MARGUERITE

Por: Mario Arango Escobar.

img_0516

XAVIER GIANNOLI

Nació en 1972 en Neuilly-sur-seine, Francia.

Después de estudiar Humanidades, Giannoli trabaja como periodista. Posteriormente empieza a trabajar esporádicamente como ayudante de dirección. En 1993 dirigió su primer cortometraje “Le condamné. The Interview (1998), que ganó la Palma de Oro en cortometrajes y un César. Protagonizado por Mathieu Amalric, la película sigue a un periodista encargado de entrevistar a la actriz Ava Gardner.

Debuta en el largometraje con “Les corps impatients” (2003). Charlotte y Paul tienen veinte años. Se quieren. Juntos se enteran de que ella está gravemente enferma. Hay otra chica, Ninon. Paul la desea, es como una válvula de escape para él. Charlotte lo sabe. Entre los tres, se crea una relación a vida o muerte.

“Una aventura”/ Une aventure (2005). Julien, que trabaja en el turno nocturno de una videoteca, acude una noche a su trabajo y al entrar en él se cruza con una joven que parece necesitar ayuda. Julien la sigue pero la mujer desaparece. Al otro día, se la encuentra de nuevo y se siente muy atraído por ella. Se entera que tiene dos hijos y un amante, un hombre casado que la mantiene. Julien decide intervenir y ayudar a la mujer.

“Canción de amor”/ Quand j’étais chanteur (2006). Alain es un popular cantante de salón que vive sólo para sus actuaciones. Marion es una joven de 27 años que acaba de llegar a la ciudad, trabaja como agente inmobiliaria, y es madre soltera de un niño de 5 años que tuvo con un hombre al que ni siquiera quería. A Marion la vida no sabe dónde le lleva hasta que conoce a Alain. Él, por su parte, finge que está buscando una casa sólo por pasar el tiempo con ella.

“Crónica de una mentira”/ A l’origine (In The Beginning) 2009. Un estafador profesional se hace pasar por el jefe de obra de una extensión de la autopista. Consigue embaucar a toda la región, contrata docenas de trabajadores y goza cínicamente de los beneficios de la estafa hasta que conoce a la alcaldesa del pequeño pueblo que la autopista va a cruzar. Ella le descubre un mundo desconocido para él: los sentimientos. ¿Hasta dónde llegará ahora para redimirse de sus propias mentiras?

“Marguerite” (2015). Película que presentamos en nuestro cineclub.

img_0518

MARGUERITE (2015) GÉNERO: DRAMA-COMEDIA. PAÍS: FRANCIA. DURACIÓN: 127’

Dirección: Xavier Giannoli. Guión: Xavier Giannoli, Marcia Romano. Intérpretes: Catherine Frot, André Marcon, Christa Théret, Michel Fau, Denis Mpunga, Sylvain Dieuaide, Aubert Fenoy, Sophia Leboutte, Théo Cholbi, Astrid Whettnall, Vincent Schmitt, Christian Pereira, Martine Pascal, Grégoire Strecker, Jean-Yves Tual. Fotografía: Glynn Speeckaert. Música: Ronan Maillard.

Basada en hechos reales, la película narra la historia de Marguerite Dumont, una rica aristócrata aficionada a la música, quien para ayudar a los damnificados de la I Guerra Mundial, organiza en su propia casa conciertos privados, donde además de algunos artistas reconocidos, ella es la principal intérprete.

El sueño de Marguerite es llegar a ser cantante de ópera y presentarse en un gran escenario. Aunque no posee las aptitudes para el logro de este objetivo, ella está convencida de su talento, pues así lo confirman, hipócritamente, sus más cercanos allegados, y empleados que aplauden efusivamente sus desafinadas intervenciones.

El marido, incapaz de continuar con esta farsa, se inventa una y mil excusas para evitar el sufrimiento de ver a su mujer convertida en el hazmerreír de todos.

