LUZ DE LUNA

Por: Mario Arango Escobar.

IMG_0909

BARRY JENKINS

Nació en 1979, en Miami (Estados Unidos). Cuando tenía doce años muere su padre. Este se había separado de su madre creyendo que Jenkins no era su hijo biológico. Durante su infancia, Jenkis fue criado en apartamentos pequeños por una mujer y realizó sus estudios en Miami Northwestern Senior High School.
“Medicina para la melancolía”/ Medicine for Melancholy (2008). Una particular historia de amor que tiene como escenario a San Francisco. El film sigue a una pareja de jóvenes negros, en su viaje a través de la ciudad de California, explorando las calles, así como la posibilidad de una relación más profunda entre ellos.

IMG_0915

LUZ DE LUNA”/ MOONLIGHT (2016). GÉNERO: DRAMAHOMOSEXUALIDAD. PAÍS: ESTADOS UNIDOS. DURACIÓN: 111′

Dirección: Barry Jenkins. Guión: Barry Jenkins (Historia: Tarell Alvin McCraney). Intérpretes: Trevante Rhodes, Naomie Harris, Mahershala Ali, Ashton Sanders, André Holland, Alex R. Hibbert, Janelle Monáe, Jharrel Jerome, Shariff Earp, Duan Sanderson, Edson Jean. Fotografía: James Laxton. Música: Nicholas Britell.

Barry Jenkins, nos presenta su versión cinematográfica de la obra teatral, escrita por Alvin McCRaney, In Moonlight Black Boys Look Blue (a la luz de la luna los chicos negros parecen azules). En ella se nos narra la historia de Chiron, un niño negro, que se descubre diferente. Situación que sus compañeros de juego y colegio también advierten y por ello Chrion será objeto de burlas y de hostilidades.

El entorno familiar de Chiron está marcado por la ausencia del padre, el tráfico y consumo de drogas, una madre, adicta empedernida, que además se prostituye, y para quien no importa lo que ocurra con su hijo.

Afortunadamente, para Chiron, aparece en su vida Juan (Mahershala Ali), quien domina el mercado de droga del sector y que, junto con su novia Teresa (Janelle Monáe), se convierten en su familia sustituta, y le brindan acogida y afecto.

El film está estructurado en tres partes que coinciden con tres etapas en la vida del protagonista: infancia, adolescencia y adultez; cada una de ellas separadas por el acertado manejo de la elipsis, donde importa tanto lo que se nos cuenta como lo que se sugiere. En la primera, como ya se dijo, veremos a Chiron lleno de miedo, de interrogantes sobre su sexualidad, pero con la compañía salvadora de Juan, que marcará su desarrollo futuro.

Luego vendrá la adolescencia con el descubrimiento del sexo y la atracción manifiesta por Kevin, su compañero de infancia, que también es gay.

Finalmente, está Chiron, adulto, empoderado en su papel de amo y señor del mercado de las drogas. Escondido en un cuerpo de hombre rudo, pero con el recuerdo nítido de ese amigo al que le abrió su alma y su intimidad.

Jenkins sorprende por la sensibilidad para narrar este drama, que según expresa, contiene varios elementos de su propia vida y acierta con la construcción realista de personajes. Unos personajes que parten de los estereotipos, pero que el director los humaniza y transforma en seres que, además de su envoltura, poseen una personalidad que los diferencia.

Algo similar ocurre con los sentimientos de quienes viven la historia. El director los devela con una gran dosis de poesía y sobriedad. Jenkins evade lo artificioso. Su interés no está en procurar la lágrima fácil y más bien se concentra en la mirada, los gestos, los silencios…

En el apartado técnico, sobresale el magnífico trabajo del fotógrafo James Laxton, que se constituye en un complemento perfecto para la historia. De otro lado, tenemos la banda sonora, que acentúa el tono dramático de las secuencias que acompaña. Punto aparte para la hermosa interpretación de Cucurrucucú paloma a cargo de Caetano Veloso.

En cuanto al grupo de actores. Mahershala Ali como Juan, demuestra con suficiencia por qué es considerado uno de los grandes actores afroamericanos del momento, con una interpretación bastante convincente que le valió la nominación como mejor actor secundario en los recientes Premios Oscar.

Por su parte, los tres actores que dan vida a Chiron en sus diferentes momentos (Alex R. Hibbert, Ashton Sanders y Trevante Rhodes) nos brindan unas actuaciones extraordinarias, llenas de matices, que le otorgan solidez y verosimilitud al film.

Escenas para el recuerdo. Al inicio, cuando Juan encuentra a Chiron que se ha escondido en una destartalada caseta, para evadir el acoso de sus compañeros.

Cuando Chiron, regresa de Atlanta, para encontrarse con su viejo amigo y vemos a un grupo de niño en la playa, todos azules, felices, mientras la voz de Caetano Veloso, nos remite al cine de Wong Kar-Wai, uno de los directores que Jenkis más admira.

El plano final, Kevin y Chiron en un abrazo lleno de significado que sirve de colofón perfecto a esta hermosa película.

Con “Luz de luna”, Barry Jenkis, nos habla de una dura realidad, que también fue suya: ser gay, y además negro. Con su poética mirada nos ha regalado una bella película que permanecerá en todo espectador sensible. Imprescindible.

Premios
2016: Premios Oscar: 8 nominaciones, incluyendo Mejor película y director.
2016: Globos de Oro: Mejor película drama. 6 nominaciones, inc. Mejor director.
2016: Premios BAFTA: 4 nominaciones, incluyendo Mejor película.
2016: American Film Institute (AFI): Top 10 – Mejores películas del año.
2016: National Board of Review (NBR): Mejores 10 películas, director y actriz secundaria (Harris).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s