YO, DANIEL BLAKE

Por: Mario Arango Escobar.

2756DCD3-B34B-48F7-8269-64C8FE46846F

KEN LOACH

Nació en 1936 en Nuneaton, Warwickshire (Inglaterra). Su primer medio de expresión fue el teatro, actividad con la que tomó contacto en Oxford mientras estudiaba Derecho, allí sería presidente del Club de Teatro Experimental. Después de un breve período ejerciendo la abogacía, se unió a una compañía de teatro. Su primer largometraje “Poor Cow” lo realiza en 1967, con el que daría muestras de un estilo hiper-realista. La película cuenta con guión de su autoría y narra los devaneos sexuales de la mujer de un convicto.
En 1960 comenzó a trabajar para la BBC y se ganó una reputación como director de series. También escribiría el guión de “Kes” (1969), su siguiente trabajo, que nos cuenta la historia de un muchacho que vive en un pequeño pueblo minero. No va bien en la escuela y comete pequeños hurtos que le reportan algo de dinero. Un buen día, encuentra un pequeño halcón y, lleno de entusiasmo, decide cuidarlo hasta que consiga volar…

“Vida de familia” (1972). Janice está embarazada, y sus padres, con la excusa de que no está preparada para ser madre, la presionan para que aborte. Tal decisión no hará más que agravar sus problemas psíquicos, hasta tal punto que acabará internada en un centro de salud mental. Allí se somete, a una terapia de grupo, que será suspendida por la burocracia hospitalaria, por lo que se le aplicará un tratamiento más tradicional, a base de fármacos y electroshock. Los reproches de sus padres durante las visitas contribuyen a empeorar su situación.
“El guardabosques” /The Gamekeeper (1980) Un año en la vida de un guardabosque. Su relación con la gente y sus dificultades en la crianza de faisanes, luchando contra los depredadores y los cazadores furtivos. Con él veremos también, todas las cosas buenas que ofrece la vida en relación con la naturaleza… aunque se verá enfrentado a la presión repentina de ciertas personas que llegan para perturbar la paz.
“Miradas y sonrisas”/ Looks and Smiles (1981) Mick, de diecisiete años, no consigue encontrar trabajo. Se le ocurre entonces alistarse en el ejército, pero sus padres se oponen radicalmente. Mientras tanto empieza a salir con la dependienta de una zapatería.

“Agenda oculta”/ Hidden Agenda (1990) Irlanda del Norte, a comienzos de los años ochenta. Paul Sullivan e Ingrid Jessner, dos abogados norteamericanos que luchan en favor de los derechos humanos, se encuentran en Belfast investigando cuál es el trato que reciben los presos del IRA. Cuando reciben una información comprometedora para el Gobierno Thatcher, Paul es asesinado y, además, desaparece una cinta con información altamente secreta. El inspector que se encarga del caso, el inglés Kerrigan, colaborará con Ingrid para investigar los hechos. Premio Especial del Jurado en Cannes.
“Riff-Raff” (1991). Drama social, sazonado de amor y humor, sobre las clases trabajadoras. Un joven obrero recién salido de la cárcel consigue trabajo en Londres en una empresa de la construcción. En la capital británica se enamora de una joven cantante adicta a las drogas. Mejor película en los premios del Cine Europeo. Premio de la Crítica en Cannes. El proletariado será a partir de ahora la constante del cine de Loach.

“Lloviendo piedras”/ Raining Stones (1993) Bob, trabajador en paro, vive con su mujer y su hija en un barrio pobre del norte de Inglaterra. Aunque su situación económica es muy precaria, fiel a las tradiciones católicas, hará lo que sea necesario para que su hija lleve un bonito vestido el día de su Primera Comunión. Festival de Cannes: Premio Especial del Jurado.
“Ladybird, Ladybird” (1994). Maggie tiene cuatro hijos, todos de distintos padres y que, debido al violento ambiente familiar, están a cargo de los servicios sociales británicos. Cuando Maggie conoce a Jorge, un refugiado hispanoamericano, vislumbra la posibilidad de rehacer por fin su hogar. Sin embargo, su pasado sigue atormentándola. Una vez involucrada en la burocracia de la asistencia social, le resultará muy difícil conseguir la custodia de sus hijos, pero Maggie no se da por vencida.