Un día, un crítico asiste a las mencionadas tertulias y queda sorprendido al escuchar cantar a Marguerite. No se explica cómo esta mujer no siente vergüenza de hacer el ridículo. Pero también queda fascinado por su personalidad y carisma. Y decide acompañarla en la realización de un concierto en un gran teatro…

El director Giannoli opta por una narrativa en la cual, la parte inicial del relato tiene toda la apariencia de una comedia, sin embargo, a medida que avanza el metraje el drama se hace presente, y al final seremos testigos de la tragedia que acompaña a la protagonista. Para resaltar, el respeto y cariño con el cual el director retrata a Marguerite. Cariño y respeto que llegan al espectador, quien desde el primer momento se identifica con la mujer, y su emoción por la música.

Y es la música, justamente, uno de los puntos a destacar en la película. Una excelente selección de fragmentos de grandes compositores, conforman parte de la banda sonora, a cargo del compositor Ronan Maillard.

Excelente la puesta en escena y muy acertada la ambientación de los años veinte. Igualmente la sociedad en la que ocurre la historia, está perfectamente retrata en la película.

Otros aspectos importantes, desde lo técnico, serían el extraordinario vestuario y la bien lograda fotografía.

En cuanto a las actuaciones. Catherine Frot, como Marguerite, se roba la pantalla con su poderosa interpretación. Dotando a su personaje de una frescura e ingenuidad realmente natural y creíble. En relación a los secundarios, que también cumplen cabalmente con sus respetivos roles, sobresale Michel Fau, como el profesor, quien está incomparable en este papel, que le mereció la nominación a los premios César.

Escenas para el recuerdo. La primera intervención de Marguerite en la velada musical de su casa y la audición con el profesor. La escena final cuando escucha una grabación de su propia voz.

El realizador Xavier Giannoli, nos ofrece una película que pone de presente su talento. Con una apariencia de comedia, logra una poderosa sátira sobre la hipocresía de la sociedad. De otro lado, nos propone una interesante reflexión sobre el arte, y la crítica. Divertida!!!

Premios
2015: 4 Premios César: Mejor actriz, sonido, vestuario y diseño de producción. 11 nominaciones.
2015: Festival de Venecia: Sección oficial largometrajes a concurso.
2015: Festival de Sevilla: Sección oficial a concurso.

LA REINA

Por: Mario Arango Escobar.

img_0501

STEPHEN FREARS

Nació en 1941 en Leicester (Inglaterra). Estudió Derecho en la Universidad de Cambridge y comenzó su carrera artística en el mundo del teatro, participando como director en el Royal Court Theatre, representando funciones como “Esperando a Godot”, la conocida obra de Samuel Beckett que Frears dirigió en el año 1964.
En el cine, y en tareas de asistente de dirección, tuvo la fortuna de colaborar a mediados de los años 60, con varios de los pioneros del “Free Cinema” británico. A finales del decenio Stephen Frears comenzó a dirigir cortometrajes para televisión.

Su primer largometraje fue “Detective Sin Licencia”/ Gumshoe (1971). Eddie Ginley, es un apasionado de la literatura policiaca que vive obsesionado con la idea de convertirse en un personaje de Dashiell Hammett. Así, un día publica un anuncio ofreciéndose como detective privado. Pronto se le presenta el primer caso: un desconocido se pone en contacto con él y le envía una importante suma de dinero, una pistola y una fotografía para que haga desaparecer a una joven universitaria, hija de un militar.

Otros títulos de su filmografía son:
“La Venganza”/ The Hit (1984). Un gángster inglés que se convirtió en delator, vive desde hace diez años con una identidad falsa en una remota aldea española. Cuando los mafiosos a los que traicionó descubren su paradero, contratan a dos asesinos a sueldo para que lo secuestren y lo trasladen a París.

