TAURUS

Por: Mario Arango Escobar.

image

TAURUS/TELETS (2001). GÉNERO: DRAMA BIOGRÁFICO. PAÍS: RUSIA. DURACIÓN: 104’

Dirección: Alexander Sokurov. Guión: Youri Arabov. Intérpretes: Leonid Mozgovoi, Mariya Kuznetsova, Serguei Razhouk, Natalia Nikoulenko, Lev Yeliseyev, Nikolaï Oustinov. Fotografía: Alexandr Sokurov. Música: Andrey Sigle.

Sinopsis: Sokurov, nos entrega la segunda parte de su trilogía del poder. En esta oportunidad, seremos testigos de los últimos días del líder soviético, Vladimir Ilich Ulianov, Lenin.

Nacido bajo el signo de Tauro*, por lo común vinculado a la fuerza, el magnetismo y el poder de la voz, Lenin pasa sus últimos días en el pueblo de Gorki, en una casa confiscada por el Estado. Inválido, tras sufrir varios infartos.

La película consta de dos partes. En la primera de ellas, se nos presenta la relación del anciano caudillo y su esposa Krupskaya. Les acompañan la hermana de él, su médico personal, y un reducido grupo de asistentes.

La vida de quien, en el pasado fue un ser enérgico, que arrastraba multitudes, es ahora lamentable. Su estado de decrepitud se percibe desde las primeras secuencias. Ya no es capaz de valerse por sí mismo, aunque él afirme, una y otra vez, “puedo solo”. Totalmente confundido, no se entera de lo ocurre a su alrededor y no consigue realizar una sencilla operación matemática. Un auténtico bufón para sus servidores. Solo su esposa le atiende con afectuoso esmero.

En la segunda parte, la historia se detiene en la visita que Stalin realiza a la casa de Lenin. Le vemos preocupado por la situación de su país, y conocemos su deseo de que la revolución del proletariado se extienda a otras naciones.

Sorprende su preocupación ante su inminente muerte y el temor a que su obra desaparezca con él, como se lo expresa a su hermana: “¿Así que después de que yo muera todo será igual? ¿Saldrá el Sol?”

Otro asunto que le angustia bastante, es no haber logrado su objetivo revolucionario, y al respecto se pregunta, “¿Habrá un día en que algo real mueva al pueblo, algo que no sea el miedo o el terror para enseñar a los salvajes a convertirse en humanos?” Y llega incluso a justificar el uso de la violencia para lograr la unión de la sociedad, y lograr que reaccione. En este momento compara al pueblo con un niño pequeño, al que una paliza, en el momento oportuno sería muy beneficiosa…

La historia transcurre en un clima de melancolía, que recuerda la obra de Chejov. La gama de colores verdes y agrisados, crean una atmósfera llena de penumbras. Atmósfera que refuerza la mirada despiadada y tétrica que Sokurov nos quiere dejar del líder de la Gran Revolución de Octubre. Su intención, por un lado, es destruir al mito, acorde con su rechazo por el mundo soviético, pero también, como ya lo hizo con Hirohito, es humanizar la figura de Lenin.
Extraordinario trabajo actoral de Leonid Mozgovoi en el papel protagónico. Su actuación es totalmente convincente. Destacable la labor de maquillaje, logrando una caracterización magnífica. En cuanto a los secundarios, decir que asumen cabalmente sus respectivos roles.
Extraordinario y conmovedor plano final, que nos da cuenta del estado de abandono y soledad en el que terminó su vida el arrogante Vladimir Ilich Ulianov, Lenin.

Otra obra maestra del singular director ruso. Imprescindible!

Premios:

2001: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película).

Nota: * Taurus hace referencia además al mito del Minotauro, que es un monstruo pero al mismo tiempo sufre: dotado de un poder inmenso, sin embargo está aislado del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s