TREN MISTERIOSO

Por: Mario Arango Escobar.

0B4B6D7C-FFA6-4182-B65B-8A2136C37690-7003-00000B9443A69F8A

TREN MISTERIOSO/ MYSTERY TRAIN (1989) GÉNERO: DRAMACOMEDIA. PAÍS: ESTADOS UNIDOS. DURACIÓN: 105

Dirección y guión: Jim Jarmusch. Intérpretes: Masatoshi Nagase, Youki Kudoh, Nicoletta Braschi, Cinqué Lee, Screamin’ Jay Hawkins, Elizabeth Bracco, Tom Noonan, Steve Buscemi, Tom Waits, Rick Aviles, Joe Strummer. Fotografía: Robby Müller. Música: John Lurie.

El director estadounidense continúa explorando en el vacío existencial de sus personajes, y en el devenir del tiempo. En esta oportunidad, construye tres historias independientes que suceden en la ciudad de Memphis, y que tienen como elemento común la figura del gran Elvis Presley.

La primera historia, “Lejos de Yokohama”, sigue a una pareja de jóvenes japonés, Jun (Masatoshi Nagase) y Mitzuko (Youki Kudoh), que viajan a la ciudad norteamericana para visitar la casa del legendario músico y el Estudio Sun, donde éste realizó sus grabaciones.

En el siguiente relato, “El fantasma”, una mujer italiana, Luisa (Nicoletta Braschi), acompaña a su difunto esposo de regreso a su país. Debido a un contratiempo inesperado, debe pasar la noche en Memphis. Allí se hospeda en un hotel, donde recibe la visita del fantasma del ídolo musical.

Finalmente, en “Perdidos en el espacio”, encontramos a tres malandrines: Johnny (Joe Strummer), Will Robinson (Rick Aviles) y Charlie (Steve Buscemi), quienes al robar una licorería, son heridos y golpeados, y deben refugiarse en el hotel (donde también están los personajes de las otras historias) para evadir la acción de la policía.

Jarmusch, fiel a su particular estética, construye esta nueva propuesta con elementos cada vez más sutiles y elaborados. Alejado de la narrativa tradicional, su interés se centra en las conversaciones intrascendentes de los personajes, en los silencios, en las miradas…De nuevo insiste en su habitual ritmo pausado, y en esa mezcla perfecta de ironía y humor.

Además de la “presencia” de Elvis Presley, que se siente en todos los lugares que recorren los personajes, las tres historias están conectadas por algunos elementos comunes. Como ya se dijo, el ruinoso hotel donde se refugian todos los protagonistas. La vía del ferrocarril, cercana al hotel, por la que constantemente circula el tren. Y por último el disparo que se escucha en la madrugada.

Algo que llama la atención, es la mirada con la que el director capta la ciudad de Memphis. No encontraremos la urbe idealizada, en la cual los grandes nombres del rock and roll (entre ellos Elvis Presley) grabaron sus canciones. La Memphis que Jarmusch nos muestra es una ciudad totalmente decrépita y en ruinas. Una versión que puede interpretarse como el símil de una sociedad decadente, donde no es posible encontrar el anhelado “sueño americano”. Ni aún el color, que el director retoma en este film, contribuye a iluminar la atmósfera de esta ciudad que agoniza en la sombra.

Recordemos que Jarmusch es un melómano total. En este film esta pasión por la música es evidente. El mismo título alude a una canción de Elvis Presley, que unida a la nostálgica “Blue Moon” (también en la voz del Rey), sirven de contrapunto a la cadenciosa voz de Tom Waits, que se escucha en la radio. En conjunto una extraordinaria selección de melodías musicales que contribuyen a crear ese clima melancólico que permea todo el film.

La fotografía, a cargo de Robby Müller recoge en bellas imágenes, que recuerdan la pintura de Edward Hoper, esa sensación de abandono y soledad, tanto de la ciudad musical, como de los erráticos personajes.
Excelente la dirección de actores. Para destacar, en el apartado de las interpretaciones que están a cargo de la pareja conformada por Masatoshi Nagase y Mitzuko Youki Kudoh que protagonizan el primer relato.

Escenas para el recuerdo. La que tiene lugar en el segundo episodio, y que se desarrolla en un bar, cuando la turista italiana es abordada por un hombre que dice tener un objeto personal de Elvis, especialmente para ella.
Inolvidable, la aparición del fantasma de Elvis, también en el segundo episodio.
Con “Tren misterioso” Jarmusch avanza en la consolidación de su propuesta artística, realizando una película aparentemente sencilla, pero llena de elementos para el análisis y la reflexión. Imperdible!

Premios
1989: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película).
1989: Premios Independent Spirit: 7 nominaciones incluyendo Mejor película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s