El reconocimiento internacional lo logra con “Mi Hermosa Lavandería”/ My Beautiful Laundrette (1985). Omar, un joven inglés de origen paquistaní, empieza a dirigir la lavandería de su tío con la ayuda de Johnny, un antiguo compañero de clase. Además de dirigir la lavandería, Omar y Johnny reanudan la amistad que los unía cuando eran estudiantes. Su relación de amantes profundamente enamorados escandaliza a sus respectivas familias.
“Las amistades peligrosas”/ Dangerous Liaison (1988) marca el inicio de su trayectoria en Hollywood. Esta película la presentamos en nuestro cineclub en mayo de 2015. Más tarde volvió a triunfar con “Los Timadores”/ The Grifters (1990). El hijo de una prostituta, se encuentra dividido entre el amor que siente por su madre, y su amante que está dispuesta a todo con tal de alejar al joven de la influencia materna.

“Liam” (2000). Una humilde familia de irlandeses católicos consigue salir adelante con dificultades. Liam, el hijo pequeño, todavía va a la escuela. Su madre es una mujer cariñosa, y su padre es un hombre responsable, orgulloso de tener un empleo en plena depresión económica. Cuando la crisis llega a los muelles de Liverpool, el padre pierde el trabajo, y la familia empieza entonces a sufrir las duras consecuencias del paro.
“The Queen (La Reina)” (2006). Película que presentamos en nuestro cineclub. “Philomena” (2013). Basada en hechos reales. Philomena Lee, una adolescente irlandesa que vivía en un internado de monjas, se quedó embarazada y se vio obligada a dar a su hijo en adopción. Cincuenta años después, decide contárselo a su hija y se pone en contacto con un periodista de la BBC para que le ayude a contar su historia y a encontrar a su hijo.
“Florence Foster Jenkins” (2016). Narra la historia real de Florence Foster Jenkins, una mujer que, al heredar la fortuna de su padre, pudo cumplir su sueño de estudiar para ser soprano. El problema era que carecía de talento, pero la gente acudía a sus recitales para comprobar si de verdad era tan mala cantante como decían los críticos.

img_0504

LA REINA/ THE QUEEN (2006) GÉNERO: BIOGRÁFICO. PAÍS: REINO UNIDO. DURACIÓN: 97’

Dirección: Stephen Frears. Guión: Peter Morgan. Intérpretes: Helen Mirren, James Cromwell, Michael Sheen, Alex Jennings, Sylvia Syms, Roger Allam, Laurence Burg, Tim McMullan, Michel Gay, Jake Taylor Shantos, Pat Laffan, Dash Barber, Helen McCrory, Joyce Henderson, Mark Bazeley, Paul Barrett. Fotografía: Affonso Beato. Música: Alexandre Desplat.

Con base en un sólido guión del escritor Peter Morgan, el director británico Stephen Frears nos recrea, de manera precisa, los hechos sucedidos en el año de 1997, y que tienen que ver con la llegada al poder del primer ministro Tony Blair, y la muerte trágica de la princesa Diana de Gales.Frears recurre a material de archivo y a entrevistas de personas allegadas a la realeza para entregarnos un film cercano al documental, bastante verosímil.

La narrativa de la película privilegia el punto de vista de la Reina, a veces compartido con el de Tony Blair, para contarnos las intimidades de los responsables del gobierno y su entorno, y de qué manera afrontaron la muerte de la princesa.La labor de dirección es magistral, no sólo en lo que tiene que ver con la parte actoral. Frears acierta al plantear con total discreción y respeto, unos temas que podrían ser bastante sensibles para la monarquía y para los seguidores de Diana. De otro lado, hace posible que un tema que a priori pareciera aburrido, resulte agradable en pantalla, gracias al perfecto montaje y a ciertos toques del más fino humor.

Técnicamente, merece destacarse la cuidada ambientación y la realista fotografía. Alexandre Desplat, autor de la música, como siempre genial, con notas que contribuyen a crear el ambiente emotivo y dramático de algunas escenas.Uno de los puntos fuertes de la película, como ya he dicho, lo constituye la dirección de actores. Para destacar la memorable actuación de Helen Mirren. Desde las primeras imágenes, es ella la que soporta sobre sus hombros todo el peso del film. Toda una reina de la interpretación, cuidando hasta el más mínimo de los detalles: la voz, los gestos las miradas…A su lado, en un papel también de gran calidad está Michael Sheen, como Tony Blair, que sirve de contrapunto perfecto a la Mirren. En cuanto a los actores secundarios, decir que cada uno cumple a cabalidad con sus respectivos papeles.

