ÚLTIMAS ÓRDENES

Por: Mario Arango Escobar.

image

FRED SCHEPISI

Nació en 1939 en Melbourne, Australia. Fue novicio de un monasterio marista que abandonó para bien del cine, a los 16 años. Se inició como director de comerciales para la TV, destacándose a fines de los 1970s y principios de los 80s con algunos dramas realizados con gran sensibilidad.

De su filmografía como realizador de largometrajes, son destacables los siguientes títulos:
“The Chant of Jimmie Blacksmith”(1978). Jimmie es un mestizo educado por un pastor metodista que vive en constante conflicto entre dos mundos muy distintos.
“Un grito en la oscuridad” / A Cry in the Dark (1988). Durante unas vacaciones en la montaña, los Chamberlain pierden a su hija Azaria, una niña de pocos meses. La madre le cuenta a la policía que durante la noche oyó ruidos y vio cómo un dingo (un perro salvaje australiano) entraba en la tienda de campaña y se llevaba al bebé. Como, a pesar de la minuciosa búsqueda llevada a cabo por la policía, el cuerpo de la niña nunca se encontró, la madre acabó siendo acusada de asesinato.

“Seis grados de separación” / Six Degrees of Separation (1993). Paul consigue introducirse hábilmente en el mundo de los marchantes de arte neoyorquinos Ouisa y Flan Kittredge, haciéndose pasar por el hijo de Sidney Poitier. Pero, antes de que empiece a desentrañarse el engaño de Paul, éste aporta a sus anfitriones mucho más que una simple anécdota para contar en sus fiestas: desencadena una serie de acontecimientos que alterará el curso de sus vidas para siempre.
“Últimas órdenes” / Last orders” (2001). Película presentada en nuestro cineclub.

“El foco de la tempestad” / The Eye of the Storm (2011). Elizabeth Hunter,una mujer de extraordinaria belleza, ejerce un férreo control sobre todo lo que la rodea: hijos, servicio, actos sociales; pero pronto tendrá que hacer frente al mayor reto de su vida: decidir el momento para morir.
“Leeciones de amor”/ Words and Pictures (2013). Comedia dramática sobre dos profesores: él de inglés y ella de arte, que sostienen dos puntos de vista diametralmente opuestos; se enfrentan en una especie de incruenta batalla para dirimir si son más importantes las palabras o las imágenes.

image

ÚLTIMAS ÓRDENES/LAST ORDERS (2001) GÉNERO: COMEDIA DRAMÁTICA. PAÍS: REINO UNIDO. DURACIÓN 109’

Dirección: Fred Schepisi. Guión: Fred Schepisi (Novela: Graham Swift). Intérpretes: Michael Caine, Bob Hoskins, Tom Courtenay, David Hemmings, Ray Winstone, Helen Mirren, JJ Feild . Fotografía: Brian Tufano. Música: Paul Grabowsky.

Basándose en una novela de Graham Wuift, el director Fred Schepisi, nos presenta esta nostálgica película en la cual acompañaremos a tres viejos amigos que se han reunido para cumplir el último deseo de su compañero que acaba de morir. Jack Dodd (Michael Caine), antes de fallecer ha expresado su anhelo de que, al dejar este mundo, sus cenizas sean esparcidas en el mar del puerto de Margate, una población de la costa inglesa donde pasó su luna de miel y donde tenía planeado vivir, una vez que se jubilara.

Para dar cumplimiento a la voluntad de Jack, los restantes integrantes del grupo, Ray (Bob Hoskins), Vic (Tom Courtenay) y Lenny (David Hemmings, emprenden el viaje hacia el lugar señalado. A ellos se une Vince (Ray Winstone), hijo de Jack. Durante el viaje cada uno recuerda los momentos compartidos con su entrañable amigo, sus bromas, sus secretos… Como se comprenderá, por el énfasis en los recuerdos, la narrativa está desarrollada prácticamente en base a recurrentes flashbacks, que magistralmente el director y guionista ensambla con el tiempo presente. Un recurso que sirve para darle cierto dinamismo al relato.

Las secuencias durante el viaje nos muestran, desde la óptica de cada uno de los personajes, cómo recuerdan a Jack, y ello nos permite conocer la idiosincrasia particular de todos ellos. De otro lado, es a partir de esas conversaciones que nos damos cuenta que además de estar unidos por la amistad, también hubo entre ellos resentimientos y disgustos. El hecho de que Amy (Helen Mirren), esposa del difunto, no haga parte de la caravana, le añade intimidad a la experiencia.

Un guión bastante bien logrado, en el que los personajes aparecen muy bien dibujados, y en que se ha mezclado de manera muy equilibrada, los momentos de drama y humor. De otro lado, se agradece que, a pesar de tratar un tema como la muerte, el director no incurra en un discurso sentimentaloide ni moralizante.

La banda sonora, a cargo del maestro Paul Grabowsky y la fotografía de tonos apagados, contribuyen de manera perfecta, a crear la atmósfera melancólica en la que sucede la historia.
Fred Schepisi, acierta en la elección del soberbio grupo de actores, todos representantes de la mejor tradición del cine británico. Todos, con actuaciones bastante bien logradas. Sobresalientes Helen Mirren y Bob Hoskins, que construyen unos personajes llenos de fuerza y humanidad, y que tan solo por disfrutar de sus apariciones en pantalla, vale la pena ver el film.
“Últimas órdenes”, una película de gran sencillez formal, que nos permite reflexionar sobre la vida y la muerte, y claro, sobre la verdadera amistad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s