EL PORVENIR

Por: Mario Arango Escobar.

img_0694

MIA HANSEN LOVE

Nació en 1981, en París. Hija de un matrimonio de profesores de filosofía. Debuta en la pantalla grande como actriz a las órdenes de Olivier Assayas en su película “Finales de agosto, principios de septiembre”. Contaba con apenas 17 años cuando se inició el rodaje, y fue allí donde descubrió su vocación profesional. Después de esta experiencia decide estudiar cine en el Conservatoire d´Art Dramatique du 10ª Arrondissement de París. Posteriormente, mientras se iniciaba como realizadora, hizo parte de la revista Cahiers du Cinema.

En 2007 dirige su primer largometraje, “Todo está perdonado”/ Tout est pardonné, Victor, su mujer Annette y su hija Pamela están a punto de abandonar Viena para trasladarse a París. Annette quiere creer que Viena ejerce sobre Victor una influencia negativa que consume sus energías. Ciega de amor, prefiere culpar a la ciudad antes que a él. Que sea un irresponsable que desaparece días y noches enteros, es para ella motivo de dolor, pero conserva la esperanza de que algún día recupere la cordura y la vida conyugal se estabilice. Sin embargo, en París la situación empeora definitivamente: Victor se enamora de una joven drogadicta con la que vive sumergido en paraísos artificiales. Once años después, Pamela, que ya tiene tiene 17 años, busca a su padre e intenta comprenderlo.

“El padre de mis hijos”/ Le père de mes enfants. (2009). Grégoire Canvel tiene todo lo que se puede desear: una esposa a la que ama, tres hijas encantadoras y un interesante trabajo como productor de cine, al que dedica la mayor parte del tiempo y todo su esfuerzo. Pero su prestigiosa productora, está al borde de la quiebra. Tantas producciones, riesgos y deudas anuncian la llegada de una tormenta. Merecedora del premio especial del jurado en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes,

“Un amor de juventud”/ Un amour de jeunesse 2011). Primavera de 1999. Camille, de quince años, y Sullivan, de 19, viven un amor apasionado, pero él partirá para Sudamérica, dejando a Camille dolorida y desesperada. Años más tarde, Camille, que forma una sólida pareja con Lorenz, volverá a encontrarse con Sullivan.
Edén / Eden (2014). Inspirada en la historia de su hermano, la cinta habla de la búsqueda, de la felicidad, de la madurez, de los cambios y del paso del tiempo.
“El porvenir”/L’avenir (2016) presentada en nuestro cineclub.

img_0696

EL PORVENR/ L’AVENIR (2016) GÉNERO: DRAMA. PAÍS: FRANCIA. DURACIÓN: 100’

Dirección y guión: Mia Hansen-Løve. Intérpretes: Isabelle Huppert, Edith Scob, Roman Kolinka, André Marcon, Sarah Le Picard, Solal Forte, Elise Lhomeau, Lionel Dray, Marion Ploquin . Fotografía: Denis Lenoir. Música: Alex North.

La joven y talentosa directora francesa Mia Hansen-Løve, continúa insistiendo en su historia personal, puntual de su corta pero brillante filmografía. En esta oportunidad evoca la figura de su madre en la persona de Nathalie, protagonista de la película que hoy presento.
Nathalie (Isabelle Huppert) es una destacada profesora de filosofía, ya entrada en la madurez, con una vida completamente organizada. Un día recibe la inesperada noticia que su esposo ha decidido abandonarla, después de 25 años de un matrimonio estable, para ir en pos de otra mujer. Esta ruptura es tan solo el comienzo de una serie de pérdidas que Nathalie deberá asumir, y a partir de las cuales deberá empezar a construir una nueva vida…

La película se inicia con la imagen de Nathalie, su esposo Heinz (André Marcon), y sus dos hijos, que finalizan sus vacaciones en Bretaña, y dedican un momento para visitar la tumba del escritor René Chateaubriand. Un prólogo que se torna premonitorio de lo que sucederá, pues resulta paradójico que una historia cuyo título habla de porvenir, se inicie con una escena que remite a la muerte…
Luego de una elipsis temporal, la narrativa de la película nos lleva a la cotidianidad de Nathalie, a sus clases de filosofía en el Instituto, a su rutinaria y agotada vida en pareja. Seremos testigos de cómo pasan sus días, de cómo sus certezas personales y profesionales se derrumban. La muerte de su madre, el abandono de su esposo, la distancia cada vez más evidente de sus hijos…Pero Nathalie, a pesar de todo, se resiste a sucumbir, y una vez que se siente sola, sin compromisos, se descubre también una mujer libre.

Cada uno de estos quiebres, cada uno de estos momentos del paulatino descenso emocional de Nathalie son narrados por Hansen Løve con gran sutileza y humanismo. La directora bucea en el universo afectivo de la protagonista para dejarnos entrever su fragilidad, especialmente en esas noches, cuando el único soporte al que aferrarse es Pandora. Pero Hanse Løve, fiel a su estilo, evita redundar en el sentimentalismo, dejando las lágrimas y el dolor para el fuera de campo.
“El porvenir” es una película esplendida. Y ello se debe a la conducción inteligente de una directora que sabe cómo utilizar el lenguaje del cine. Pero también, y en gran medida al acierto de elegir a Isabelle Huppert para el papel protagónico. Ella, como pocas, tiene la capacidad de expresar tanto con una sola mirada. La actriz francesa, huérfana de Chabrol, demuestra que su interpretación, elegante y contenida, enlaza y dota de intensidad toda la historia.

Otro elemento primordial dentro de la película es su banda sonora. Por un lado, esos silencios… Silencios del desencanto y la desilusión, rabiosamente elocuentes, acompañados de esos parajes donde el recuerdo de días felices es más que una despedida. Y la música, a cargo del compositor Alex North, con esa compilación de canciones inolvidables en las que destacaría la ópera “Auf dem Wasser zu singen” (Schubert), que subrayan el clímax dramático de la historia. Al final, como colofón emocional la directora nos deja con la preciosa “Unchained Melody”.

“El porvenir”, una película intimista que nos pone de presente el paso inexorable del tiempo, y su incidencia, más allá de la piel. Una reflexión sobre esa época particular de la vida en la cual todo parece seguro, sin embargo, tarde descubrimos que nada es absolutamente seguro y menos, el tiempo por venir. Imperdible.

Premios
2016: Festival de Berlín: Oso de Oro. Mejor director: Mia Hansen-Løve.
2016: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actriz (Huppert).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s