Escenas para el recuerdo. Impactante el momento en el cual la Reina se dirige a través de la televisión a sus súbditos. Tal vez el momento más convincente de la actuación de Helen Mirren, que repite, con absoluta fidelidad cada uno de los gestos de la reina.
Con “La Reina”, Stephen Frears logra, a mi juicio, la obra más redonda de su filmografía. Su mirada no es simplemente la de un narrador que registra unos hechos históricos, sino que al margen de ellos, nos presenta una semblanza humana de la Reina Isabel. Imperdible!

Premios

2006: Oscar: Mejor actriz (Mirren). 6 nom., incl. Mejor película y guión original.
2006: 2 Globos de Oro: Mejor actriz dramática (Mirren), guión. 4 nominaciones.
2006: 2 premios BAFTA: Mejor película, actriz (Mirren). 10 nom., incl. guión original.
2006: Premios César: Nominada a mejor película extranjera.
2006: Premios David de Donatello: Nominada a mejor película extranjera.
2006: Premio Goya: Mejor película europea.

ÚLTIMAS ÓRDENES

Por: Mario Arango Escobar.

image

FRED SCHEPISI

Nació en 1939 en Melbourne, Australia. Fue novicio de un monasterio marista que abandonó para bien del cine, a los 16 años. Se inició como director de comerciales para la TV, destacándose a fines de los 1970s y principios de los 80s con algunos dramas realizados con gran sensibilidad.

De su filmografía como realizador de largometrajes, son destacables los siguientes títulos:
“The Chant of Jimmie Blacksmith”(1978). Jimmie es un mestizo educado por un pastor metodista que vive en constante conflicto entre dos mundos muy distintos.
“Un grito en la oscuridad” / A Cry in the Dark (1988). Durante unas vacaciones en la montaña, los Chamberlain pierden a su hija Azaria, una niña de pocos meses. La madre le cuenta a la policía que durante la noche oyó ruidos y vio cómo un dingo (un perro salvaje australiano) entraba en la tienda de campaña y se llevaba al bebé. Como, a pesar de la minuciosa búsqueda llevada a cabo por la policía, el cuerpo de la niña nunca se encontró, la madre acabó siendo acusada de asesinato.

“Seis grados de separación” / Six Degrees of Separation (1993). Paul consigue introducirse hábilmente en el mundo de los marchantes de arte neoyorquinos Ouisa y Flan Kittredge, haciéndose pasar por el hijo de Sidney Poitier. Pero, antes de que empiece a desentrañarse el engaño de Paul, éste aporta a sus anfitriones mucho más que una simple anécdota para contar en sus fiestas: desencadena una serie de acontecimientos que alterará el curso de sus vidas para siempre.
“Últimas órdenes” / Last orders” (2001). Película presentada en nuestro cineclub.

“El foco de la tempestad” / The Eye of the Storm (2011). Elizabeth Hunter,una mujer de extraordinaria belleza, ejerce un férreo control sobre todo lo que la rodea: hijos, servicio, actos sociales; pero pronto tendrá que hacer frente al mayor reto de su vida: decidir el momento para morir.
“Leeciones de amor”/ Words and Pictures (2013). Comedia dramática sobre dos profesores: él de inglés y ella de arte, que sostienen dos puntos de vista diametralmente opuestos; se enfrentan en una especie de incruenta batalla para dirimir si son más importantes las palabras o las imágenes.

image

ÚLTIMAS ÓRDENES/LAST ORDERS (2001) GÉNERO: COMEDIA DRAMÁTICA. PAÍS: REINO UNIDO. DURACIÓN 109’

Dirección: Fred Schepisi. Guión: Fred Schepisi (Novela: Graham Swift). Intérpretes: Michael Caine, Bob Hoskins, Tom Courtenay, David Hemmings, Ray Winstone, Helen Mirren, JJ Feild . Fotografía: Brian Tufano. Música: Paul Grabowsky.

