta barrera, en el exterior, la guerra divide y separa a los dos pueblos. Y su mensaje es claro: para lograr la paz es necesario olvidar el pasado. Un film que desde la sencillez de su propuesta nos pone frente a uno de los directores más importantes de los Balkanes. Para tener en cuenta.!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s