EN MAYO PUEDES HACER LO QUE TE PLAZCA

Por: Mario Arango Escobar.

img_0576

CHRISTIAN CARION

Nació en 1963 en Cambrai (Francia). Después de estudiar ingeniería, se incorporó al Ministerio de Agricultura, sin dejar de cultivar una pasión por el cine, que surgió durante la adolescencia. Su encuentro con el productor Christophe Rossignon fue determinante.

Su debut como realizador ocurre en el año 2001, cuando presenta “La chica de París”/Une hirondelle a fait le printemps. Una joven informática decide abandonar su trabajo y el estilo de vida urbano para instalarse en el campo y hacerse agricultora. En su nueva vida tendrá que convivir con un viejo campesino bastante cascarrabias.

“Feliz Navidad”/ Joyeux Noël (2005). Basada en una historia real sucedida durante la Navidad de 1914, a principios de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), cuando en diferentes zonas del frente soldados alemanes, franceses y escoceses enterraron sus diferencias y sus muertos y celebraron la Nochebuena juntos.

“El caso Farewell”/ L’affaire Farewell (2009). Moscú, años 80, Guerra Fría. Defraudado por el régimen comunista, el coronel del KGB Serguei Grigoriev se propone derrocarlo. Se pone en contacto con el ingeniero francés Pierre Froment, al que proporciona información altamente confidencial que no tarda en llegar al propio Mitterrand, quien, a su vez, alerta al presidente Reagan sobre la existencia de una gigantesca red de espionaje gracias a la cual los soviéticos conocen hasta el más mínimo detalle de las investigaciones científicas, industriales y militares de los países occidentales. Pierre Froment se verá entonces implicado en un gravísimo asunto de espionaje que, además de sobrepasar su capacidad, pone en peligro su vida y la de toda su familia.

“En mayo puedes hacer lo que te plazca”/ En mai, fais ce qu’il te plaît (2015). Película que presentamos en nuestro cineclub.

img_0579

EN MAYO PUEDES HACER LO QUE TE PLAZCA/En mai, fais ce qu’il te plaît (2015) GÉNERO: DRAMA-NAZISMO. PAÍS: FRANCIA. DURACIÓN: 114’

Dirección: Christian Carion. Guión: Andrew Bampfield, Christian Carion. Intérpretes: August Diehl, Olivier Gourmet, Mathilde Seigner, Alice Isaaz, Matthew Rhys, Joshio Marlon, Thomas Schmauser, Laurent Gerra, Jacques Bonnaffé. Fotografía: Pierre Cottereau. Música: Ennio Morricone.

De nuevo, Christian Carion nos trae una película que indaga en su historia familiar. En esta oportunidad recurre a las vivencias de su propia madre para hablarnos del éxodo que tuvieron que enfrentar miles de franceses durante los oscuros días de 1940, en plena ocupación alemana.

La madre del director hace presencia en la película, encarnando a la maestra abnegada y valiente, a cuyo cuidado se encuentra el hijo de un soldado alemán que huye de los nazis y que debe sortear múltiples obstáculos para dar con el paradero del niño.
Estas dos subtramas están perfectamente ligadas con la del cineasta alemán y sus hombres, que periódicamente se dedican a filmar algunas escenas para luego manipularlas a su antojo y así tratar de mostrar la superioridad nazi sobre sus víctimas.

La película se inicia con imágenes en blanco y negro de la ciudad de Arras y algunos de sus habitantes, momentos antes de emprender la huida hacia Burdeos, para sobrevivir a la persecución nazi. Imágenes que le imprimen un tono documental al film.
La sensibilidad con la que el realizador francés aborda su historia, llega directamente al espectador, quien desde el primer momento se identifica con el dolor y el drama que viven los miles de desplazados. No obstante, Carion sabe equilibrar magistralmente el drama y la tragedia con momentos de gran ternura, e incluso, con toques de fino humor.
Tanto la narrativa como el apartado visual, con sus grandes planos generales que captan la enorme belleza de la campiña francesa, nos remiten al cine de los grandes maestros del cine norteamericano. Concretamente, la presencia del John Ford, de “Uvas de la ira” es innegable.

El trabajo de fotografía, a cargo de Pierre Cottereau es digno de todo elogio, por el cuidado en las composiciones, por el manejo de la luz, y por la forma de captar el drama de los personajes. La recreación de la época, igualmente notable.
Uno de los grandes aciertos de esta película, sin duda lo es la banda sonora. El gran maestro Ennio Morricone, hace gala de su ya reconocido talento para crear una melodía que se adapta perfectamente a la atmósfera melancólica propuesta por el director. Igualmente apropiadas y bellas la selección de canciones de la época, en la cual destaca la interpretada por la incomparable Édith Piaf.

En cuanto al grupo de actores, habría que decir que tanto protagonistas como figurantes, cumplen a cabalidad con sus respectivos papeles. Para destacar la actuación de Olivier Gourmet que da vida a Paul, el alcalde, quien debe conducir, sabiamente la caravana de emigrantes. A su lado, Joshio Marlon que representa al pequeño Max, en un papel lleno de encanto y emotividad.

Algunas escenas para el recuerdo. Las realistas e impresionantes tomas de los tanques alemanes a través de los campos cultivados y el ataque aéreo sobre los caminantes.
Finalmente decir que la película que presento es un apreciable homenaje a todos los hombres, mujeres y niños que protagonizaron esta Diáspora. Un tema que nos remite y nos debe sensibilizar sobre la situación de los miles de emigrantes de una Europa que se ha olvidado de su pasado. Necesaria y sentida película.

 

 

 

 

 

 

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s