Basándose en una novela de Graham Wuift, el director Fred Schepisi, nos presenta esta nostálgica película en la cual acompañaremos a tres viejos amigos que se han reunido para cumplir el último deseo de su compañero que acaba de morir. Jack Dodd (Michael Caine), antes de fallecer ha expresado su anhelo de que, al dejar este mundo, sus cenizas sean esparcidas en el mar del puerto de Margate, una población de la costa inglesa donde pasó su luna de miel y donde tenía planeado vivir, una vez que se jubilara.

Para dar cumplimiento a la voluntad de Jack, los restantes integrantes del grupo, Ray (Bob Hoskins), Vic (Tom Courtenay) y Lenny (David Hemmings, emprenden el viaje hacia el lugar señalado. A ellos se une Vince (Ray Winstone), hijo de Jack. Durante el viaje cada uno recuerda los momentos compartidos con su entrañable amigo, sus bromas, sus secretos… Como se comprenderá, por el énfasis en los recuerdos, la narrativa está desarrollada prácticamente en base a recurrentes flashbacks, que magistralmente el director y guionista ensambla con el tiempo presente. Un recurso que sirve para darle cierto dinamismo al relato.

Las secuencias durante el viaje nos muestran, desde la óptica de cada uno de los personajes, cómo recuerdan a Jack, y ello nos permite conocer la idiosincrasia particular de todos ellos. De otro lado, es a partir de esas conversaciones que nos damos cuenta que además de estar unidos por la amistad, también hubo entre ellos resentimientos y disgustos. El hecho de que Amy (Helen Mirren), esposa del difunto, no haga parte de la caravana, le añade intimidad a la experiencia.

Un guión bastante bien logrado, en el que los personajes aparecen muy bien dibujados, y en que se ha mezclado de manera muy equilibrada, los momentos de drama y humor. De otro lado, se agradece que, a pesar de tratar un tema como la muerte, el director no incurra en un discurso sentimentaloide ni moralizante.

La banda sonora, a cargo del maestro Paul Grabowsky y la fotografía de tonos apagados, contribuyen de manera perfecta, a crear la atmósfera melancólica en la que sucede la historia.
Fred Schepisi, acierta en la elección del soberbio grupo de actores, todos representantes de la mejor tradición del cine británico. Todos, con actuaciones bastante bien logradas. Sobresalientes Helen Mirren y Bob Hoskins, que construyen unos personajes llenos de fuerza y humanidad, y que tan solo por disfrutar de sus apariciones en pantalla, vale la pena ver el film.
“Últimas órdenes”, una película de gran sencillez formal, que nos permite reflexionar sobre la vida y la muerte, y claro, sobre la verdadera amistad.

EN EL NOMBRE DEL HIJO

Por: Mario Arango Escobar.

image

TERRY GEORGE
Nació en 1952 en Belfast, Irlanda del Norte. Antes de escribir guiones y dirigir películas, escribió y produjo obras de teatro en el Centro de Arte Irlandés de New York, en los años ochenta, donde colaboró por primera vez con Jim Sheridan en la obra “The Tunnel”(1986), basada en sus experiencias cuando estuvo preso en las cárceles británicas de Irlanda del Norte.

Su debut como director ocurre en el año de 1996, con la película “En el nombre del hijo”/Some Mother’s son, que significó para George el reconocimiento en el Festival Europeo de Cine, el Primer Festival de Cine Europeo de Angers y el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. En 1996, George fue nombrado Joven Director Europeo del Año.
Otros títulos de su filmografía son:

“Hotel Rwanda” (2004) 1994, guerra civil de Ruanda. Los odios ancestrales entre los hutu (la etnia dominante) y los tutsi provocan el asesinato del presidente del país, disturbios en las calles y, finalmente, una terrible matanza de los tutsi. Paul, que es hutu, trabaja como gerente de un hotel de lujo de Kigali y, cuando empiezan los disturbios, decide que el mejor refugio es precisamente el hotel. Y hacia allí organiza una huida desesperada acompañado no sólo de su familia, sino también de sus vecinos tutsi. Basada en hechos reales.