“Tierra y libertad” (1995). Película sobre la guerra civil española. Premios del Cine Europeo: Mejor película.
“Mi nombre es Joe”/ My Name is Joe (1998). Historia de dos treintañeros, un alcohólico y una trabajadora social, que inician un tormentoso romance. Ilustra con maestría los altibajos, los cuerpos reales -y no los divinizados por la pantalla-, las dificultades del amor cuando no están cubiertas otras necesidades básicas -físicas o psicológicas.
“Pan y rosas”/Bread and Roses (2000). El director británico se introduce en la lucha de clases para denunciar la explotación de los inmigrantes ilegales mexicanos, en la ciudad de Los Angeles.
“El viento que agita la cebada”/The wind that shakes the barley , un filme sobre el conflicto de la independencia de Irlanda en el que se narra con crudeza la represión de las tropas inglesas y que fue premiado con la Palma de Oro en el Festival de Cannes.
Tomado de: http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=loach-ken

7755E7B8-0A32-4EF3-BB4E-386A968CFD8C

YO, DANIEL BLAKE/ I, Daniel Blake (2016) GÉNERO: DRAMA SOCIAL. PAÍS: REINO UNIDO. DURACIÓN: 100’

Dirección: Ken Loach. Guión: Paul Laverty. Intérpretes: Dave Johns, Hayley Squires, Briana Shann, Dylan McKiernan, Kate Rutter, Sharon Percy, Kema Sikazwe, Steven Richens, Amanda Payne. Fotografía: Robbie Ryan. Música: George Fenton.

El veterano maestro Ken Loach, la voz más crítica del denominado cine social inglés, nos introduce en el laberinto de los sistemas de salud contemporáneos, para que seamos testigos excepcionales del caos en que están atrapados.

Para acercarnos al drama que viven miles de usuarios, el director británico se sirve de Daniel Blake (Dave Johns), un carpintero próximo a jubilarse, que acaba de sufrir un accidente, motivo por el cual su médico le prohíbe trabajar hasta tanto no se recupere completamente.

Para acceder a los servicios de salud, y obtener los beneficios previstos en caso de incapacidad laboral, nuestro protagonista se verá inmerso en una intricada red de normas y empleados de segunda, que parecen existir para hacer que el sistema sanitario sea inoperante.

En este laberinto burocrático, que Blake debe recorrer para tratar de obtener algún recurso, conoce a Katie (Hayley Squires), una madre soltera con dos hijos, que también se encuentra desamparada. Daniel se compadece de la situación de esta mujer y trata de ayudarla en lo que puede. Con el paso de los días, se establece entre ellos una relación paterno-filial, que compensa las carencias económicas de ambos.

Daniel Blake, nuestro protagonista, no conoce el manejo del computador, y sin embargo (prueba de la distancia del sistema frente a los usuarios), se le ordena realizar una serie de trámites, a través de la web. La norma y los protocolos siempre primero que la persona.

Como ya es habitual en su cine, Loach, con gran sencillez formal, pero con una gran ternura por sus personajes, nos involucra, con total realismo, en el drama de miles de seres humanos, que a diario, deben luchar por tener acceso a los servicios de salud, de manera digna. Una situación que no solo afecta a los habitantes del llamado Tercer Mundo, pues la historia que Loach nos presenta, ocurre en la ciudad inglesa de Newcastle.

A través de esa narrativa escueta, desprovista de artificios, que caracteriza su filmografía, el realizador británico, hace que hasta el espectador más indiferente, termine conmovido con la tragedia de Daniel y Katie. Y ello, gracias a la magnífica construcción de ambos personajes, obra del guionista Paul Laverty, habitual en el cine de Loach.

No obstante, Loach, como gran maestro, no se queda solo en la denuncia. A través de la relación de la pareja protagónica, nos muestra cómo, en medio de la adversidad, puede florecer la solidaridad entre los seres humanos,

La fotografía del maestro irlandés Robbie Ryan, con iluminación cercana al documental, y en tonos opacos, se ajusta perfectamente al tema narrado en la película.

Sobresaliente la dirección de actores, mediante la cual el realizador logra unas interpretaciones magistrales. Y lo hace permitiendo que los intérpretes sean ellos mismos. Dave Johns es un comediante y actor de la televisión inglesa que realiza una caracterización de Daniel Blake, realmente memorable. Hayley Squires, quien encarna a Katie (además de actriz de teatro es dramaturga), asume con gran profesionalismo su rol.
En cuanto a los secundarios, también debo decir que cumplen de manera precisa con sus respectivos papeles, y todos contribuyen a darle credibilidad a la historia.

Escenas para el recuerdo. La que tiene lugar en el Banco de alimentos, donde Katie, llega al límite de su desesperación…

“Yo, Daniel Blake”, un film en el que Ken Loach, fiel a su interés en denunciar las aberraciones de la burocracia inglesa, nos presenta esta crítica mordaz a los actuales sistemas de salud. A las precarias condiciones de los más desfavorecidos, y a la indiferencia del Estado. Una temática universal y vigente. Un cine que se hace cada vez más necesario.

Premios

2016: Festival de Cannes: Palma de Oro.
2016: Premios BAFTA: Mejor film británico. 5 nominaciones.
2016: Premios Goya: Nominada a Mejor película europea.
2016: Premios César: Mejor película extranjera.
2016: Premios David di Donatello: Mejor film de la Unión Europea.
2016: Premios del Cine Europeo: 4 nominaciones, incluyendo Mejor película.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s