“Un cruce del destino”/ Reservation Road (2007). El profesor Ethan Learner, su esposa y su hija van a un recital de música en el que su hijo Josh, de diez años, toca el violonchelo. Antes de volver a casa, se paran en una gasolinera de Reservation Road. Esa misma noche, el abogado Dwight Arno y su hijo de once años, tras haber visto un partido de su equipo de béisbol, hacen también una fatídica parada en Reservation Road: el accidente ocurre tan deprisa que Dwihgt, preso del pánico, se da a la fuga; pero Ethan lo ha visto todo. Ante la tragedia, los dos padres reaccionan de modo inesperado.
“La promesa”/ The Promise (2016). Años 20, durante los últimos días del Imperio Otomano. Un estudiante de medicina, una hermosa joven, y un prestigioso periodista americano de la agencia AP. Ambos se enamoran de la misma mujer en una zona del mundo que se derrumba.

image

EN EL NOMBRE DEL HIJO/ SOME MOTHER’S SON (1996) GÉNERO: DRAMA CARCELARIO. PAÍS: IRLANDA. DURACIÓN: 115’.

Dirección: Terry George. Guión: Terry George, Jim Sheridan. Intérpretes: Helen Mirren, Aidan Gillen, Fionnula Flanagan, David O’Hara, John Lynch, Ciarán Hinds, Tom Hollander, Gerard McSorley, Tim Woodward, Geraldine O’Rawe, Dan Gordon, Ciarán Fitzgerald, John Kavanagh. Fotografía: Geoffrey Simpson. Música: Bill Whelan.

Sinopsis: Una profesora lleva una vida tranquila a pesar del cruento conflicto que vive su amada Irlanda. Sus tres hijos son el centro de su vida. Un día, su existencia cambia abruptamente, cuando se entera de que su hijo Gerard ha sido capturado junto con un líder del IRA, el ejército de liberación irlandés…

Terry George, secundado por el gran Jim Sheridan, nos presenta este interesante drama social, basado en hechos reales, ocurridos en Irlanda del Norte, en medio del conflicto que vivió este país, a finales de los años setenta y comienzos de los ochenta.

La acción se inicia con la participación de Frank y Gerard, dos jóvenes terroristas, en un atentado. A causa de este hecho son capturados por las autoridades y condenados. Frank a cadena perpetua y Gerard a doce años de prisión.
En la cárcel, los dos muchachos se unen a un grupo de presos que luchan para que se les trate como a presos políticos. Luego de varios enfrentamientos con las autoridades, y como un mecanismo de presión para lograr sus objetivos, el grupo se declara en huelga de hambre. Sin embargo, si dentro de la prisión la lucha no cesa, afuera, en la calle, los familiares de los prisioneros, se enfrentan a las autoridades para reclamar una intervención justa, y lograr las reivindicaciones que aquellos persiguen.

En esta resistencia callejera, las madres de Eduard y Gerard, serán las principales protagonistas, dando ejemplo de beligerancia y compromiso. El amor por sus hijos, hará que las dos mujeres depongan sus diferencias políticas y se unan en pro de lograr mejores condiciones para los internos.
Para destacar, además del excelente guión, la puesta en escena, con una esmerada recreación de época. Igualmente el montaje paralelo, que nos permite conocer, simultáneamente, los sucesos que ocurren en la cárcel, y en la calle, e ir percibiendo la evolución de los personajes protagónicos.

En el apartado actoral, el director acierta en el casting, pues la elección de Helen Mirren, y la caracterización que ésta realiza como la madre de Gerard, suman a la película una gran dosis de realismo. Igual, podemos decir de Fionnula Flanagan, como la mamá de Frank. Espléndidos trabajos de estas insignes actrices.
“En el nombre del hijo”, una película que a pesar del tiempo, continúa vigente, y nos plantea múltiples reflexiones sobre el absurdo de la guerra. Un retrato honesto y respetuoso de un momento histórico. Interesante y necesaria.